Verano con internet en la maleta - Nobbot

Verano con internet en la maleta

Por fin llega el azul, ese momento tan esperado de bicicletas, helados, crema solar, gafas polarizadas, enseñar cachete, arena en los pies, sandía, granizados… Esos días eternos en los que la vida es  incontenible: ¿Qué quieres? Un vinito… Pues venga ese vinito. ¿Que hoy te has levantado con ganas de contemplar un atardecer? Pues a esperar, que se ha parado el reloj del mundo.

Cine, risas, encuentros, el azahar y el azar, el niño bajo la sombrilla, verte dormir a pierna suelta sabiendo que no tendré que despertarte temprano; el Sol en mi espalda, el Sol en tu brazo, los besos y lo que no son besos, el amor a la sombra, tus ronquidos. Me siento millonaria de horas, sin tener que concederle a nada ni a nadie un minuto de mi vida, de nuestra vida.

Beatriz Mora
Beatriz Mora

Pero siempre, al iniciar mis vacaciones, me tienta la idea de desconectarme del mundo, de huir sin dejar rastro. ¿A quién quiero engañar? Foto arriba y foto abajo, mensaje para los que aún no se han ido de vacaciones (que sean felices, que todo les vaya bien, que ya me contarán, que ya les contaré), una divertida app, las hermosas imágenes que comparte un desconocido (ropa blanca sobre un fondo multicolor, sandalias de esparto, platos espectaculares), el nuevo grupo de whatsapp y esa canción que me provocó emociones que puedo revivir con sólo pulsar el play. Bendito teléfono, te vienes conmigo para capturar esos momentos que vendrán y conservaré en tu memoria que también es la mía.

Decidido: hay espacio para ti en mi maleta.

Si queréis conocer más a la autora de este artículo, clicad aquí.