El televisor dejó de ser la caja tonta y estas aplicaciones lo demuestran - Nobbot

El televisor dejó de ser la caja tonta y estas aplicaciones lo demuestran

Hace años que el televisor dejó de ser ese «aparato eléctrico que recibe y reproduce imágenes y sonidos transmitidos por televisión». De hecho, hoy podemos decir que un televisor, una smart TV para más señas, es un generador de contenidos en sí mismo, un portal desde el que gestionar distintas suscripciones y disfrutar de la vanguardia del ocio.

Hemos estado analizando las tendencias de los principales editores del mercado en busca de la usabilidad total, de la máxima comodidad, y hemos llegado a una conclusión: el televisor tiene muy poco de caja tonta. ¿Estás sacándole todo el provecho que ofrece?

ES UN PC FUNCIONAL

Comencemos por convertir al televisor en una segunda pantalla y manejar sus elementos con el mando a distancia. Es decir, realizar algunas tareas similares a las que podríamos hacer con el PC, pero sin levantarnos del sofá: gestionar redes sociales, consultar correo, realizar una videoconferencia mediante Skype, etcétera.

Seguramente ya conozcáis TeamViewer. Hemos hablado de ella en más de una ocasión. Y es que nos encanta: eso de usar algunas aplicaciones del sistema sin tener que andar configurando el firewall ni abriendo puertos, todo de forma automatizada, es maravilloso.

Esta aplicación suele estar vinculada a las tablets o sistemas usados para ser el espejo del original, pero desde que los televisores incluyen procesadores, como Android TV, ahora podemos ver y gestionar nuestras carpetas desde la TV. Se puede integrar desde Android QuickSupport en los sistemas Smart TV de Philips. Es ideal para, por ejemplo, configurar programas de televisión para tus hijos o activar remotamente la grabación de una emisión. O ver las fotos y pelis que tengas alojadas en tus discos duros.

TAMBIÉN ES UN NAVEGADOR

Por supuesto, como todo PC, también cuenta con su navegador. En los sistemas LG, por ejemplo, tan solo hay que acceder al icono ‘Home’ desde el Magic Remote, después hacer click sobre las tres líneas horizontales y después en la app ‘Navegador Web’. Algunos siguen trabajando con Opera, otros incluyen Google Chrome; en cualquier caso, casi todas las televisiones permiten navegar por internet sin la mayor traba.

Para el resto de televisores la configuración es muy parecida. Eso sí, antes has tenido que configurar tu red, para poder acceder a Internet. En los televisores Sony, por ejemplo, los pasos a dar son muy fáciles: una vez te diriges desde el menú a “ajustes”, debes ir a Red > Diagnosticar servidores de red > Configurar las conexiones de internet > y seleccionar el tipo de conexión.

Te recomendamos que simplemente accedas a tu red WiFi doméstica (inalámbrica), y el resto de configuraciones se realizarán de forma automática. Una vez hayas establecido conexión y realices una prueba de lectura de IP, ya podrás guardar los ajustes.

Y UN VIDEOCLUB INTERACTIVO

Netflix, Wuaki, Amazon Prime Video, HBO España, Filmin, los mismísimos conciertos de la Berliner Philharmoniker… ¿Nos falta alguna? Seguramente hayas oído hablar de estos nombres y hayas visto los iconos de sus respectivas aplicaciones. Si tienes contratado alguno de estos servicios de streaming, la mayoría cuenta con aplicaciones nativas para tu televisor inteligente, de forma que solo tendrás que loguearte con tus credenciales y ya podrás disfrutar de las mismas herramientas que en tu ordenador o smartphone.

Aunque si no dispones de la aplicación nativa, por razones de incompatibilidad o software, basta con que dispongas de un puerto HDMI libre y un Chromecast. Esta herramienta se sincroniza con tu navegador —siempre y cuando uses Chrome, aunque existen alternativas que también soportan la emisión de contenido— y podrás enviar lo mismo que estás viendo, en modo pestaña, o el contenido que estás reproduciendo.

Google ha ido ampliando su juguete pero sus funcionalidades son idénticas: una vez contamos con ambos aparatos dentro de la misma red, pulsando sobre el icono de la imagen y “mostrar en otra pantalla” veremos en la TV todos y cada uno de los servicios que tengamos contratados y sean compatibles con nuestro PC. Incluido servicios como PLEX Media Server.

ADEMÁS DE SER UNA CONSOLA

Los videojuegos se antojaban el último horizonte por conquistar. Si bien podíamos hacer uso del amplio margen de aplicaciones disponibles en la Play Store o incluso recurrir a aparatitos como Nvidia Shield, aún nos faltaba esa oportunidad de jugar a nuestra librería desde la propia tele, sin conectar nada.

Eso mismo están ofreciendo las nuevas Samsung QLED: gracias a la aplicación nativa en su servicio Steam Link, nos ahorra tener que adquirir el hardware original. Hasta ahora, la única forma de conectarnos a la cuenta de Steam y jugar en la televisión era mediante largos cables o haciendo uso de este aparato físico. Gracias a la app y la potencia de los nuevos televisores, nos evitamos un paso y arrancamos nuestros juegos favoritos directamente desde la app, realizando streaming desde nuestro PC.

Además, la última actualización añade compatibilidad con los mandos de Xbox 360, Xbox One, Logitech F510 y Logitech F710. Que nadie te diga que no puedes jugar delante de “la caja tonta”.

O HASTA UN MARCO DIGITAL

Tanto para ver fotos como para convertir la pantalla en una pinacoteca interactiva, como pudimos ver recientemente en la IFA 2017, nuestra televisión puede convertirse en un poderoso elemento decorativo que nos recuerde las últimas vacaciones o las mejores postales del planeta.

Incluso usando el propio Chromecast podemos sincronizar nuestras carpetas fotográficas —y usando la app LocalCast, hacerlo también desde el móvil— y ver una presentación en carrusel, sin necesidad de tocar ningún botón. De esta forma convertiremos nuestra TV en un interesante elemento decorativo. Y ya sabes, si quieres editar las fotos, tan solo tendrás que recurrir a las aplicaciones compatibles, como el citado TeamViewer.

Y, CÓMO NO, UN CINE EN CASA

Ahondemos un poco más en el concepto del videoclub y vayamos hasta su máxima expresión: la sala de cine. Los televisores actuales apuestan por nuevos protocolos de visualización, como HDR, Dolby Vision, Ultra HD y protocolos de audio como Dolby Atmos.

Cada día, la televisión se transforma en un verdadero centro multimedia sin necesidad de añadidos. En su interior albergan procesadores más eficaces y capaces de hacer uso de un ancho de banda mayor, capaces de comunicarnos con nuestros smartphones, altavoces o consolas de forma inalámbrica.

Tómate tu tiempo en conocer a fondo tu TV porque puede darte una grata sorpresa. Sin necesidad de adquirir nuevos gadgets te encontrarás con un sistema que abarca mucho más que la TDT y los habituales canales de la parrilla nacional.

En Nobbot | Del smartphone al televisor: cómo duplicar la pantalla

Imágenes | Sony, Panasonic, Samsung, Pexels (portada)