Raquel Roca: “Empresas y profesionales deben adaptarse a un mundo líquido” - Nobbot

Raquel Roca: “Empresas y profesionales deben adaptarse a un mundo líquido”

Raquel Roca es periodista, o hasta ahora eso creía. Y es que tras una larga carrera por diferentes medios de comunicación y después como conferenciante y profesora en  escuelas de negocios en nuevas tecnologías y marca personal, ahora es embajadora en nuestro país del movimiento #Knowmads.

Si nunca has escuchado este “palabro”, John Moravev, promotor en Estados Unidos de esta nueva corriente, lo resume así: “Los knowmads son trabajadores del conocimiento que pueden trabajar desde cualquier lugar, en cualquier momento y con casi todo el mundo. No son valorados por el conocimiento individual que poseen, sino más bien por cómo contextualizan lo que saben para crear un nuevo valor”. Se prevé que, para el 2020, más del 45% de los profesionales de todo el mundo tendrán este perfil.

¿Necesitamos un reseteo de ideas de lo que es y no es el mundo laboral?

Efectivamente. Lo que funcionaba hasta ayer ya no sirve hoy. Y esto va a ser una constante. Hay que estar continuamente replanteándose los modelos de negocio, organizativos… Actualmente tenemos un gran gap en empresas que operan en este siglo XXI, que como sabemos es líquido, tecnológico, cambiante, pero lo hacen desde mentalidades del siglo pasado (organizaciones opacas, burocráticas, jerarquizadas, lentas, poco digitalizadas…). Tanto las empresas como los profesionales debemos aprender nuevas metodologías y habilidades que encajen con la realidad actual, y que potencien nuestra empleabilidad. La velocidad a la que recibimos la información, el volumen de la misma y las nuevas tecnologías hacen que sea necesaria una evolución continúa en las estrategias empresariales y en los trabajadores.

Knowmads_Book_WhiteUN TRABAJADOR 100% DIGITALIZADO

¿Lo de trabajadores del futuro es un aviso a navegantes?

Se habla de futuro del trabajo pero en realidad ya es presente, solo que las tendencias van cogiendo fuerza y extendiéndose con rapidez. El trabajador del futuro (presente) tiene una mentalidad knowmad (nómada del conocimiento): desea gestionar sus propios tiempos, desarrollar un trabajo que le realice, sabe trabajar con otras personas porque desarrolla sus competencias sociales (lo cual incluye las redes sociales, por supuesto), nunca deja de aprender, busca la excelencia y la creatividad en lo que hace… El trabajador del y con futuro está 100% digitalizado, y por cierto, no es tanto una cuestión de edad sino de actitud mental. Si tu mente está preparada para el cambio y asumir nuevos retos, así como aprender continuamente cosas nuevas, da igual la edad, te irá bien profesionalmente hablando.

En tu libro Knowmads planteas que el mundo actual tiene forma de reloj de arena y que hay que saber posicionarse en uno de los dos lados…

Lo ideal sería que no sucediera dicha polarización pero todos los estudios indican que ya está pasando. Si no te adaptas a los nuevos tiempos –es más, sino te adelantas a ellos- corres el riego de quedarte obsoleto rápidamente. Por eso aquellos países que no entiendan de qué va esto de innovar y apuesten por generar tejidos empresariales de verdad competitivos, ágiles, digitales, en compañías inteligentes en las que se ponga al ser humano en el centro, se quedarán atrás.

UNA DE CADA TRES PERSONAS DETESTA SU TRABAJO

Tiene gracia que lo que se demanda a un nómada del conocimiento son los valores que se deberían tener siempre ¿tan mal lo estamos haciendo?

Es verdad. Deberíamos haber puesto al ser humano con todas sus características sociales y humanas en el centro de los modelos organizativos del trabajo desde hace años. Pero es ahora cuando nos hemos dado cuenta de lo mal que están las cosas, e intentamos corregirlo. Según el Informe Gallup, 1 de cada 3 personas detesta su trabajo. Es una cifra dramática.

¿Por dónde recomiendas comenzar con esta transformación?

Por tomarse un fin de semana para uno mismo, y plantarse: ¿estoy haciendo lo que de verdad me llena y para lo que soy de verdad útil a los demás? Porque si no tenemos un propósito satisfactorio, cada lunes por la mañana será un dolor. El primer paso es estar conectado con la actividad que realizamos. Solo así aportaremos de verdad valor, y disfrutaremos por el camino porque… quién sabe cuál será nuestra meta final. ¡Va a cambiar muchas veces! Actualmente, según la Tabla de Swchart, una persona con 40 años le queda por delante el 60% de su vida laboral…

una vida que merezca la pena vivir

Si supieras todo lo que sabes ahora ¿cuánto de lo malo que has pasado te  habrías ahorrado?

Como se suele decir, no estaría aquí si no hubiera pasado por lo anterior. Justo por en tener en mi mochila la experiencia de haber trabajado en empresas descatalogadas, con culturas enfermas, y haber tenido que liderar equipos en esos ambientes tan difíciles, sé lo importante que es regenerar los modelos de trabajo y empoderar al ser humano en las mismas. Me considero muy afortunada por estar aquí, siendo –espero- de utilidad a los demás, ahora.

Un último consejo…

¡Mi favorito! Solo tenemos una vida, y no hay más vida que la buena. Constrúyete una vida que merezca la pena vivir. Parece un trabalenguas… Pero es mi frase guía. Un placer compartirla con vosotros.

Entrevista a Raquel Roca realizada para nobbot por la periodista Nuria Coronado

Fotografías de Tamara González