Global Robot Expo: así es como evoluciona la especie - Nobbot

Global Robot Expo: así es como evoluciona la especie

Los robots se han convertido en una de las áreas de desarrollo tecnológico más importantes del momento, con un crecimiento anual cercano al 20%. De todos modos, aunque cuando pensamos en robots, lo primero que nos viene a la cabeza son los de tipo humanoide, en la práctica, incluso los drones pueden considerarse robots, pasando por cortadoras de césped o los limpiacristales.

Los robots, a día de hoy, ya encuentran aplicaciones prácticas en innumerables sectores profesionales e industriales. Son una realidad y sin ellos la industria seguiría en la prehistoria. Los robots se usan en cadenas de producción para la fabricación de equipos electrónicos, vehículos, juguetes o en la alimentación, en instalaciones logísticas como las de Amazon, e incluso en hoteles “hi tech” atendiendo a los clientes.

En el mercado de consumo, su elevado precio ha hecho que solo (de momento) lleguen a nosotros los robots lúdicos para jugar, así como más recientemente los educativos para aprender a programar y para aprender las nociones de electrónica básicas para poder construir uno nosotros mismos.

Ahora es cuando empiezan a verse en escenarios generalistas algunos robots con tecnología muy avanzada destinados al público en general. Primero a los entusiastas y emprendedores, o también a las personas con alguna minusvalía en la que el uso de un robot sea óptimo para mejorar su calidad de vida.

Una feria de robótica para todos

De este modo, llegamos a la feria Global Robot Expo, que ya en la pasada edición de 2016 cosechó un notable éxito y se ganó el respeto de profesionales y usuarios. Es un evento que refleja el temprano estado en el que está la robótica a nivel de usuario. En su zona de exposición predominan los prototipos y proyectos de emprendedores, que conviven con otros ya consolidados y comerciales que caen bajo el paraguas de la llanada Ïndustria 4.0.

Este evento se está celebrando en Madrid, en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, los días 2, 3 y 4 de febrero de 2017 desde las nueve de la mañana hasta las seis, con diferentes charlas y actividades que puedes consultar en la web de la feria.

Los robots industriales llevan años en el mercado cumpliendo una función imprescindible en los procesos de fabricación. Eso sí, cada brazo cuesta decenas de miles de euros.

Los robots lúdicos son otra de las categorías perfectamente definidas y funcionando bien. Los robots-juguete son una variante divertida y que ha mejorado mucho en los últimos años, con precios cada vez más asequibles. Al mismo tiempo hemos podido encontrar un gran número de propuestas destinadas al ámbito médico para la rehabilitación motora con pacientes que hubieran sufrido algún tipo de accidente que afectase a su movilidad. Y también muchas propuestas en el campo de la educación.

Un paseo por Global Robot Expo 2017

Hemos estado en la feria, dando una vuelta por la zona de exposición. Te dejamos en estas líneas una muestra de lo que podrás encontrar en ella este año en forma de galería de imágenes.

Los exoesqueletos encuentran en la rehabilitación un caso de éxito excepcional. Mediante la estimulación de los pacientes con daños reversibles en su sistema motor, se consigue devolver la capacidad motriz con resultados muy buenos.
La captura de movimientos es la clave para que los exoesqueletos que se usan en rehabilitación tengan “precargadas” secuencias de acciones como caminar, agacharse, etcétera, que gracias a la repetición controlada estimule el sistema motriz del paciente en fase de recuperación.

Robots e industria: aliados del progreso

Los almacenes logísticos cuentan con decenas de miles de referencias o tienen que mover un gran número de mercancías. Las carretillas robotizadas son capaces de llevar a cabo gran parte de las tareas de un almacén logístico sin intervención humana.
Las universidades ya cuentan en muchos casos con departamentos dedicados a la robótica. En la Carlos III tienen a Teo como plataforma de experimentación dentro de sus programas de formación en este campo.
Los vehículos robotizados no solo se usan en Marte. Este de la foto se usa en viñedos. Y es un proyecto de la Universidad Politécnica de Valencia.
Otro proyecto destinado a la rehabilitación de pacientes que hubieran sufrido parálisis reversible. Son proyectos que requieren años de desarrollo y aún no están disponibles de manera comercial.

La educación, también con robots

Los robots encajan perfectamente dentro de los programas educativos de escuelas y universidades. Se trata de aprender a “hablar” a los robots mediante lenguajes de programación y conocimientos de electrónica.
Programar un robot requiere una formación específica. en un primer momento de una forma visual, pero también es conveniente aprender lenguajes como Python.
Los robots educativos se pueden montar de un modo modular con un grado de libertad notable para diseñarlos de la forma que queramos y con el comportamiento que nos parezca mejor por su utilidad o por ser divertido. Este robot estaba realizando una exhibición de lucha.

Los drones son robots

Los drones se usan en el ámbito de la monitorización de infraestructuras, o en el de vigilancia o en gestión de emergencias. Eso sí, para manejarlos se necesita tener la titulación de piloto de drones. Estos modelos profesionales pueden costar decenas de miles de euros y transportar cargas de más de diez kilos durante un tiempo entre 10 y 20 minutos.
Los componentes con los que se hacen los drones mejoran cada pocos meses. Los motores son más potentes, los materiales se hacen más ligeros y las tecnologías de control y las cargas de pago incorporan nuevas funcionalidades a precios más económicos.
Las cámaras térmicas son habituales en muchos drones profesionales. Los modelos más avanzados cuestan miles de euros, aunque tienen una definición y precisión excepcionales.

Robots y personas: destinados a entenderse

Este selfi lo hizo este robot de Juguetrónica. Desde pedirlo hasta hacerlo. La faceta de los robots como interlocutores para los humanos puede funcionar.
El robot FOCA viene de Japón y se usa en aquellos casos donde se necesita ofrecer un estímulo emocional a los pacientes con carencias afectivas, depresión o minusvalías y trastornos mentales. Es un robot que reacciona ante nuestra interacción de un modo tierno y afectuoso.
Este robot es un proyecto de Urban Clouds para Ferrovial. Acompaña al personal de limpieza de modo que no haya que ir a buscarlo cada vez que nos alejemos. Se controla mediante sendos mandos en la escoba.
Ferrovial organizó en el seno del evento una competición en la que diez equipos tienen que construir un robot capaz de finalizar en el menor tiempo posible un recorrido repleto de obstáculos.
Los equipos del reto de Ferrovial dispusieron de un día para montar sus robots antes de la competición.

Los robots como entretenimiento

Los robots para jugar son capaces de ejecutar movimientos espectaculares. Se pueden programar o usar modos predefinidos.
Esta réplica de R2D2 ha sido realizada de forma artesanal durante años en Juguetrónica, uno de los centros especializados en robots y drones más conocidos, que cuenta también con un museo de robótica muy completo.
Estos sillones son capaces de dar masajes de múltiples tipos con un grado de precisión muy elevado.
Este robot es capaz de hacer representaciones de piezas de teatro, películas, musicales, etcétera. También puede interactuar con los espectadores de un modo ágil y divertido. Ya está disponible comercialmente.

Global Robot Expo 2017: las mil caras de la robótica

Las impresoras 3D son robots en si mismos, pero también permiten a los entusiastas y a los profesionales diseñar sus propias piezas e incluso placas de circuito gracias a las nuevas impresoras que instalan y sueldan componentes sobre circuitos impresos.
Los proyectos de emprendedores abundan y son de gran calidad en ingenio. En la foto vemos la app de control para el seguimiento de personas mayores que viven solas. Mediante la detección de uso de asientos o la cama, podemos saber qué actividad está realizando una persona y detectar comportamientos atípicos. El producto se llama Asistae concretamente.
Los robots para la limpieza de cristales son todo un invento. El siguiente paso después de los que aspiran el suelo.
Los robots diseñados para la atención al cliente en lugares públicos o establecimientos comerciales tienen un gran potencial a corto plazo. Son simpáticos y serviciales, capaces de generar empatía en las personas.
Las carreras de drones son parte del espectáculo en Global Robot Expo 2017.
Este patinete se controla remotamente. Está motorizado y lo podrás ver por los pasillos de la feria y, con suerte, hasta probarlo.