Twitter aumenta el límite a 280 caracteres y el mundo se pregunta por qué

Twitter aumenta el límite a 280 caracteres y el mundo se pregunta por qué

El apocalipsis llegó. Tras el experimento de las últimas semanas en el que Twitter aumentó a 280 caracteres el límite de sus mensajes para algunos tuiteros, la compañía ha decidido generalizar este cambio, de forma progresiva, para todos los usuarios de su red. Con esta modificación, algunos –los más locuaces– se muestran aliviados porque tendrán más espacio para contar al mundo su opinión sobre todo lo que acontece, mientras que otros -como el que esto escribe- no pueden disimular su miedo ante la avalancha de hilos –esa nueva moda tuitera- de 280 caracteres que se avecina.

280 caracteres para quedarse bien a gusto

El caso es que, desde el blog de Twitter, su responsable de producto, Aliza Rosen,  justifica este cambio porque la restricción de 140 caracteres era una barrera en algunos idiomas.  Por ello, este cambio no afectará al japonés, coreano y chino, idiomas en los que los 140 sirven para expresarse sin problemas.

De acuerdo a los datos de Twitter, el 9% de los tweets en inglés y el 5,3% de los tweets en español alcanzaba el límite de 140 caracteres, una cifra elevada que significaba que los usuarios tenían que pensar cómo editar su mensaje hasta comprimir ese pensamiento, lo que a menudo se convertía en una dificultad insalvable.

“Con el nuevo límite de 280 caracteres, ese porcentaje ha disminuido al 1% en inglés y al 0,8% en español, lo que significa que la gente dedica menos tiempo a editar sus tweets y éstos llegan al límite con menos frecuencia”, señalan.

Twitter, 280 caracteres

Respecto al experimento de estas últimas semanas, Rosen concluye que “cuando las personas han necesitado tuitear con más de 140 caracteres, lo han hecho más fácilmente y más a menudo. Y lo que es más importante, la mayoría de las veces los usuarios no han sobrepasado el límite de los 140 caracteres, preservando así la naturaleza de brevedad de Twitter”.

“Tener más espacio hace que sea más sencillo para las personas comprimir sus pensamientos en un tuit, por lo que pueden expresar mejor lo que quieren y enviar tuits más rápido que antes”, explican desde Twitter.

diversidad de opiniones

En Twitter, como no podía ser menos, la medida ha sido acogida con diversidad de opiniones y, en muchas de ellas, se percibe cierta inquietud ante el guirigay de incontinencia verbal en el que se puede convertir la plataforma,  que hasta ahora exigía una austeridad expresiva que hacía más fluido su uso.

Pero no entremos en pánico, al fin y al cabo Twitter también es capaz de mostrar lo mejor de nosotros mismos y esos 280 caracteres también pueden ser beneficiosos para un diálogo más fructífero en esa red social.