Youtuber ya es la cuarta profesión favorita de los niños

Youtuber ya es la cuarta profesión favorita de los niños españoles

Un año más, Adecco, ha querido conocer la opinión de los más jóvenes de la casa sobre sus proferencias laborales para el futuro y para ello ha encuestado a casi 2.000 niños y niñas españoles de entre 4 y 16 años. Futbolistas y policías, ellos; y profesoras y médicos, ellas, serían las profesiones más demandadas año tras año. Aunque las nuevas tecnologías están dejando su impronta en estas preferencias y la de youtuber ya es la cuarta profesión más deseada por los chicos españoles.

youtuber sí, pero antes futbolista o policía

Existen grandes diferencias entre niños y niñas. Por ejemplo, la mayoría de ellos (22,5%) querría tener una profesión vinculada a las fuerzas del orden y la seguridad nacional (policías, bomberos, guardias civiles…), al deporte (22%: futbolistas, pilotos de carreras, tenistas, boxeadores), al mundo de la ingeniería (9,3%: informáticos, ingenieros en general…) y hay un 8,9% que se decanta por “nuevas profesiones” como youtuber, probador o diseñador de videojuegos, diseñador de robots, probador de viajes de lujo…

Ellas en cambio prefieren profesiones del mundo sanitario (21,9%: médicos, enfermeras, fisioterapeutas, psicólogos…), de la educación (20,3%, principalmente profesoras), profesiones vinculadas a los animales (12,9%: veterinarias, granjeras, cuidadoras de animales en el zoo, dueñas de una tienda de animales…), y profesiones vinculadas al mundo artístico (12,5%: cantantes, actrices, modelos…).

Adecco. Youtuber

Este año, la profesión de futbolista para los niños recupera el liderazgo como la más deseada (18,2%), tras años a la cabeza del ranking y solo uno (el pasado) en el que cedió el trono a la de policía, que vuelve a ser segunda (15,3%). A continuación, se sitúa en tercer lugar la profesión de maestro (6,4%) que era quinta el año pasado; y en cuarto lugar se coloca la opción de aquellos que el día de mañana quieren ser youtubers (5,1%), una profesión que surgió hace pocos años y que ya está en el top 5 de las más queridas por los niños (en la anterior edición de la encuesta ocupaba la décima plaza). Al quinto lugar queda el perfil de bombero, que baja dos puestos, seguido de los de informático, ingeniero (sin especificar qué rama), veterinario, médico y actor (se cuela en el top 10).

ellas quieres ser profesoras

Ellas, invariablemente, quieren ser profesoras (esta es la tónica de los 13 años de encuesta), así elegido por 1 de cada 5 encuestadas. A continuación quieren ser doctoras (11,3%; también conserva la segunda plaza desde hace numerosas ediciones y crece 3 puntos porcentuales en el último año); veterinarias (6,6%, mantiene posición); peluqueras (4,7%) – sube un escalón-; y cantantes (regresa al top 10 con un 3,9% de votos femeninos). Otras profesiones que atraen a las niñas españolas son las de actriz, enfermera, policía, fotógrafa y diseñadora de moda (que también regresa al ranking de las diez primeras).

Además de estas profesiones, hay otras que harían las delicias de los más jóvenes de la casa: ser espía, trabajar en el área de la policía científica como criminólogos o CSI, ser inventores, blogueros, buscadores de tesoros, criadores de rapaces, skaters o tatuadores. También hay un niño vasco de 4 años que quiere ser pizzero para poder “llevar pizzas en mi moto” o una catalana de 13 años que el día de mañana quiere ser feliz.

no quieren ser políticos… ni probar helados

En lo que sí están de acuerdo niños y niñas es en lo que no quieren ser el día de mañana. Un año más, ambos sexos afirman que no quieren ser políticos (30,3% ellas; 27,9% ellos), seguido de los que no quieren ser barrenderos (16,6% las niñas; 18,3% los niños). Otras profesiones a las que no les gustaría dedicarse los jóvenes españoles son forenses, limpiadores de casas, alcaldes, ladrones o en el caso de una niña andaluza de 8 años, el problema de mayor sería ser indigente. Otra niña de la misma edad pero procedente de Castilla-La Mancha espera no tener que dedicarse a probar helados.

En Nobbot | “Youtubers y otras especies”: el “frikismo” da paso a un negocio millonario

Imagen: Pixabay