Economía circular o cómo generar riqueza reduciendo el impacto mediambiental - Nobbot

Economía circular o cómo generar riqueza reduciendo el impacto mediambiental

Jesus Guijarro Valladolid, Manager RSC de Orange

Las tecnologías digitales y la continua explosión de sus usos en los últimos años colocan a los operadores de telecomunicaciones frente a una ecuación ambiental cada vez más compleja: ofrecer a los clientes un número cada vez mayor de usos limitando al mismo tiempo su impacto sobre el medio ambiente. En este contexto, la inclusión de los principios de economía circular en la mejora continua de las organizaciones y procesos se antoja un elemento clave.

la economía circular, un nuevo modelo de negocio sostenible

La economía circular se presenta como un nuevo modelo de negocio que debe ayudar a disminuir el uso de los recursos, a reducir la producción de residuos y a limitar el consumo de energía. Pero, además de los beneficios ambientales, este nuevo modelo de negocio es creador de riqueza y empleo, incluyendo las del ámbito de la economía social.

Pero ¿de qué hablamos cuando nos referimos a la economía circular? La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

Se trata de implementar una nueva economía, circular -no lineal, donde se extraen los materiales de la tierra para fabricar los productos, usarlos y luego desecharlos-, basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.


Para ello, tal y como se apunta desde la Fundación Ellen MacArthur, la economía circular se basa en varios principios, cada uno de los cuales aborda varios de los retos en términos de recursos y del sistema a los que han de hacer frente las economías industriales, como por ejemplo:

  • El eco-diseño, considerando los impactos medioambientales a lo largo del ciclo de vida de un producto e integrándolos desde su concepción.

Así en Orange trabajamos para reducir el impacto de nuestros productos y servicios en el medio ambiente a lo largo de su ciclo de vida. Estamos haciendo esto mediante el desarrollo de procesos de diseño ecológico para los productos como la nueva Livebox, que ha reducido el consumo de uso de la energía e incorpora componentes reciclables, o la publicación del impacto en el entorno de nuestros móviles a través de un sistema conocido como ecorating o ecotiqueta.

  • El segundo uso, reintroduciendo en el circuito económico aquellos productos que ya no se corresponden a las necesidades iniciales de los consumidores.

Una vez finaliza la vida útil de un equipo, bien porque se ha quedado desfasado, presenta fallos de funcionamiento o por que el cliente se da de baja, Orange recoge el router del domicilio del cliente para darle una segunda oportunidad. En 2016, en Orange hemos recuperado 565.000 unidades, de las cuales 518.000 dispositivos que estaban en buen estado han sido reutilizados, enviando para su reciclado aquellos que han quedado obsoletos o presentan fallos graves de funcionamiento.

  • La reparación y reutilización: encontrando una segunda vida a los productos estropeados, reutilizando ciertos residuos o ciertas partes de los mismos, que todavía pueden funcionar para la elaboración de nuevos productos.

Cuando un cliente experimenta un problema con su Livebox o Set Top Box o quiere cambiar la oferta de servicios, simplemente  tiene que proceder a su cambio. En este caso, si comprobado su funcionamiento, el único daño lo presenta la carcasa del equipo, procedemos a su sustitución y se devuelve al circuito como un nuevo producto. Para ello, Orange diseña los equipos con el fin de facilitar lo más posible su restauración como es el caso de la Livebox 4.

  • El reciclaje: aprovechar los materiales que se encuentran en los residuos.

En cuanto a los teléfonos móviles, y con el objetivo de contribuir al sostenimiento del medio ambiente, Orange lanza su nuevo programa “Compramos tu Móvil” que facilita a los usuarios la posibilidad de desechar sus viejos móviles de manera responsable, a través del reciclaje o reincorporándolos a la venta de segunda mano.  Asimismo, se realizan continuas campañas de sensibilización y recogida de dispositivos móviles como, por ejemplo TeloReciclo o Los Reciclators.

metales preciosos en móviles obsoletos

Con este enfoque, el teléfono móvil recuperado puede ser devuelto de nuevo al circuito comercial después de su puesta a nuevo, o enviado a un reciclador para recuperar metales preciosos si se consideran obsoletos. Hoy en una tonelada de teléfonos inteligentes, se puede recuperar entre 15.000 euros y 40.000 euros de metales preciosos. De hecho, el teléfono móvil promedio contiene pequeñas cantidades de metales escasos, como la plata (utilizada para soldar), el oro (utilizado para la conexión de cables de circuito integrado) o el platino / paladio (utilizado en los condensadores cerámicos para electrodos), pero también unos pocos gramos de cobre para capas conductoras de circuitos impresos, por ejemplo) o cobalto (utilizado en baterías de iones de litio para electrodos). Las plantas modernas son capaces de recuperar alrededor de 20 de estos metales preciosos y no ferrosos dentro de una fundición.

Con estos programas, desde Orange queremos plasmar nuestra voluntad de satisfacer las expectativas que nuestros clientes, proveedores y la sociedad en su conjunto nos demandan, y que conscientemente asumimos nuestra responsabilidad en el avance hacia un desarrollo sostenible y circular.