¿Por qué una teleco se decide a impulsar los eSports?

Ana Torres, directora de patrocinios de Orange España.

En Orange nos hemos vinculado a los eSports, que muchos llaman ya el deporte del siglo XXI, por su gran potencial de crecimiento. Para hacernos una idea, España ya cuenta con más de 3 millones de seguidores con edades entre 14 y 35 años, según cifras de la consultora internacional Newzoo, y nuestro país es ya el cuarto mercado en eSports en Europa, siendo uno de los países con mayor potencial.

Se trata, además, de un público que no es fácil de encontrar hoy en otro territorio, ni deportivo ni de entretenimiento, ni en otra ventana de comunicación. Y gracias a este patrocinio, hemos encontrado el escenario ideal para estar allí donde están ellos y compartir juntos lo que más les gusta. También, y aunque parezca una obviedad, la innovación forma parte del ADN de una compañía tecnológica como Orange y los eSports son un territorio innovador al que nosotros apoyamos con nuestras propios inversiones en redes, nuevas formas de comunicarnos con nuestros públicos, etc.

Orange es una compañía de telecomunicaciones y como tal somos un ”facilitador” de los eSports, tanto para los jugadores como para espectadores. Somos los proveedores de las infraestructuras imprescindibles (redes de 4G y fibra) para disfrutar del juego y de sus multitudinarias emisiones y, como dice nuestro posicionamiento de marca recientemente lanzado en España –LOVE-, acercamos a las personas a lo que más les importa. En este caso, facilitamos el desarrollo de los deportes electrónicos, tanto en el caso de los jugadores como el de los espectadores, gracias a nuestras redes de última generación.

¿Pero por qué concretamente la Liga de Videojuegos Profesional como socio para acceder al mundo de los eSports? Fundamentalmente porque no podríamos encontrar mejores aliados, con mayor prestigio y con mayor experiencia, que Fandroid, impulsora de la LVP, y de Mediapro, su principal accionista. Las retransmisiones de la División de Honor -que hoy es ya la Superliga Orange- son seguidas en la actualidad por cerca de 23 millones de espectadores anuales acumulados, generando más de 200 millones de impactos en redes sociales entre sus seguidores. Además, actualmente, sus encuentros generan al año 2,6 millones de reproducciones en video-on-demand.

la superliga orange

La Superliga Orange es, por otra parte, la liga oficial española del videojuego más jugado del mundo, League of Legends, siendo considerada la mejor liga nacional europea. Con respecto a las audiencias, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) ha cerrado la primera vuelta de la Superliga Orange de eSports y las primeras siete jornadas de competición, tanto de Call of Duty como de LoL, brindaron a la LVP las mejores cifras de su historia.

Por ejemplo, los cuatro primeros partidos de League of Legends disputados en la jornada inaugural de la Superliga Orange, que se celebró de forma presencial en el Auditorio de Tenerife Adán Martín, superaron los 84.000 espectadores a través de Twitch, un 15% más que en el inicio del curso anterior. Pero el crecimiento fue especialmente significativo en lo que se refiere al tiempo medio que cada espectador invirtió en el streaming: 90 minutos, un 60% más que en el arranque de la undécima temporada.

Una apuesta a largo plazo por los eSports

Esta apuesta por los eSports va dirigida a impulsar su crecimiento en España y empujar aún más el gran potencial de desarrollo que ya tiene esta disciplina deportiva.  Nuestro primer acuerdo de patrocinio tiene una duración de dos años, pero también tenemos claro que nuestra vinculación a los eSports es a largo plazo.  En este sentido, el apoyo de Orange a los deportes electrónicos incide en los siguientes ámbitos de actuación:

  • El patrocinio de la Superliga Orange, a la que queremos apoyar en la mayor profesionalización y difusión de sus encuentros, contribuir a la mejora de la calidad de sus retransmisiones y contenidos audiovisuales y organizar junto a ellos más eventos físicos en toda la geografía nacional ligados a la competición para impulsar aún más su conocimiento. Hasta el momento, han tenido lugar las primeras ‘paradas’ en Tenerife y Sevilla. Además, estamos preparando el desembarco de la Superliga Orange en Zaragoza el día 30 de abril.
  • Si queremos estar junto a los seguidores de los eSports, no podríamos dejar de facilitarles también las mejores retransmisiones internacionales. Por ello, Orange patrocina también las emisiones de las grandes competiciones sobre las cuales tiene los derechos de emisión la LVP, que son la League of Legends Championship Series (LCS), la Challenger Series, y las finales mundiales del mismo juego, así como la Call of Duty World League (CWL).
  • Y por supuesto, no podíamos olvidarnos de los jugadores amateurs aficionados a los eSports. Y por ello, se han empezado a celebrar las Orange Cups, competiciones online y en tiendas, de Clash Royale, League of Legends, Call of Duty y Rocket League. Los ganadores de estos torneos podrán conseguir una plaza para las finales de Gamergy al igual que sus idolatrados jugadores profesionales.

GANAMOS TODOS

En definitiva, para Orange, la llegada a este mundo de los eSports como una marca que quiere acercarse a nuevos públicos y a nuevas formas de entretenimiento, es una evolución natural. No solo apoyamos esta explosión de una nueva forma de entretenimiento sino que queremos ser parte de ella y complementar todas esas nuevas alianzas e iniciativas que desarrollen las marcas. Todos ganaremos con ello, y los primeros, los aficionados a los eSports.