No hay ni cobalto ni níquel para tantos coches eléctricos - Nobbot

No hay ni cobalto ni níquel para tantos coches eléctricos

El informe ‘Un modelo energético sostenible para España en 2050’  -elaborado por la consultora Deloitte- indicaba hace varios meses que al igual que el resto de miembros de la Unión Europea, nuestro país tiene que reducir sus emisiones de gases contaminantes y, entre las medidas que se deben tomar para conseguir dicho objetivo, en 2020 deberían circular por las carreteras españolas 300.000 coches eléctricos. Cinco años despues, en 2025, esta cifra debería aumentar para situarse entre 1,2 y dos millones. En 2030, tendríamos que contar con una flota de entre 4,4 y seis millones de vehículos eléctricos, y así sucesivamente.

Sin embargo, estos coches eléctricos que parecen ser los claros protagonistas de un cambio estructural en el modelo de movilidad, así como en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero por culpa de los combustibles fósiles también se enfrentan a diversos retos medioambientales entre los que destacan los riesgos provenientes de la extracción de minerales como el níquel y el cobalto.

¿minerales suficientes para todos los coches eléctricos?

Estos minerales y otros necesarios para su producción (litio, grafito o las llamadas tierras raras) son recursos limitados, una cuestión que podría impedir que los coches sin carburantes pudieran convertirse en un producto de masas. Tal como hemos podido leer en Forococheseléctricos.com, el principal problema relacionado con el níquel es que su explotación no ha alcanzado un nivel tan elevado como para cubrir una nueva demanda, aunque podría cubrirse con nuevas inversiones.

No obstante, la situación más problemática es la relacionada con el cobalto, pues se trata de un material explotado de manera mucho más intensa al utilizarse para la producción de la industria del consumo electrónico. Recientemente, se ha sumado el coche eléctrico, que demanda cantidades enormes. La demanda podría duplicarse en la próxima década, según han indicado diversas fuentes como Bloomberg. Este dato podría generar una inclinación de la balanza: en 2025 habrá una diferencia de 20% entre la oferta y la demanda.

De hecho, la entidad suiza Julius Baer ha señalado que el vehículo eléctrico representa actualmente el 40 por ciento de la demanda de este elemento. Por no hablar de otra incertidumbre generada en torno a la oferta del cobalto puesto que aproximadamente un 60% del total de las minas se encuentran en la República Democrática del Congo, un país que sufre una gran inestabilidad política y en el que los trabajadores tienen unas condiciones laborales precarias.

Así, el auge de los vehículos eléctricos conllevará un enorme crecimiento de ambos materiales para fabricar sus baterías, que veremos si la industria es capaz de asimilar. Los expertos ya hablan de alternativas como, por ejemplo, el reciclaje de dichas baterías o la investigación para desarrollar baterías fabricadas a partir de otros materiales.

En nobbot | ¿Circularán más de un millón de coches eléctricos por nuestro país en 2025?

Imagen: Pixabay.com