¿Prendas con posos de café? La moda apuesta por la ecología

¿Prendas con posos de café? La moda apuesta por la ecología

La necesidad de reciclar la ingente cantidad de basura generada por nuestra especie se ha convertido en un problema al que hay que dar urgente respuesta desde distintos ámbitos de la cadena de producción de los artículos que consumimos cada día. Cada vez son más las firmas de moda que se apuntan la ecología y entre ellas ocupa un lugar destacado la marca española Ecoalf, una propuesta que transforma residuos como plásticos, neumáticos o café en tejidos para sus prendas y que ha sido nominada para la décima edición del galardón Beazley Designs of the Year, con el que Design Museum de Londres premia el mejor diseño de 2017. La selección para el prestigioso premio de diseño de este 2017 comprende 62 nominaciones en seis categorías: Arquitectura, Digital, Moda, Gráfica, Producto y Transporte.

la ecología como seña de identidad

La compañía fundada por Javier Goyeneche en 2012 ha hecho de la preocupación por la ecología su seña de identidad y, por ello, aplica procesos de producción sostenibles en la confección de sus prendas. El objetivo con el que nació fue “fabricar la primera generación de productos de moda realizados con materiales reciclados de la misma calidad, diseño y propiedades técnicas que los mejores productos no reciclados”.  Este concepto surgió de la preocupación de su fundador por la ecología y el uso excesivo de los recursos naturales del mundo y la cantidad de residuos generados por los países industrializados”.

Según Hans Bruyninckx, Director ejecutivo de la AEMA, el uso que hacemos actualmente de los recursos es insostenible. Extraemos y consumimos más materias primas de las que el planeta puede proporcionar a largo plazo. En 2050 habrá de 6.000 a 7.000 millones de consumidores de clase media en todo el mundo que ejercerán mayor presión sobre el consumo y el medio ambiente. Nuestro estilo de vida actual exige cada vez mayor comodidad y esto tiene sus costes. Basta con echar un vistazo al uso de los plásticos: apenas se reciclan y muchos de los productos hechos con este material acaban en los océanos y mares, donde causan graves daños.

Y es que el uso de los plásticos se ha convertido en un gran problema.  Hoy usamos cerca de 20 veces más plástico de lo que se usaba hace 50 años y Ecoalf se empeña en optimizar la vida útil de los plásticos mediante la reutilización y reciclaje tantas veces como sea posible. En su fábrica, las botellas de plástico se recogen y superan a una serie de fases de limpieza y trituración a partir de los cuales se obtienen copos de plástico que, a través de un proceso mecánico se convierten en fibra hilada de poliéster en. Este hilo reciclado se utiliza para desarrollar tejidos, correas, etiquetas, cordones, etc …

Así, los restos de plásticos encontrados en el Mediterráneo se transforman en un tejido formado por un 43% de poliéster reciclado del Mediterráneo, 29% de lino post industrial, 22% de Tencel y 6% de algodón post industrial.

Ecología. Moda con materiales recicladosredes de pesca para obtener naylon de calidad

Pero esta firma no solo recicla los plásticos sino que aplica esta mentalidad de protección la ecología a otros materiales como la lana o el algodón reciclados, menos dañinos con el medio ambiente porque evitan los procesos de recolección, hilado y teñidos, además de costar menos tiempo, energía y dinero; o redes de pesca.

Gran cantidad de redes de pesca están fabricadas con poliamida 6.6 que es la mejor calidad de nylon que existe. Dado que los pescadores cambian sus redes cada 4-6 años, Ecoalf encontró aquí también un buen material para sus prendas. La transformación de una red de pesca vieja en tejido precisa de la mitad de pasos químicos que el proceso convencional con origen fósil, de ahí el ahorro en agua, energía y emisiones de C02.

sandalias con polvo de neumáticos usados

Más difícil es el reciclaje de los neumáticos, que contienen metales, antioxidantes y trozos de tela. La empresa necesitó dos años para desarrollar un sistema con el que separar los distintos componentes y obtener un polvo de neumático limpio que, una vez reciclado y prensado, se convierte en sandalias. En este proyecto colaboró con el Centro Tecnológico de Calzado de La Rioja.

Otro elemento reciclado es el café.  Dicho así suena raro, pero el consumo diario medio de café es de 3,1 tazas y sus restos pueden aportar al tejido distintas propiedades como: resistencia a los rayos UV, resistencia al agua, secado rápido y control de olores. Para este proceso, los posos de café molido son recogidos diariamente de una conocida cadena de restaurantes cuando todavía está húmedo. El primer paso es secarlo y extraer el aceite. Los posos de café se muelen hasta conseguir un tamaño de nano-polvo que se convierte en gránulos para mezclarse con polímeros de poliéster reciclado con el fin de crear hilo.

zapatillas ecológicas

Cada día que pasa, parece más claro que el planeta necesita de propuestas que contribuyan a reciclar los deshechos que están haciendo de nuestro mundo un lugar menos habitable. En nobbot ya contamos como, por ejemplo, los fabricantes de zapatillas deportivas han lanzado interesantes iniciativas para recuperar para el cirtuito productivo la basura oceánica.

El primer fabricante en dar el pistoletazo de salida en esta carrera por fabricar calzado deportivo ecológico fue Adidas cuando, hace dos años, presentó sus zapatillas creadas con basura oceánica y redes de pesca ilegales para cuya fabricación cuenta con la ayuda de organizaciones ambientales como Parley for the Oceans y Sea Shepherd.

En Nobbot | 8.300 millones de toneladas de plástico son un problema de peso