Kirobo Mini, un robot copiloto de 10 centimetros - Nobbot

Kirobo Mini, un robot copiloto de 10 centimetros

El fabricante japonés de automóviles Toyota iniciará durante 2017 la comercialización en sus concesionarios de Japón de su robot Kirobo Mini. Este simpático dispositivo de tan solo 10 centímentros sirve como asistente de comunicación, puesto que puede hablar y entablar una conversación informal respondiendo a las emociones del conductor mientras mueve la cabeza y la manos. La compañía estima que los conductores pasan una media de 4,3 años en sus coches (lo que equivale a viajar a la luna, ida y vuelta, tres veces) y Kirobo Mini puede ser un buen compañero de viaje para tan larga travesía.

Kirobo Mini, un copiloto hablador

Según la compañía, con Kirobo Mini quiere mejorar la vida cotidiana de los conductores de todo el mundo, desarrollando una forma de transporte en sintonía con el ánimo del conductor, al que el robot puede sugerir lugares para visitar, rutas de viaje y música para escuchar.

En un arrebato corpororativo pasional, Toyota afirma que ” Kirobo Mini puede convertir la conducción en una experiencia transformadora física y emocionalmente. Después de todo, el nombre de kirobo deriva de la palabra japonesa para ‘esperanza‘, y creemos que está lleno de posibilidades muy interesantes…”

kirobo-mini¡Oops!

Como ejemplos de esta interacción con el conductor de vehículo, el curioso dispositivo exclama -“¡Oops!”- cuando se produce un brusco frenazo y puede iniciar una conversación si advierte que su acompañante humano se duerme al volante.

La compañía japonesa ha explicado que el robot es fruto del proyecto Toyota Heart, a través del que Toyota busca desarrollar una interacción entre hombres y máquinas con un toque humano, en un formato distinto al de los automóviles habituales.

Antes del inicio de la venta oficial de este dispositivo se producirá un período de preventa en algunos concesionarios de Tokio y de la Prefectura de Aichi, con un precio provisional de unos 350 euros(39.800 yenes). Kirobo se conecta a una app del smartphone vía Bluetooh por 300 yenes al mes (2,6 euros).