Por qué el tardígrado es el único animal que sobrevivirá al fin del mundo

¿Por qué el tardígrado es el único animal que sobrevivirá al fin del mundo?

Cuando nos imaginamos el fin de la vida en la Tierra, no podemos evitar fijarnos en todas esas novelas y películas que plantean el tema. El hombre, superviviente a pesar de los pesares, envuelto en un traje espacial, viviendo en condiciones complicadas… ¿Será esto posible? Aún es pronto para saberlo, pero si hay un animal del que sabemos que será capaz de sobrevivir al mismísimo fin del mundo, y sin grandes alharacas, ése es el tardígrado. ¿Lo conocemos un poco mejor?

Con ustedes, el animal más poderoso del mundo

Es pequeño y parece inofensivo pero, aun así, muchos podrían decir que se trata del animal más poderoso del mundo, pues su resistencia es mucho mayor que la de otra cualquier especie.

Un estudio presentado el pasado mes de julio por investigadores de las Universidades de Oxford y Harvard y publicado en la revista Scientific Report nos revela que este animalillo, también conocido como oso de agua, es el más resistente de nuestro planeta. Tanto es así que sería el único que podría sobrevivir a un cataclismo astrofísico. Así, aunque cayese un asteroide sobre la Tierra, aunque una supernova explotase y toda forma de vida conocida por nosotros muriese, esta criatura de ocho patas resistiría. De hecho, el estudio revela que será el único animal que logre sobrevivir en nuestro planeta, hasta que llegue el ocaso del Sol, dentro de unos 10.000 millones de años.

Para lograr su “título de campeón”, los investigadores del estudio pusieron al tardígrado a prueba y le hicieron pasar tres retos tras los que le coronaron como ser vivo más fuerte del mundo. El primero de ellos se refería al choque de un meteorito, la teoría que explica la extinción de los dinosaurios y de otras especies. En este caso, ninguno de los asteroides y planetas enanos que se conocen cruzará la órbita de la Tierra, por lo que no existe ese peligro. En segundo lugar, el tardígrado se “batió” con la explosión estelar que suponen las supernovas. La estrella más cercana al Sistema Solar está a cuatro años luz de nuestro planeta, una distancia muy superior a los 0,14 años luz que serían necesarios para provocar la tragedia.

El tercer “enemigo” espacial son los rayos gamma y su peligrosa radiación. Pero, de nuevo, esta posibilidad parece improbable, pues para que pudiera afectar a la existencia de los tardígrados, el foco de emisión debería estar a menos de 40 años luz. Ninguna de estas circunstancias provocaría que los océanos hirvieran y se evaporara el agua, el hecho real que pondría en peligro al peculiar animalillo.

Esta investigación tiene otro interesante foco que llama nuestra atención. Y es la búsqueda de vida más allá de nuestro planeta azul. Los estudios sobre los organismos más fuertes y resistentes llevan a los investigadores a fijarse en sus cualidades únicas y especiales que les otorgan esa gran capacidad de supervivencia. Pueden existir, en otros lugares del universo, especies igualmente resilientes que sobrevivan a pesar de desfavorables circunstancias. Por lo que estudiar los límites de la resistencia puede ayudar en la búsqueda de la vida extraterrestre.

El genoma de los tardígrados

La clave de la fortaleza de este pequeño animal, que apenas puede llegar a crecer hasta los 0,5 mm y que es un invertebrado que vive en cualquier lugar del mundo, en zonas húmedas de agua salada o dulce, está en su genoma, que fue descifrado por investigadores japoneses de la Universidad de Tokio el pasado año.

En esa investigación, han podido identificar un gen asociado a una proteína, llamada Dsup, que protege a los organismos contra los rayos X. Esta proteína sería exclusiva de los tardígrados y supondría una gran defensa contra las alteraciones de su genética. El descubrimiento no solo nos habla de la resistencia del tardígrado, sino que tiene una importancia fundamental para los avances contra enfermedades como el cáncer.

Su estudio podría resultar decisivo, pues podría proteger a las células humanas de los riesgos de los rayos X. En los experimentos llevados a cabo en laboratorio, el daño sufrido por estas células habría descendido en un 40%. Además, también se han encontrado 16 tipos de enzimas antioxidantes y cuatro tipos de genes que trabajan en la reparación del ADN, una proporción mucho mayor que la que se encuentra en cualquier otro animal.

Aún hay mucho que investigar, pero todos estos avances nos hablan de las increíbles cualidades de este animal, capaz de aguantar temperaturas extremas, que van del cero absoluto hasta los 150º; que aguantan presiones 6.000 veces superiores a la de nuestra atmósfera y que son capaces de subsistir diez años sin agua. Y ello, debido a otra proteína que solo son capaces de sintetizar estos animales. Se llaman TDP. Como podemos imaginar, las investigaciones en este sentido también son fundamentales para la vida de los seres humanos. Sus avances podrían tener aplicaciones en medicina, por supuesto. Pero también en la agricultura, haciendo a los cultivos más resistentes frente a las sequías, por ejemplo.

Más supervivientes

Los tardígrados son los animales más resistentes del mundo, pero hay muchos otros organismos muy poderosos.

  • Cucarachas: siempre se ha dicho que podrían sobrevivir a un cataclismo nuclear. Comen de todo, como papel o jabón, pero, al mismo tiempo, pueden estar largos periodos de tiempo sin alimentarse. Además son capaces de sobrevivir media hora bajo el agua. E incluso sin cabeza, permanecen con vida durante días.
  • Ranas de la madera. Estos animales podrían tener el secreto de la criogenización, tan ansiada por el hombre. Viven en condiciones extremas en Alaska y, cuando hace demasiado frío, simplemente, se sumergen en el agua y pueden permanecer congeladas durante seis meses, gracias a las células ricas en glucosa que recubren su exterior.
  • Tiburón de Groenlandia. Uno de los animales más longevos de la Tierra es un tiburón que habita en Groenlandia y que habría llegado a la friolera de 400 años. El año pasado, investigadores de la Universidad de Copenhague determinaron su edad mediante el uso de la datación por radiocarbono.
  • Araña del Himalaya. Su nombre nos da una pista de su “superpoder”. El hecho de habitar en regiones de tan gran altura le convierten en un animal fuerte, que ha tenido que trabajar su resistencia. Para ello, es capaz de vivir con muy poco oxígeno.

El tardígrado es un animalillo tan pequeño que ni siquiera podemos reparar en su existencia a simple vista. Poco le puede importar eso a él, cuando los orgullosos seres humanos hayan desaparecido de la faz de la Tierra, él seguirá paseándose por el planeta… hasta que el Sol se apague.

Imagen | YouTube

En Nobbot | Seguramente vivimos en un multiverso y no tenemos ni idea de qué es eso