¿Qué tiene un Tesla de 31.400€ que no tenga mi coche de 16.500€?

Llevamos un año entero con el Tesla Model 3 en la boca, pero sigue sin llegar. De hecho, hasta julio no se abrirá el configurador para los clientes que ya han pagado el coche, y hasta finales de 2017 no comenzarán las pruebas de este vehículo eléctrico.

Comprar un Tesla Model 3 hoy nos colocará al final de una larga lista de compradores. Y con suerte recibiremos nuestro coche en el primer trimestre de 2019. Pero se sigue vendiendo. Con estos datos en la mano, todavía hay quien se pregunta qué tiene un Tesla de 35.000 dólares (31.400 euros) que no tengan nuestros coches actuales.

¿Vuela, viaja en el tiempo y sabe planchar?

Casi, pero no. Es eléctrico, y lo cierto es que eso es ya una gran diferencia con el grueso de vehículos actuales. Aunque nos leen visitantes de todo tipo y de todas partes del mundo, nos arriesgamos (estadísticas en la mano) a pensar que casi todos los que pasan por aquí son conductores de vehículos de gasolina o diésel.

Todos tenemos bastante interiorizado que el futuro es eléctrico, porque los vehículos de combustión nos están costando el medio ambiente y la salud, pero el caso es que no se venden otros coches. De los 1.396.015 coches vendidos en 2016 en España, solo 4.746 coches eran eléctricos; casi uno de cada 300.

A pesar de que hay bastantes más fabricantes (casi todas las marcas hacen sus pinitos con los vehículos eléctricos), lo cierto es que Tesla es una de las pocas que hizo del vehículo eléctrico su único mercado. El resto de marcas de coches eléctricos son meras filiales de otras compañías que contaminan la atmósfera, quizá algo a tener en cuenta a la hora de invertir en nuestro siguiente coche.

coche eléctrico tesla model 3

Como todo eléctrico, el Tesla Model 3 almacena la energía que necesita para moverse en una batería eléctrica, y cuenta de serie con 345 km de autonomía con una sola carga. Aunque se espera que siga a otros Tesla anteriores y en pocos años logre superar la barrera de los 500 km.

El Autopilot es una realidad (a coger con pinzas)

El piloto automático es, al menos en la actualidad y en las carreteras españolas, un mero control de velocidad. Arrancas, pulsas el botón y el navegador acelera para alcanzar la velocidad elegida. Pero ni frena ni dirige el coche. De hecho, es un piloto automático que nos obliga a estar pendientes de la conducción en todo momento.

El Model 3, por otro lado, es uno de los pocos coches que vienen de serie con un piloto automático capaz de conducir por sí mismo. Aunque conviene llamar la atención sobre los diversos grados de conducción autónoma. Por ejemplo, funcionará a las mil maravillas por carretera, pero por ciudad no puede superar los 10 km/h para evitar posibles accidentes.

La tecnología de conducción autónoma todavía está en pañales, pero el vehículo cuenta con una centralita actualizable que permitirá en pocos años echarnos una siesta en nuestros coches mientras nos llevan de paseo.

Adiós a las calandras

Para aquellos que se sorprendieron al ver el frontal del Tesla Model 3, hace ya tiempo que Tesla dejó claro que las calandras son un elemento del pasado.

tesla model 3 calandras

Las calandras, pertenecientes a la parrilla frontal, son una serie de agujeros o canales que llevan aire del exterior al motor para realizar la combustión interna de los vehículos… de… combustión… interna. Exacto, si nuestro vehículo es eléctrico, ¿para qué quiero llevar aire al motor mientras circulo?

Damos las calandras como normales porque los vehículos diésel o gasolina, además, tienden a perder mucha energía térmica calentando el motor en exceso. Es un modo de ser ineficiente que no ocurre en el vehículo eléctrico. Así que adiós a las calandras, y hola vehículos ligeramente más aerodinámicos, al estilo de los escualos.

Podrás supercargar el coche

No cargar. Ni siquiera repostar (ese concepto tan del siglo XX). Si Tesla tiene supercargadores (superchargers) entonces tú con un Tesla Model 3 lo que haces es supercargar tu batería.

supercargadores

El problema es que estos supercargadores ya no te darán electricidad gratuita como sí ocurría para otros modelos como el Model S o el Model X.

Coste elevadísimo, pero probable ahorro en carga a largo plazo

Cierto, el elevado coste es una característica que acompaña a la nueva tecnología, y Tesla no es una excepción. Aunque ha bajado del segmento de los 60.000 dólares (Tesla S), el coste de adquisición de este vehículo es de 35.000 dólares en Estados Unidos.

Un coste todavía elevado para el mercado español, con vehículos que muchas veces están por debajo de los 10.000 euros (en adquisición).

Pero teniendo en cuenta que los combustibles no dejan de subir (ni lo harán en el futuro) y que la energía eléctrica debida al mix renovable es cada vez más asequible, hay que echar cuentas y ver si a la larga compensa.

Tenemos que pensar en que uno de los mayores costes a lo largo de la vida útil de un vehículo diésel o gasolina es el propio carburante (como los cartuchos de tinta de las impresoras). Si echamos cálculos a 10 años vista, incluso con costes como los actuales, ya nos empieza a salir que el eléctrico es más asequible.

¿La alta demanda cuenta como diferenciador?

El Model 3 fue presentado el 31 de marzo de 2016 en Palo Alto, y en menos de 24 horas recibió más de 135.000 reservas online. 115.000 de ellas antes siquiera de que Elon Musk se subiese al escenario, y hacia mayo ya había más de 300.000 reservas.

Aunque Musk dejó claro que las 500.000 unidades al año era algo irrealizable, y que han surgido voces llamando a la cordura, la cifra de reservas sigue subiendo sin que se haya empezado todavía la producción. Eso es tirón.

¿Cinco estrellas de seguridad?

Se ha dicho que el Tesla Model 3 será diez veces más seguro que los coches actuales, y hoy conocemos ya un caso en que un Tesla ha salvado la vida a un conductor y le ha llevado al hospital. Quizá solo por eso habría que tenerlo en cuenta. Es, probablemente, uno de sus elementos diferenciadores, y podría encumbrar al Model 3 como el coche más seguro del mundo (si es que se vende alguna vez).

Frenado automático, detección precisa de obstáculos, mayor seguridad a la hora de conservar el carril, software de autoconducción… los coches han mejorado en prestaciones en seguridad desde el Seat Panda por nuestras carreteras. Y lo que nos queda. Aunque en el futuro estas características sean normales, nuestros coches no las tienen.

Aunque el Model 3 no se posicione como el mejor eléctrico, sin duda lo hará en el podio de los coches más seguros. La expectación es máxima: llevamos un año entero esperando a que se ponga en marcha la cadena de producción y ventas. La fecha que se baraja para que comience su fabricación es “verano de 2017”, así que a finales de año podríamos ver Model 3 circulando por España.

En Nobbot | El futuro ¿compartido? de los vehículos de Tesla

Imágenes |Tesla Model 3, iStock/JANIFEST, iStock/Jag_cz