Realidad virtual + realidad aumentada = realidad mixta

Magic Leap

La tecnología avanza imparable. A diario conocemos nuevos desarrollos y progresos que se adentran en terrenos antes no explorados. Uno de ellos (y con más proyección de futuro) es el de la realidad mixta (MR), también conocida como realidad híbrida, por su idea de combinar mundos virtuales con el real o físico.

Magic Leap

Para entender bien qué es todo esto de la realidad mixta, lo primero es saber en qué consiste la realidad virtual y la realidad aumentada. Dos conceptos ya presentes desde hace años, aunque ahora es cuando están pegando con más fuerza entre nosotros.

La realidad virtual se basa en un entorno de escenas u objetos de apariencia real generados digitalmente. Para visualizarla, se hace uso de un dispositivo que conocemos como gafas o casco de realidad virtual, el cual, gracias a unas lentes y pantalla, proyecta una imagen que permite generar una sensación de estar inmenso en dicho mundo.

Sus aplicaciones pueden ser muy variadas, aunque ahora mismo es popular por los juegos o por la visualización de contenido de ocio. Algo al alcance de todos mediante las populares Gear VR, Oculus Rift, HTC Vive e incluso las Cardboard de Google.

Invizimals

La realidad aumentada, por su parte, consiste en visionar contenido adicional a través de un dispositivo, normalmente su pantalla. De ese modo, previo reconocimiento de objetos y otras tecnologías, se logra insertar información adicional, ampliando así el mundo real.

Un ejemplo clásico es el juego Invizimals, el cual permite mostrar mediante realidad aumentada los diferentes personajes. Estos están asociados a diferentes cargas que capturamos con la cámara de un dispositivo móvil y permite que la aplicación sepa qué personaje en 3D.

Pues bien, de la fusión de dichas realidades nace la realidad mixta. Una idea que en ocasiones genera algo de confusión y parece confundirse con la realidad aumentada. Pero eso no es así, porque en la realidad aumentada los estímulos se generan en tiempo real para que el usuario interactúe, superponiéndolos siempre sobre el entorno físico. Mientras que la realidad mixta permite eso y también usar los objetos físicos del entorno como elementos de interacción del entorno virtual capaz de crear de forma simultánea.

Así es como se logra combinar el mundo real con el virtual, ofrecer interacción en tiempo real y registrar en tres dimensiones cualquier acción o movimiento que llevemos a cabo. Aquí Magic Leap es una de las propuestas más populares dentro del mundo de la realidad mixta.

Realidad mixta, ¿cuál es su futuro?

Viendo las propuestas actuales en el campo de la realidad mixta es evidente que su futuro ahora mismo no tienen más límites que el de la tecnología actual. Pero en 10 años podríamos ser capaces de generar y experimentar sensaciones tan reales como la vida misma.

¿Cómo disfrutaremos de ella? Pues muy fácil, con dispositivos como las Microsoft Hololens. En la actualidad las gafas de realidad virtual parecen ser lo máximo, pero ya hemos asistido a la presentación y demostración que Microsoft hizo de Hololens.

Estas gafas holográficas permiten a los usuarios combinar ambas realidades como si fuese una sola. A partir de aquí, el nuevo modo de interacción multiplica las posibilidades que como usuarios tendremos en todos los ámbitos. Desde videoconferencias hasta modelados 3D, etc.

Por supuesto, el ocio también se beneficiaría de tal tecnología con una integración y sensación de inmersión muy atractiva. Aunque, como decimos, los límites estarían en la imaginación de los desarrolladores. No obstante, si hay algo que promete de todo esto de la realidad mixta es cómo cambiaría nuestro día a día.

Tecnología multisensorial

A través del trabajo que diferentes empresas han empezado a realizar, la realidad mixta podría traer nuevas experiencias capaces de golpear nuestros sentidos. Algo que se lograría junto al uso combinado de dispositivos (tecnología multisensorial) capaces de transmitir olores, sentir el beso o abrazo de alguien que está a miles de kilómetros. En definitiva, llevar a otro nivel la comunicación entre personas y el envío de información que hacen. Are you ready?