¿Los robots te quitarán el trabajo? Esta web te lo dice

¿Los robots te quitarán el trabajo? Visita esta web y llora

¿Perderás tu trabajo por culpa de los robot? En internet puedes encontrar la respuesta visitando la web ”Will robots take my job?” e introduciendo tu actividad en su sencillo buscador. Los autores de esta herramienta online basan sus resultados en un estudio en el que analizan 702 ocupaciones valorando sus posibilidades de informatización. Sobre la base de estas estimaciones, examinan los impactos esperados de la informatización futura en el mercado de trabajo de los Estados Unidos, con el objetivo de analizar el número de empleos en riesgo y la relación entre la probabilidad de informatización de una ocupación, los salarios y el nivel educativo.

Según los autores de esta web, alrededor del 47 por ciento del empleo total de Estados Unidos está en riesgo. Además, aportan pruebas de que los salarios y el nivel educativo muestran una fuerte relación negativa con la probabilidad de robotización de una ocupación.

Nosotros hemos hecho una prueba y el resultado es inquietante pero alentador (uf).

robots

Y es que, tal como ya hemos contado en Nobbot, desde la Revolución Industrial, la automatización de las tareas ha llevado a crear nuevos tipos de trabajos y desplazar otros. En el siglo XXI esa automatización se está haciendo cada día más fuerte debido al potente desarrollo tecnológico. De momento, es difícil imaginarse que un robot sea capaz de hacer todos los trabajos que puede hacer una persona, especialmente en los que se necesitan tomar decisiones, interacciones interpersonales o resolver problemas. Sin embargo, científicos como Raymond Kurzweil creen que estos Robots con inteligencia artificial acabarán por sustituirnos e incluso superarnos.

robots y singularidad tecnológica

José Manuel Velasco, Presidente electo de la Global Alliance for Public Relations and Communication Management, considera que “el trabajo, tal y como lo entendemos ahora, puede desaparecer en apenas unos decenios. La singularidad tecnológica jubilará al verbo trabajar”. Se entiende por “singularidad” el momento en que la inteligencia artificial supere en capacidades al cerebro humano. Aunque el término fue acuñado por un escritor de ciencia ficción (también matemático e informático), Vernor Vinge, el concepto ha sido ya adoptado por los miembros de la comunidad científica de la inteligencia artificial. Tanto es así que Google y la NASA crearon en 2009 la Universidad de la Singularidad.

“Ya sea en el año 2029 o alrededor del 2040, fecha de consenso para los científicos reunidos en la Cumbre de la Singularidad celebrada en octubre de 2012 en San Francisco, el salto exponencial que producirá la inteligencia artificial dará un nuevo sentido al trabajo y será el principio de una nueva forma de organización social. El día en que las máquinas sean capaces de hacer todas las tareas humanas, incluso la de supervisarse, atribuida hoy al ser humano, éste podrá dedicarse exclusivamente al ocio y tendrá que estar preparado para ello”, explica Velasco.

derechos para los robots

Un proyecto de Informe del Parlamento Europeo tiene como objetivo tomar medidas anticipadas de los posibles problemas legales (principalmente en materia de indemnizaciones) que puedan surgir del uso de los robots. El informe parte de la base de que cada vez hay más robots realizando parte de las tareas antes consideradas humanas, y que su masificación requiere leyes que se ajusten a los daños que puedan causar. Desde desperfectos físicos al paro que puedan provocar al sustituir puestos de trabajo.

Y es que, aunque al principio de la era de la IA la consciencia no exista dentro de los robots, las más altas instancias del campo de estudio aseguran que la singularidad acabará por aparecer de manera natural tras el esfuerzo realizado. Es decir, que existirá un punto a partir del cual el robot tomará consciencia de sí mismo, y pasará a usar el complemento lo (neutro) a le (aplicado hoy día a humanos y personificaciones en la ficción).

El ingeniero y periodista Marcos Martínez se hace esta inquietante pregunta: “si redactamos ahora un marco legal en el que les ponemos lo que han llamado botón de la muerte por los expertos, ¿qué pensarán estos robots cuando despierten en un mundo que los ha convertido en esclavos? ¿Tenía razón Asimov cuando dijo que si les arrinconamos se revelarán?”

En Nobbot | La singularidad tecnológica jubilará al verbo “trabajar”

Los robots que nos están quitando los empleos

Más información en: https://willrobotstakemyjob.com/