Siete alternativas curiosas para aprender inglés sin salir de casa

Según un estudio de Vaughan Systems, el 57% de los españoles estaría dispuesto a pagar 3.000 euros por una pastilla que les permitiera aprender inglés de golpe. Es la gran asignatura pendiente para muchos, y una necesidad en aquellas ocasiones en las que saber inglés se convierte en un requisito clave para acceder a un mejor puesto de trabajo.

A falta de la pastilla mágica que predijo Nicholas Negroponte, el aprendizajes de esta lengua puede llevarse a cabo a través de métodos tradicionales, pero también con la ayuda de la tecnología. Sin embargo y más allá de los ya conocidos cursos online, existen alternativas que harán de esta formación algo más ameno.

Nos estamos refiriendo a recursos tan variados como los bots conversacionales, las plataformas para hacerlo viendo nuestras series favoritas, y las apps específicas pensadas para los benjamines del hogar. Pero vayamos con algunas de las más curiosas, así como con lo que opinan sus usuarios de ellas.

Duolingo

Empezaremos con Duolingo, una conocida web de aprendizaje de idiomas que este mismo verano decidió reinventarse con un nuevo sistema: los bots conversacionales. Se trata de unas inteligencias artificiales que ofrecen al alumno la posibilidad de hablar con ellas como si se encontrasen en una situación totalmente verosímil. De hecho, cuentan con varios perfiles o personalidades que permiten enfrentarse a probables charlas, sobre todo en el caso de que viajemos al extranjero.

Por ejemplo, encontramos a un cocinero, a un chófer y a un policía; con cada uno de los cuales podremos “entrenarnos” de forma interactiva. Algo mucho más ameno que, además, cuenta con otra ventaja significativa: la IA es capaz de aprender de nosotros mismos y de adaptarse a nuestro nivel; por no hablar de que, a medida que la usemos, las conversaciones se volverán más fluidas.

En todo caso, cabe comentar que para empezar a utilizar este bot deberemos contar con ciertos conocimientos previos. Para aquellos momentos en los que surjan dudas, dispone un botón de ”ayuda en la respuesta”. Por desgracia, se trata de una herramienta que todavía carece de reconocimiento de voz, de manera que su utilidad se centra en el lenguaje escrito.

Carlos Sebastián trabaja en un barco y la emplea con regularidad, pues, si bien aprendió inglés en el colegio, con el tiempo había olvidado gran parte. ”El bot me ha permitido recordar de una forma totalmente diferente a la que estoy acostumbrado. No tiene nada que ver, es mucho más ameno, además de que yo no puedo asistir a clases estando a bordo tanto tiempo”.

lingokids

Lingokids es una startup española que desarrolla servicios de enseñanza de idiomas para niños de 2 a 6 años con un objetivo firme: solventar los problemas que muchas familias con agenda apretada o escasos recursos se encuentran para que sus hijos tengan acceso a una educación de una segunda lengua de calidad. Así, los fundadores de esta iniciativa, Cristóbal Viedma y su hermana Marieta, se pusieron manos a la obra y han desarrollado Lingokids, una plataforma online accesible a través de una suscripción y por el momento ofrece clases para Inglés y Mandarín Simplificado, aunque esperan poder ofrecer clases de castellano muy pronto.

Esta app pretende que los más pequeños se diviertan aprendiendo idiomas a través de entretenidos juegos interactivos y ya cuenta con dos millones de familias registradas. Además, la startup madrileña ha cerrado una nueva ronda de financiación de 4 millones de dólares liderada por los fondos de inversión Holtzbrinck Ventures y JME Venture Capital que, según sus fundadores, destinarán a adaptar la plataforma para navegadores web Windows y Mac, en parte para hacer más accesible la herramienta a los profesores en aulas.

Otra de las grandes noticias de Lingokids, es que han llegado a un acuerdo con la Universidad de Oxford, que ofrecerá contenido específico para las clases dentro de la aplicación y, asimismo, publicarán libros de texto para ser distribuidos en las escuelas.

Fleex


No podíamos dejar de mencionar a Fleex, ideada para los amantes del cine y las series, y en especial para los habituales de Netflix. En concreto, se trata de una utilidad que nos dejará aprender inglés viendo nuestro contenido preferido. Su funcionamiento es sencillo: la plataforma se sincroniza con el vídeo en cuestión y ofrece una serie de subtítulos inteligentes con los que podemos interactuar.

Esto quiere decir que contamos con la posibilidad de volver atrás para comprobar lo que se ha dicho, hacer clic sobre cualquier palabra para escuchar su pronunciación de nuevo, conocer su significado completo y acepciones en otros contextos, e incluso guardarla en la que se convertirá en un compendio de términos personalizada y en un vocabulario que siempre estará a mano.

Por otra parte, la plataforma incluye ejercicios de gramática y similares como refuerzo, así como un sistema de estadísticas gracias a los cuales el alumno tendrá la opción de conocer de primera mano sus avances, puntos débiles y fuertes, etcétera. Además de con Netflix, se integra con YouTube, conferencias de TED y otros archivos. Lo mejor es que ni siquiera tenemos que buscarlos, sino que aparecen listados dentro de la propia aplicación.

Para Gisela Bravo, de 51 años, es una excelente alternativa, pues, aunque cuenta con el nivel C1 de la Escuela de Idiomas y disfruta viendo series en inglés, “hay algunas expresiones, sobre todo las americanas, que todavía” se le resisten. “Va muy bien para tenerlas guardadas y revisarlas después; es algo que no me cuesta tiempo, porque la serie la vería igual”, comenta.

Lyrics Training

Lyrics Training

Los amantes de la música también están de enhorabuena, pues Lyrics Training les permitirá aprender inglés haciendo lo que más adoran: cantar. Algo que cualquiera de nosotros hemos llevado a cabo en una clase convencional pero que la web lleva más allá. Sin embargo, debemos comentar que, de nuevo, se trata de una herramienta de perfeccionamiento, que requerirá de ciertas nociones básicas en el idioma que se quiera profundizar (además de en el que nos ocupa se encuentra disponible en italiano, francés, alemán y otros).

Dicho lo cual, ofrece tres niveles de dificultad entre los que deberemos escoger. De acuerdo al que se elija, se determinarán las canciones que se mostrarán a continuación. El ranking está protagonizado por las más votadas. Tras elegir la que sea de nuestro agrado, la página cargará el videoclip correspondiente en YouTube y nos irá mostrando la letra.

Ahora bien, no lo hará por completo, sino que utilizará ese viejo sistema de rellenar los espacios con las palabras que falten. Un método que aúna lo tradicional y lo innovador y que resulta muy efectivo. El completado, además, habrá de realizarse en tiempo real, de forma que la reproducción se irá adaptando también a nuestro ritmo. Al terminar, se nos puntuará teniendo en cuenta no solo los aciertos y errores, sino el número de respuestas y la velocidad. Además, ofrece una opción para traducir automáticamente toda la canción.

Andy


Otro bot conversacional destacable es Andy, que cuenta con un funcionamiento muy parecido al de Duolingo aunque un tanto más limitado –carece de varias personalidades, uno de los puntos más interesantes de la comentada-. Con él podremos conversar de manera fluida, con un lenguaje totalmente natural. Una de las herramientas pioneras en este ámbito que nos permite tener siempre a alguien disponible para charlar, aunque sea una IA.

Además, hay que comentar que tiene una personalidad bastante afable, un tanto distinta a lo que estamos acostumbrados en este tipo de sistemas. La aplicación también permite solicitar definiciones de palabras que no hemos entendido, incluyendo notificaciones si queremos que nos las recuerde, y siendo capaz de corregirnos sobre la marcha (y darnos una explicación al respecto para que aprendamos de nuestros errores).

Otro de sus puntos fuertes es que se actualiza con regularidad para que podamos hablar de cine, series y otros eventos relacionados con el día a día, las noticias y más. Los mensajes también incluyen audios, de manera que también es posible mejorar la pronunciación y la escucha.

HiNative

Como su propio nombre indica, HiNative está enfocado a la conversación con personas nativas del idioma que estamos aprendiendo (encontramos hasta 120). Algo totalmente distinto que, al mismo tiempo, permite conocer a hablantes de todo el mundo y socializar aprendiendo. Una suerte de comunidad virtual que funciona a medio camino entre un muro de Facebook y un foro que también ofrece otros recursos lingüísticos.

Para empezar a utilizarla, además del registro, nos solicitarán ciertos datos, como nuestra lengua materna, lengua de interés, el país o región que conocemos bien, y otros países y regiones de interés. Será a partir de entonces cuando podamos empezar a ver el contenido referido. Su gran virtud es que resulta muy ágil, aunque lo ideal es complementarla con otros sistemas de aprendizaje.

Aprender idiomas niños


Para acabar y a medio camino entre el juego y la asociación de dibujos y términos, no podíamos dejar de hablar de Aprender Idiomas Niños, una app compatible con dispositivos Android y dedicada a los más pequeños de la casa. Se trata de una utilidad en la que el aprendizaje se produce a través de la relación con diferentes ilustraciones. Es decir, el niño debe enlazar las palabras del vocabulario con cada uno de ellos.

La interfaz, además, es fácil de utilizar; y las imágenes sencillas pero eficaces. Los términos se agrupan en diferentes apartados, los propios de las primeras lecciones de un idioma: partes del cuerpo, colores, comida, animales, números y demás. Al margen de en inglés, está disponible en portugués, italiano y otros idiomas.

Sofía, de seis años, es una de sus grandes adeptas. “Puede pasarse horas jugando dentro de ella sin descansar”, nos cuenta su madre. Ella, por su parte, nos explica que le gustan los “dibujos y las caras que aparecen”, y que le resulta “muy fácil, más que en el cole”.

Imágenes | Unsplash: Marquotidien

En Nobbot | Siete plataformas con los mejores cursos online para seguir formándote