¿Harto de buscar trabajo? Pregúntale a este bot

Pon un bot en tu vida. Los fans de ‘Blade Runner‘, ‘Inteligencia artificial’ o ‘Metrópolis‘ asistimos con la boca abierta a las increíbles novedades que, casi a diario, nos presenta la inteligencia artificial. El uso de robots físicos es una realidad cada vez más presente, pero el uso de bots conversacionales, asociados a las diferentes herramientas de Internet, está empezando a convertirse en algo cotidiano. Así son los bots que sirven para todoIncluso para buscarnos trabajo.

el bot que lo hace todo

Hoy queremos presentar a uno de los bots que está causando más furor en Facebook.  En abril del año pasado, en su convención anual, Zuckerberg era el encargado de anunciar esta nueva revolución. Asistentes virtuales que las diferentes empresas podían emplear para comunicarse con los usuarios y ofrecer un servicio directo. Bots conversacionales para que los humanos nunca nos sintiéramos solos de nuevo.

Y después está Job Pal. El Messenger de Facebook se ha poblado de bots que desarrollan diferentes funciones; como encontrarnos un trabajo, una cuestión que no es menor precisamente. Buscar empleo es una de las preocupaciones máximas de la población. Y las herramientas de Internet al respecto de la facilitación de esta búsqueda se han incrementado gracias a la era digital. Webs para buscar empleo, apps para subir nuestro currículum. Pero, ¿qué tal una inteligencia artificial que suple los pasos más complicados del proceso?

Se llama Job Pal y, como decimos, nació para Messenger. Aunque, actualmente, también lo podemos usar con otras herramientas como Skype, Slack o Telegram. Y supone toda una revolución en la búsqueda de empleo. Porque sólo tenemos que iniciar una conversación con él para que Job Pal vaya delimitando ese puesto ideal que nos está esperando.

Luc Dudler es el creador de este bot y él mismo ha explicado sus cualidades: “Se trata de un robot enfocado a la búsqueda de empleo y que ofrece a los reclutadores una primera criba entre candidatos apropiados e inapropiados. Es decir, hablamos de una inteligencia artificial que hace esas primeras entrevistas de trabajo en las que muchos candidatos caen porque no cumplen con el perfil deseado. Y que selecciona a un grupo de personas que sí se adecua a lo que busca la empresa. En fin, que útil sí parece a priori. Pues para las empresas que buscan trabajadores puede ser una sencilla forma de agilizar el proceso.

Conociendo a Job Pal

Empezar a charlar con Job Pal no puede resultar más sencillo. Sólo necesitamos entrar en Facebook Messenger y saludarlo. El bot está configurado para preguntarnos qué tipo de trabajo buscamos y en qué ciudad. Unas preguntas iniciales que sirven para acotar las posibilidades. Después, nos lanza una serie de cuestiones para conocer nuestro perfil. Son preguntas muy del estilo de las entrevistas de trabajo, como “¿Cuál ha sido su experiencia laboral más gratificante?” o “¿Cuáles son las competencias que más admira?”. Además, nos solicita algunos datos personales, como nuestro correo electrónico.

¿Qué hace Job Pal con esa información que le facilitamos? Seguramente, en la medida en que pueda hacerlo, comprobar que los datos que le hemos proporcionado, sobre nosotros mismos y nuestro curriculum, son verídicos. Además se ocupa de complementarlos con otras informaciones que pueda encontrar gracias a esas dos palabras que lo dominan todo: Big Data.

Si Job Pal no encuentra ninguna oferta para nosotros, nos pide que cambiemos alguna de las premisas que hemos marcado. Y todo con una correctísima cordialidad. Porque éste es uno de los puntos claves de los bots. Charlan con nosotros como si fueran un amigo más y hacen de la cortesía y la educación su bandera. No está de más que abunde la netiqueta en la red, aunque sea a manos de inteligencias artificiales. La certeza por parte del consumidor de que siempre va a recibir el mejor trato posible es un must necesario para que los usuarios pierdan el temor que puedan tener a relacionarse con las empresas y compañías a través de estos instrumentos.

La importancia de la inteligencia artificial

Los bots han pasado de ser una novedad curiosa a convertirse en una tendencia imperdible en el mundo de lo digital. Para las empresas, que han encontrado en el marketing online un intenso universo en el que vivir, contar con estos bots les puede librar de muchos quebraderos de cabeza. Atención al cliente 24 horas al día, 365 días al año. Una conexión inmediata y exquisitamente cordial. ¿Y eficaz? La inteligencia artificial se encuentra, por el momento, con ciertas limitaciones, como son, básicamente, su falta de humanidad. A las personas nos gusta relacionarnos con otros como nosotros, que sean capaces de comprendernos y ponerse en nuestra piel.

¿Pueden lograr esto los bots? Ése es un debate que la ciencia ficción lleva considerando desde que la palabra robot se inventó. Hoy por hoy, los bots tienen que pulir ciertas partes de su comportamiento para atender las necesidades específicas de los consumidores. Pero si atendemos a dónde estábamos hace cinco años y dónde estamos ahora, vemos una imparable evolución que nos hace fantasear con las novedades apabullantes que nos aguardan en el futuro.

Más de bots y más de trabajo

El caso de Job Pal no es el único en el que el mundo del trabajo y el de los bots se dan la mano. De hecho, existen otros curiosos casos a tener en cuenta. Como lo que le sucedió a Robert Coomps. Este estadounidense decidió buscar trabajo de una peculiar manera. Desarrolló un bot que enviara currículums y cartas de presentación a una serie de empresas que previamente había analizado mediante el estudio del Big Data. En realidad, el bot enviaba las solicitudes y Coomps también, lo que desembocó en una frustrante conclusión para el ser humano. El mail del bot recibió más respuestas favorables que el de Coomps.

En una línea parecida, tenemos el caso de Elizabeth Nieves. Cansada de buscar trabajo, ha utilizado un bot para que pase las entrevistas por ella. Se trata de un bot de Facebook Messenger al que ha llamado ‘HireEliBot‘. El uso de este software para entrevistarse con sus posibles jefes es una iniciativa original que, sin duda, llamará la atención de más de uno.

La gran red social para buscar trabajo LinkedIn también utiliza chatbots para desarrollar sus funciones. Desde enero, ha incorporado estos programas conversacionales que sirven para dinamizar los clásicos procesos de captación. En el caso de los usuarios, estos asistentes virtuales les hacen preguntas para orientales hacia las empresas y ofertas que mejor se ajustan a sus demandas.

También tenemos el caso de bots que sirven para motivar a los trabajadores y hacer sus tareas más sencillas. Son los conocidos como ChatOps, que operan en apps como Slack o HipChat. No sólo pueden aportar comentarios distendidos en un momento determinado, sino que sirven para almacenar la información que el trabajador puede necesitar e incluso se emplean para traducir textos. Tienen datos sobre el trabajo de las diferentes áreas y pueden ser consultados en cualquier momento. Su utilidad va más allá de lo que se podría imaginar en un principio.

Los bots marcarán el futuro de las relaciones sociales, sí, pero en nuestro presente ya suponen una presencia más que interesante en ámbitos tan específicos como el mercado laboral. Deseosos estamos de ver su siguiente paso.

Imagen | Pixabay, Job Pal

En Nobbot | ¿Qué hace y qué no hace un robot automatizado en una farmacia?