Las claves para hacer la declaración de la Renta por internet sin volverse loco

Llega el momento más temido por los contribuyentes, llega la hora de hacer la declaración de la Renta. Pero que no cunda el pánico, puedes presentarla por Internet, sin moverte del sillón. Además, en Nobbot hemos elaborado un manual básico para no volverse loco, no darse por vencido y así conseguir ponerse al corriente con Hacienda a la primera (o al menos a la segunda).

Se acaba de abrir el plazo para solicitar el borrador y las preguntas que se hace mucha gente joven que tiene que presentar la declaración por primera vez son: ¿Por dónde empiezo? ¿cómo la hago? Pues manos a la obra, vamos a tratar de orientarnos para ir superando el proceso paso a paso.

Pero tranquilos, no hay prisa. El plazo se extiende hasta el próximo 30 de junio inclusive, por lo que los contribuyentes tienen casi tres meses para presentar la declaración. Eso sí, es mejor no dejarlo para el final porque los últimos días, los rezagados suelen colapsar el sistema.

DECLARACIÓN DE LA RENTA 2016:  NOVEDADEs

La gran novedad de la campaña de la renta 2016 es la desaparición del tradicional programa PADRE y su sustitución por la nueva plataforma Renta Web. Esta herramienta online facilita la elaboración de las declaraciones porque nos permite acceder a los datos fiscales para corregir o incorporar datos en caso de errores u omisiones y, además, funciona en diferentes dispositivos.

El primer paso para hacer la declaración por internet es identificarse en la Agencia Tributaria para acceder a Renta WEB. Se puede hacer con certificado o DNI electrónico, Cl@vePIN (registrándose en la base de Hacienda) o con número de referencia.

Para completar el proceso del número de referencia debemos disponer de certificado electrónico, Cl@ve PIN o la referencia de la casilla 440 de la renta de 2015, tal como detalla la Agencia Tributaria en su web.

En caso de ser la primera vez que se realiza la declaración, podemos obtener el número de referencia marcando la casilla 440 de la renta de 2015, pues existe una opción para ‘no declarante’.  Al seleccionarla, debemos introducir un número de cuenta reconocido por la Agencia Tributaria y, de este modo, no hay que esperar la carta de invitación para acceder al sistema Cl@ve PIN ni habrá que pedir prestado un teclado con la ranura específica para el DNI electrónico.

la modificación y validación del borrador

Una vez obtenido el borrador de declaración, tenemos que revisar con lupa los datos personales, económicos y cualquier error que pueda incluir el borrador. Si este año no nos acompaña la suerte y tuviéramos que hacer alguna modificación, Hacienda nos da varias opciones: introducir los cambios a través del ‘Servicio de tramitación del borrador / declaración’ incluido en la plataforma Renta WEB; llamando por teléfono a la Oficina de atención al contribuyente (901 200 45 o 91 535 68 13) o acudiendo presencialmente en la oficina de Hacienda más cercana. Eso sí, hay que pedir cita previa desde el 4 de mayo y los agentes empezarán a atender a los contribuyentes a partir del 11 de mayo.

Aunque a través de internet también se pueden guardar los cambios realizados y acceder en cualquier momento desde el móvil, tablet o el ordenador si aún no se va a presentar el borrador. Posteriormente, podrá hacer clic en ‘Nueva declaración’ para empezar de cero o en ‘continuar’ si ya habíamos guardamos modificaciones.

Cuando ya estamos de acuerdo con el borrador, podemos culminar el proceso marcando la opción ‘presentar declaración’.  ¡Pues si hemos llegado hasta aquí, habremos presentando la declaración del Impuesto sobre la Renta. Enhorabuena!

alerta: difunden VIRUS sobre la declaración de la renta

Aprovechando el inicio de la campaña de la declaración de la Renta 2016, los hackers agudizan sus métodos de intento de fraude. Utilizando a la Agencia Tributaria como reclamo para que los contribuyentes caigan en sus redes, se ha empezado a difundir un email que incluye un virus adjunto.

Ya se han detectado dos modelos de correo electrónico con virus incluido: una te roba la identidad y la otra te paraliza el dispositivo hasta que pagues una cantidad de dinero. La primera versión utiliza el phising. En el texto del mensaje, aseguran que la víctima va a recibir un reembolso de Hacienda y reclaman sus datos personales y bancarios. La segunda tiene un troyano adjunto que cuando se abre codifica todos los datos del ordenador para que su dueño no pueda acceder a ellos.

Fotografías: Agencia Tributaria

En Nobbot | A los robots no les importa pagar impuestos o cotizar, el problema es nuestro