Google producirá una serie sobre Hedy Lamarr, inventora del WiFi

Google coproducirá una serie sobre Hedy Lamarr, inventora del WiFi

Google coproducirá una miniserie sobre la actriz Hedy Lamarr, que inventó la tecnología que sirvió de base a redes inalámbricas como wifi y Bluetooth. La miniserie, basada en el libro «Hedy’s Folly: The Life and Breakthrough Inventions of Hedy Lamarr, the Most Beautiful Woman in the World», será protagonizada por la actriz Diane Kruger, que también participará en la producción de esta pieza audiovisual que rendirá homenaje a esta revolucionaria mujer.

wifi glamuroso

“Es fácil ser glamurosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida”. Esta frase fue pronunciada por Hedy Lamar, precisamente una de las más glamurosas estrellas del Hollywood clásico a la que, además de su presencia en la pantalla, le debemos la tecnología que dio paso a los dispositivos de comunicación sin cable (GPS, wifi, Bluetooth). Su nombre era “espectro ensanchado por salto de frecuencia“, y se trataba de un sistema de comunicación secreto cuyo diseño sirvió para construir torpedos teledirigidos por radio que no pudieran ser detectadas por los enemigos, al usar saltos entre 88 frecuencias.

Lamarr, que comenzó a actuar en su Austria natal, irrumpió con éxito en el cine norteamericano en las décadas de los 30 y 40, protagonizando películas junto a algunas de las grandes estrellas del momento como Clark Gable, Spencer Tracy, Lana Turner o Victor Mature. Su carrera como actriz se precipitó en una triste decadencia en los años cincuenta y sesenta. Sin embargo, más allá de su actividad en la pantalla, en los últimos años se ha recuperado su actividad como inventora.

Lamarr se casó por primera vez cuando tenía 18 años, con un rico fabricante austriaco de municiones vinculado a la Alemania nazi y la Italia de Mussolini. Gracias a este matrimonio, Lamarr pudo conocer a científicos que trabajaban para el ejército y que despertaron en ella su curiosidad investigadora.

hedy lamarr contra los nazis

Llegó la XX Guerra Mundial y el régimen nazi avanzaba triunfante por Europa. Hedy Lamarr, que había retomado sus estudios convirtiéndose, además de una afamada actriz, en ingeniera de telecomunicaciones, quería ayudar en la lucha contra Hitler.

Ofreció su colaboración al gobierno estadounidense para el desarrollo de investigaciones científicas en busca de avances armamentísticos, pero la cooperación que esperaban de ella era bien diferente: aprovechar su fama y su belleza para ayudar en la venta de bonos de guerra y convertirse en imagen de posters propagandísticos. Aquel que comprara veinticinco mil dólares conseguiría un beso de la actriz; Lamarr logró vender siete millones de dólares en bonos de guerra en una única noche.

Sin embargo, Hedy Lamarr era mucho más que el icono de glamour y belleza de la época. Fue en su mismo entorno, en Hollywood donde, en 1941, conoció en una fiesta al músico y compositor George Antheil. Los dos inventaron su “Sistema secreto de comunicaciones”.

La idea, que no se llegó a utilizar, consistía en teledirigir torpedos –que por aquel entonces no contaban con ese avance– para conseguir que impactaran en los objetivos enemigos y ayudar así a la victoria aliada. Consiguieron la patente el 11 de agosto de 1942, y la cedieron gratis al ejército de los Estados Unidos, que no la puso en práctica. Aun así, decidió mantenerla en secreto y desarrolló varios programas de investigación sobre la idea de Lamarr.

orgasmos e inventos

Hedy Lamarr, que saltó a la fama por realizar el primer desnudo y mostrar el primer orgasmo en la historia del cine en la película checoslovaca ‘Éxtasis’, de 1933, también fue pionera del “lifting” –en sus palabras, “sistema de estiramiento de piel basado en el acordeón-, trabajó en una pastilla para disolver en agua y conseguir un refresco instantáneo de cola, e ideó un collar fluorescente para perros.

La aportación investigadora de Hedy Lamarr  fue reconocida en 2014, año en el que fue postulada, a título póstumo, en el Salón Nacional de la Fama de los Inventores.

“Me fascina Hedy Lamarr”, dijo Kruger en un comunicado publicado por Hollywood Reporter. “Era una  mujer inteligente, ingeniosa, inventora visionaria, muy por delante de su tiempo, que también resultó ser una estrella de cine importante. Confío en que esta historia servirá para  mantener vivo su legado e inspirar a otros”, explicó Diane Kruger, protagonista del remake estadounidense de «The Bridge». Hedy Lamarr ha sido otra de las mujeres cuyas aportaciones al desarrollo de la tecnología han sido minusvaloradas durante años.

Fuentes: Hollywood Reporter y Fundación Telefónica.