Google se postula como pretendiente para hacerse con Twitter

Twitter, ¿la nueva princesa Disney?

Que Twitter está en venta, es ya un secreto a voces. Lo que no sabíamos, y que nos desvelaba en estos días la cadena norteamericana CNBC, es que Google estaría entre los candidatos para hacerse con la popular red de microblogging. Estas mismas fuentes apuntarían a que varias compañías, tanto tecnológicas como del mundo de los medios, se habrían interesado por la compañía de Jack Dorsey y podría haber una oferta en firme en breve.

Y Disney sería, según Bloomberg, otro de esos grandes de la industria, en este caso audiovisual, que se habría interesado por los gorjeos de Twitter. Es más, fuentes cercanas a la situación habrían contado a la agencia de noticias que Walt Disney Co. estaría ya trabajando con un asesor financiero para evaluar una posible oferta por la citada red social.

No sería una idea tan descabellada. Twitter se convertiría para Disney es una excepcional plataforma de distribución de alcance mundial y, por otra parte, Jack Dorsey ya forma parte del consejo de administración de la casa de Mickey y Donald. Algo que, sin embargo, hay quienes creen que no sería muy factible porque le impediría trajabar con cualquier otra compañía de contenidos en un entorno en el que el vídeo es ya el rey.

SALESFORCE Y VERIZON TAMBIÉN HACEN OJITOS A TWITTER

También Salesforce y Verizon se citan entre los pretendientes de Twitter, que el pasado viernes veía cómo sus acciones se disparaban más del 21% antes estos -dicen que creíbles- rumores. De acuerdo a las fuentes que maneja Bloomberg en este asunto, la red social habría contratado ya a Goldman Sachs y Allen &Co para explorar las distintas opciones para una operación que algunos estiman en unos 16.000 millones de dólares, pero que otros, como la web de tecnología Recode, de Silicon Valley, indican que podría situarse en ¡hasta 30.000 millones de dólares! Una horquilla de precios prohibitiva y nada despreciable para una compañía con una capitalización en el mercado de 16.000 millones.

Además, el movimiento gozaría del respaldo del comité de dirección de Twitter, que según fuentes cercanas a la situación vería con buenos ojos la venta en estos términos, si bien nada garantiza que fructifique un acuerdo. En todo caso, los directivos esperarían que el salto a titulares de nombres tan relevantes como Google produzca el sufiente ruido mediático como para que esta vez sí se materialice la operación, ¿incluso antes de fin de año?

EL “SEX APPEAL” DE TWITTER

La pregunta es qué atracción genera una compañía que, como apunta Cinco Días, ya no muestra el dinamismo de sus primeros años de vida. En sus últimos resultados trimestrales sólo aumentó un 3% sus usuarios frente a hace un año, hasta 313 millones. Y sus pérdidas siguen siendo abultadas: 521 millones de dólares en 2015 (eso sí, menos que los 577 millones de 2014).

El secreto está en la relevancia pública que ha cobrado el “entorno tuitero” en los últimos tiempos. Esto hace de Twitter una compañía muy influyente y, por supuesto, una gran fuente de información y de generación de opinión, la principal para muchos que lo primero que hacen cada mañana es ver qué pasa por el mundo a golpe de 140 caracteres.

Lo que es seguro es que habrá que seguir de cerca cómo evolucionan estas conversaciones, pues, de producirse, sería una de las principales operaciones empresariales de los últimos tiempos.