Hightrack: una app para terminar con el “si eso ya lo vemos luego” - Nobbot

Hightrack: una app para terminar con el “si eso ya lo vemos luego”

Según sus creadores, la aplicación Hightrack no es “otro gestor de tareas” ni una lista de tareas. Se trata de una plataforma para empresas y consumidores que, a través de tres aplicaciones –gestor de tareas, gestor de calendarios y espacios de trabajo o “tracks- ayuda a optimizar la productividad y la eficiencia en el trabajo diario y la toma de decisiones. Sirve “para ayudarte a mejorar tu trabajo y tu vida, para apagar el ordenador antes, disfrutar de tu tiempo y dormir mejor”. Hightrack ha sido uno de los seis proyectos seleccionados en “Lánzate”, el programa de mentorización para emprendedores promovido por Orange y la Escuela de Organización Industrial (EOI).

Enrique Gonzalo, CEO de Hightrack
Enrique Gonzalo, CEO de Hightrack

El CEO y co-fundador de la compañía, Enrique Gonzalo, nos explica que Hightrack nació de la necesidad tras su experiencia ayudando a las personas a ser más productivas en su vida personal y profesional, a través de asesoramiento y talleres.

trabajar de manera inteligente

“Nos dimos cuenta que, más allá de nuestro círculo de acción, había una necesidad no cubierta en cuanto a productividad. Tras años probando software de organización, como usuarios (y también expertos en productividad) comprobamos que no había una aplicación para trabajar de la manera inteligente que necesitamos en el siglo XXI”.

Enrique Gonzalo y sus compañeros consideraban que las aplicaciones que había, o eran muy complicadas, o carecían de la seriedad productiva que se necesita hoy en día. Nadie había desarrollado una herramienta sencilla, para gente normal, que ayudará a organizarse y que estuviera orientada a conseguir resultados. “¡Nosotros mismos la necesitábamos!”, fue la conclusión a la que llegaron.

Cuando visualizaron a millones de personas de todo el mundo con la misma necesidad, se dieron cuenta de que podían ayudarles a mejorar su día a día y así nació Hightrack.

300.000 euros de inversión inicial

“En el equipo estamos convencidos que vamos a marcar un antes y un después en el mundo de la productividad y por eso la inversión inicial de 300.000 euros la hicimos entre los socios fundadores”, detalla Enrique Gonzalo. “Ahora ha llegado el momento de incluir a inversores profesionales para ayudarnos a crecer y a lanzar el proyecto a nivel internacional. Es por eso que estamos a punto de cerrar la primera ronda de inversión externa”.

captación de inversores

Sobre el proceso para captar inversores, Enrique Gonzalo nos cuenta que “lo primero que hicimos fue ponernos en los “zapatos” de nuestros potenciales inversores para comprender que tienen un papel muy complicado. Porque de todas las inversiones que realicen sólo el 10%-15% van a tener éxito. Con esta idea en mente trabajamos para conocer a aquellos inversores que no sólo aportan capital, sino un conocimiento y experiencia que puedan ayudarnos a crecer juntos en Hightrack. En nuestro caso el obstáculo va más allá de encontrar el dinero, es crear una relación con el inversor adecuada”.

“Ser una startup te da una flexibilidad y un dinamismo increíbles, pero también supone el riesgo de que en ocasiones la operativa del día a día te impida contar con el tiempo y los recursos para pararte a planificar el futuro y viceversa. Hay que elegir muy bien a qué le das prioridad en cada momento para mantener la vista tanto en el corto como en el medio/largo plazo. Es importante mantener el equilibrio entre el crecimiento de mercado, el desarrollo óptimo de la aplicación y, en especial, el desarrollo de las personas que conforman el equipo”, concluye.

hightrack, una Apuesta personal

Más allá de la inversión monetaria, una proyecto así también supone una fuerte inversión personal. En el caso de Gonzalo, después de más de 12 de años en puestos de dirección internacional en empresas como HP o Life Technologies, decidió que había llegado el momento de emprender su propio proyecto”.

Desde ese momento, y como CEO de Hightrack, se marcó, junto a su equipo, el objetivo de ayudar a sus usuarios a vivir mejor cada día a través de una experiencia productiva. Para conseguirlo, utilizan toda su experiencia y conocimientos en el mundo de la productividad. Esta particularidad les ha permitido desarrollar una solución muy sencilla y, al mismo tiempo, lo suficientemente potente como para satisfacer tanto a los usuarios que se inician en este mundo como a aquellos más expertos.

expansión internacional

El equipo de Hightrack es ambicioso y, así, se plantea darse a conocer a nivel mundial, en especial Estados Unidos y Latinoamérica. “De esta manera, cuanta más gente pueda probar la experiencia de Hightrack más usuarios felices tendremos”, dice Enrique Gonzalo.

Además, van a ampliar su ecosistema productivo con nuevos productos y servicios. Para finales de año estará disponible la nueva versión de Hightrack, y en 2017 lanzarán un proyecto de crowdfunding para una agenda innovadora que combinará lo analógico y lo digital. También pondrán en marcha talleres presenciales de productividad y lanzarán su primer libro.

Hightrack frente a otras soluciones

A la pregunta de qué tiene de especial Hightrack frente a otras soluciones, Enrique Gonzalo destaca que esta aplicación “no nace desde la tecnología, sino desde metodologías probadas y de nuestra experiencia en productividad más vanguardista del mercado, aplicado por el equipo fundador de la startup en grandes empresas tales como Toyota, cuyo origen se encuentra precisamente en la consultoría  sobre productividad”.

Según su CEO, en Hightrack es el usuario quien adapta la herramienta a sus necesidades, y no él a ella, que es lo que sucede con otras soluciones del mercado. “Además de la aplicación, compartimos el conocimiento productivo con nuestros posts, vídeos y tuits sobre cómo poder ser más productivo”.

Hightrack es la única empresa española dentro del segmento de las app de productividad y además de ello, aporta un enfoque distinto y único de la productividad, que se podría resumir con el término “trabajo inteligente” que se realiza mediante los tracks, que son espacios productivos creados por cada usuario donde tareas y eventos se combinan, dejando a un lado el ‘ruido’, los detalles irrelevantes y las distracciones para poder centrarse y conseguir más y mejores resultados.

“En definitiva, el valor del ecosistema Hightrack reside en su filosofía. En el pensamiento sobre hábitos productivos que hay detrás. Una herramienta de productividad que se adapta a ti, al perfil de tu propia montaña, de la montaña que te has propuesto escalar para llegar a la cumbre que te has fijado”, finaliza Enrique Gonzalo.