Kiddobytes, un espacio para que los niños aprendan a programar el futuro

Kiddobytes, un espacio para que los niños aprendan a programar el futuro

Cuando preguntamos a un adolescente ¿qué quieres ser de mayor?, apenas recibimos respuestas vinculadas a las profesiones más tradicionales como peluquero o veterinaria. Ahora los niños quieren ser ‘youtubers’ o expertos en BigData. Además, muchos expertos aseguran que más del 65% de las profesiones del futuro no existen en la actualidad.

La revolución tecnológica y la nueva sociedad digital han provocado que la tradición ya no pueda ser un indicador fiable del futuro profesional. No obstante, tenemos una cosa clara, la tecnología será el denominador común de los empleos que están por llegar. Por ello, podemos imaginar que muchas profesiones llevarán el prefijo ”ciber” o estarán relacionados con la tecnología: analista de BigData, broker de redes sociales, electromédicos.

Ante este panorama de incertidumbre, la preocupación de muchos padres es si los colegios están a la altura de estos avances. ¿Están los niños realmente preparándose para diseñar ellos mismos el futuro? La programación parece estar cada día más de moda en los colegios, pero nunca está mal ir un poco más allá.

Kiddobytes es un espacio de aprendizaje diferente ubicado en el madrileño barrio de Prosperidad que sus impulsores definen como un puente entre la enseñanza de estas tecnologías y la diversión. El objetivo que persiguen es darle la oportunidad a los niños y niñas de diseñar el futuro con que soñarán y desarrollar una mente crítica ante los avances tecnológicos. ”Porque un móvil no sirve solo para hacer fotos, puede ser una herramienta didáctica” y bajo esta máxima, los alumnos de Kiddobytes exploran desde el concepto de la singularidad hasta el BigData, la robótica o la inteligencia artificial de una forma innovadora.

kiddobytes, tecnología y diversión

En definitiva, tratan de divulgar contenido del futuro con las últimas innovaciones porque ”no se puede enseñar utilizando metodologías del pasado”, tal como han explicado los responsables de Kiddobytes en un comunicado. A través de la experimentación y el juego, se realizan diferentes proyectos por cada módulo de aprendizaje. Álvaro Valls, artista, Visual Jockey y educador del centro, es el encargado de diseñar e impartir estas clases con el apoyo de expertos de cada campo, quien asegura que mediante la Realidad Virtual, la Impresión 3D o el BigData, los niños se divierten aprendiendo a realizar proyectos en equipo. 

Un aprendizaje a través del juego que será clave no solo para las profesiones que sean genuinamente tecnológicas, pues al final seas bailarín o ingeniero, necesitarás entender el mundo que te rodea. Por ello, en este espacio se enseña a los niños de 8 a 17 años a mantener una mentalidad abierta al futuro y a construir sus propias oportunidades. ”Utilizando la mente, el cuerpo, los juegos, el trabajo en equipo y el trabajo por proyectos, aprenden a desarrollar sus propias inquietudes por las tecnologías de una forma útil para el día a día y mucho más para su futuro y el de todos”, concluyen sus responsables.

En nobbot | 19 profesiones que serán muy populares dentro de 10 años y que ahora ningún niño se imagina

Es urgente que los jóvenes aprendan a programar