Adiós al coche en propiedad, bienvenida la movilidad como servicio - Nobbot

Adiós al coche en propiedad, bienvenida la movilidad como servicio

google maps transporte2

El transporte es una de las actividades imprescindibles de nuestro día a día. En un momento u otro, de forma indefectible salvo por causas puntuales, tendremos que desplazarnos para ir de casa al trabajo, del trabajo a un centro comercial, del centro comercial a casa, de nuestro país a otro por ocio o por negocio, etcétera. Las combinaciones son prácticamente inabarcables.

El problema de la movilidad en el contexto de la civilización y la sociedad es encontrar medios de transporte que permitan que nos desplacemos de un modo óptimo, tanto en el plano temporal para llegar lo antes posible al destino, como en el económico para que nos cueste lo mínimo imprescindible.

El coche, la moto, la bicicleta o, en general, el vehículo (o los vehículos) en propiedad son la fórmula habitual, y la que proporciona una mayor flexibilidad de uso, pero sus efectos colaterales empiezan a ser insostenibles a medio y largo plazo. La contaminación o los atascos son dos de sus problemáticas más evidentes, pero también hay otras como su cuestionable eficiencia: si para transportar 70 Kg usamos un vehículo que pesa 1.500 Kg, algo se está haciendo de un modo mejorable.

Los reinos de taifas del transporte

Si prescindimos del coche, la moto o cualquier otro tipo de vehículo en propiedad para ir de un punto A a un punto B (pongamos por caso que en un entorno urbano), tenemos diferentes posibilidades a nuestra disposición: taxi, metro, autobús, cercanías, servicios de coches compartidos, alquiler de vehículos, bicicletas urbanas o también, podemos usar nuestros propios pies si vamos caminando.

atasco

Las posibilidades son múltiples, pero el problema llega en el momento de gestionar aspectos como las conexiones y los horarios de estos medios de transporte, así como los pagos. Cada uno de ellos, salvo iniciativas como los abonos semanales, mensuales o similares en el ámbito público, tiene sus propias tarifas, horarios y condiciones, independientes de las de otros medios de transporte. Y eso complica que se puedan usar de un modo fluido y habitual. Por ejemplo, si cogemos un taxi para recorrer la distancia entre la salida del metro y la oficina, el precio de la carrera puede ser tan caro como una parte significativa del precio total de abono mensual.

Otro aspecto incómodo, es el de tener que pagar cada servicio por separado: las cuotas anuales de cada uno de ellos pueden sumar una cantidad elevada, y las cuotas mensuales o el pago por uso también tienen sus propias tarifas y condiciones. Al final, el vehículo en propiedad sigue siendo la solución más cómoda y flexible de cara a nuestros desplazamientos, aunque paradójicamente, en muchos casos se combina con la contratación de abonos de transporte públicos ante la complicación de sacar el coche del garaje.

Llega la movilidad como servicio (MaaS)

Con el objetivo de sacar fuera de la ecuación del transporte el vehículo en propiedad, se están empezando a crear alternativas en las que la movilidad se plantea como un servicio, independientemente del vehículo o tecnología que se use para desplazarse. Imagina, por ejemplo, que contratas un abono de transporte con 100 Km de taxi, trayectos ilimitados en metro y autobús, 30 horas de bicicleta pública y 15 horas de servicio de vehículos compartidos del tipo de Respiro o Car2Go.

maas app

Y todo ello por un precio en modalidad de tarifa plana mensual con precios de, por ejemplo, los 60€ al mes, y con un sistema de gestión de horarios, reservas o pagos unificado en el móvil. De este modo, te subes al taxi un kilómetro, bajas al metro, sales, coges la bici y llegas al trabajo de un modo rápido y eficiente, y además sin preocuparte de manejar dinero ni diferentes sistemas de validación.

La clave está en el hecho de que, con un sistema así, no tener coche en propiedad se convierte en una opción realista y hasta deseable. Y este sistema es lo que se está dando en llamar MaaS o Mobility as a Service (movilidad como servicio).

Esta iniciativa se está promoviendo a diferentes escalas, desde la europea, donde nos encontramos con iniciativas como la MaaS Alliance o a nivel de países, como en Finlandia, donde ya cuenta con proyectos piloto.

La complejidad está en los pagos

La complejidad de la movilidad como servicio (MaaS) está, en gran medida, en la gestión de los sistemas de pago. Hay que coordinar diferentes plataformas en empresas muy distintas, (desde las de ámbito público hasta otras privadas) y hacer que todas “hablen” entre sí y con los sistemas de pago de los usuarios para llevar cuenta de los tiempos de viaje, de los kilómetros recorridos y otras variables del servicio.

Se trata de un escenario donde el móvil se presenta como el candidato por antonomasia para hacerse cargo de la unificación de estas tareas “financieras” gracias a la integración de tecnologías de pago, de comunicaciones, así como de seguridad para proteger nuestros datos confidenciales y para evitar que otras personas puedan usar nuestros dispositivos si nos los roban o los dejamos desatendidos.

En este campo se están realizando movimientos interesantes tanto por parte de entidades financieras como por la de empresas fabricantes de dispositivos, así como por parte de los operadores de Telecomunicaciones. Sin ir más lejos, Orange, dentro de su programa Orange Fab de innovación abierta y emprendimiento digital, ha elegido como una de las tres primeras startups que entrarán en este programa a una empresa con proyectos en el ámbito de los sistemas de pago inteligentes para transporte.

TranserMobile, concretamente, ha diseñado un sistema de compra y recarga de títulos de transporte basado en teléfonos NFC y seguridad integrada en la SIM, en la dirección de convertir al smartphone en un sistema de pago fácil de usar y seguro.

transermobile

Durante los tres meses que dura el programa de aceleración dentro de Orange Fab, TranserMobile recibirá sesiones de mentoring  y podrá nutrirse de la red de contactos de Orange, lo cual es de especial importancia a la hora de diseñar plataformas transversales que permitan unificar todos los medios de transporte actuales y futuros bajo el paraguas de concepto de “Servicio”.

MaaS es una tendencia ambiciosa, que requiere que se comience por hacer que los sistemas de transporte actuales integren tecnologías “smart”, especialmente en la parte del pago y la gestión del uso de los mismos. E iniciativas como esta de TranserMobile tienen sentido, especialmente bajo los auspicios de una operadora de Telecomunicaciones. No en vano, denro de la MaaS, las Telcos son unas de las candidatas mejor posicionadas para erigirse como proveedoras de servicios unificados de movilidad.

Imágenes / iStock