La seguridad en internet, lo básico que siempre debes recordar - Nobbot

La seguridad en internet, lo básico que siempre debes recordar

A finales de la semana pasada Inteco alertaba de falsas aplicaciones de Facebook que “disfrazadas” de WhatsApp, el popular servicio de mensajería, perseguían como único objetivo hacerse con los datos personales del usuario.

Algo que me hizo reflexionar sobre si después de varios años usando internet hemos llegado a aprender las medidas mínimas para estar seguros en la red o si, como dice el dicho, el carpintero no se corta durante los primeros diez años de profesión, lo hace luego cuando coge confianza.

Cinco reglas básicas para andar seguros en internet

1.- Nadie regala nada. En la vida real, es decir fuera de internet, nadie se nos acerca por la calle y nos ofrece un viaje sólo porque nos han visto y hemos sido seleccionado, ni tampoco nos regalan 1000 euros a cambio de 10 o un portátil a un precio muy inferior al que se vende en el mercado.

En internet tampoco lo harán. Por tanto no hagáis caso de esas ventanas emergentes o publicaciones en los muros de vuestros amigos, familiares o conocidos. Es mentira.

2.- No confie en correos electrónicos desde direcciones desconocidas y duda de los conocidos. Exacto, el conocido SPAM. A diario, a menos que usemos un buen filtro antispam, recibimos una gran cantidad de correos que sólo son publicitarios. Ofertas de productos a un precio espectacular, etc… lo peor es que suelen redirigir a tiendas cuya única finalidad es hacerse con tus datos bancarios. Y el resto de productos igual si no son perjudiciales para tu bolsillo lo serán para tu salud.

3.- Evita el Phishing, mantén tu navegador siempre actualizado. El phishing es una técnica por la cual crean una web que se hace pasar por la original. De esta forma nosotros pensamos que estamos accediendo a la página auténtica pero no es así. Las últimas versiones de los navegadores incluyen medidas para detectar páginas falsas. Haz uso de ellos ya que siempre son un buen punto de inicio para protegernos.

Para evitar el Phishing lo mejor es no acceder a través de los enlaces que nos mandan. Por ejemplo, si nos dicen que debemos ir a la web de nuestro bando para modificar algún dato no hagamos clic sobre el enlace. Mejor tecleemos nosotros la dirección. Y si por casualidad lo hicimos verificar siempre en la barra de navegación que es la buena. No es de extrañar ver como copian hasta el dominio lo máximo posible (ejemplo, en lugar de bbva.es la dirección es bbvacom.es)

4.- Nadie te pedirá que confirmes los datos mediante email. Seguro que lo habéis escuchando numerosas veces. Pues parece mentira pero aún sigue siendo un problema para muchos usuarios que caen en la trampa. Ninguna entidad bancaria u organismo te pedirá confirmar tus datos mediante un email. Por tanto, en caso de duda se tu quien se ponga en contacto con la entidad para preguntar si hay algún problema. Pero ojo, siempre a través de los métodos de contacto que dispongan en la web, nunca a través de los que nos facilitan vía email.

5.- Sentido común. Es la medida más obvia. Tenemos que ser muy conscientes de todo lo que hacemos. En caso de duda mejor no hacer nada. Y si no estamos muy seguros, por ejemplo el caso de WhatsApp y Facebook, siempre debemos ir a la web del desarrollador y verificar si es cierto que han añadido dicho servicio en la conocida red social u otro medio.

Conclusiones

Realizar una sencilla comprobación no nos llevará mucho tiempo y puede ahorrarnos un disgusto importante. Hoy en día estamos tan acostumbrados a realizar operaciones en nuestro banco a través de internet, acceder a servicios donde contactar con nuestros amigos o familiares, comprar en tiendas online, etc… que es cuando más vulnerables somos.

La confianza nos hace pensar y estar seguros de que todo lo que hacemos es correcto pero en internet, donde cada día se actualizan los mecanismos de engaño, hay que estar siempre muy atentos. Sobre todo en las redes sociales como Facebook, Tuenti o Twitter donde es más fácil caer al pensar que viene de nuestros amigos.

En Anexo M | ¿Es seguro comprar en internet? Consejos para no correr riesgos