Taller online para informar contra la violencia machista

Taller online para informar contra la violencia machista

Oxfam Intermón y La Marea han lanzado un taller virtual para adquirir técnicas y recursos periodísticos que permitan comunicar con perspectiva de género. Los contenidos de Periodismo contra la Violencia Machista se estructuran en bloques temáticos que incluyen apuntes teóricos, tests, ejercicios prácticos, análisis de textos y recursos bibliográficos.

Tal y como explica la profesora Asunción Bernárdez Rodal en su libro Mujeres en medio(s), “un buen profesional debe ser consciente de las trampas a las que nos someten los lenguajes estereotipados propios de los medios, y trabajar para desarrollar estrategias que den visibilidad a las mujeres y a los hombres de forma justa, en toda su riqueza y diversidad. […] Estar siempre atentos y atentas a las frases hechas, a lo que se da por sabido de manera irreflexiva, a los estereotipos misóginos u homófobos que tantas veces están presentes en la forma de dar las noticias o en la forma de contar historias, es vital para nuestro trabajo”. Y, sin duda, también vital para contribuir a evitar la violencia machista.

Inteligencia artificial y violencia machista

Por si fuera poco, como explican en este taller online, las inteligencias artificiales (IA) desarrollan los sesgos sexistas de las lenguas que “aprenden”. Un estudio de las investigadoras de la Universidad de Princeton Aylin Caliskan y Joanna Bryson, publicado en la revista Science en abril de 2017, confirmó que las máquinas no solo incorporan palabras o expresiones machistas de manera automática, sino que también asumen estereotipos culturales que asumen por pura estadística. Así, las inteligencias artificiales detectan que los nombres femeninos y palabras como niña o mujer aparecen asociados a tareas domésticas o familiares en un porcentaje mucho más elevado que, por ejemplo, a las ciencias. A partir de ahí, sacan sus propias conclusiones…

Por tanto, cuidar el lenguaje no es un capricho ni una moda ligada a lo “políticamente correcto”, sino una herramienta indispensable para combatir el discurso que perpetúa la discriminación hacia las mujeres.

Invisibilidad femenina

Según explican en el taller, “nos hemos acostumbrado a que un 25% del tiempo que dura un telediario esté dedicado a comentar deportes de élite y a que en esa selección apenas nunca se incluya a mujeres. Del mismo modo, aceptamos como normal que haya días enteros en que ni una sola noticia aparecida en los medios de comunicación de masas tenga una protagonista femenina”.

Datos del Proyecto Monitoreo Global de Medios de 2015 (GMMP), apuntan que las mujeres son sujeto y fuente en el 28% de las informaciones aparecidas en prensa, radio y televisión. Los hombres protagonizan el 72% restante. En diarios digitales la representación femenina es algo mayor y alcanza el 33% del total.

Las secciones de Opinión de los medios de comunicación también están llenas de hombres blancos y de mediana edad. Ése el perfil más frecuente entre quienes firman columnas y análisis con foto, nombre y apellido. En otras palabras, entre quienes generan opinión, sientan cátedra y deciden la “agenda” -los temas “importantes”-.

Las consecuencias de ese “déficit” de mujeres son más que evidentes. Invisibles y sin voz, no pueden convertirse en referentes que sirvan para empoderar a las más jóvenes. Su ausencia en los espacios de relevancia hacen que la sociedad sea menos plural y que se pierda parte de la visión y matices del 50% de la población.

Más información en: https://www.informarsobreviolenciamachista.com/