Del planking al mannequin challenge: estas son las tendencias más absurdas que se han visto en Internet

El dolor de los músculos agarrotados asciende pesadamente por su pierna izquierda, y siente cómo sus brazos se resienten fruto de la incómoda postura. Estoico, trata de controlar el temblor y observa de reojo los pasos de su compañero, que se desplaza entre ellos cámara en mano. Sí, durante las últimas semanas escenas como la descrita se han convertido en un habitual de redes sociales y mensajes del WhatsApp.

Una tendencia conocida como mannequin challenge que no cesa de dar lugar a nuevos vídeos y que se suma a la lista de modas virales que han caracterizado este 2016. En este contexto ha tenido cabida desde asustar a gatos con pepinos hasta grabarse dando tortazos al más puro estilo “cara anchoa”. Sin embargo, no han sido las más absurdas, sino que en la historia de Internet encontramos auténticas joyas.

Planking

Para empezar nos centraremos en el planking, una tendencia aparecida hace ya seis años pero que alcanzó su punto álgido en 2011. El fenómeno se popularizó después de que a finales de septiembre de 2009, un grupo de profesionales del hospital Great Western de Swindon, Inglaterra, fuera suspendido por realizarlo en horario laboral.

La persona que lo practica debe colocarse sobre una superficie como si se encontrase tumbada hacia abajo en la cama; una idea que a priori parece sencilla. Sin embargo, la clave radica en el “dónde”, es decir, que, cuanto más extraño resulte el lugar donde se coloca, mejor.

Tal es así que no resulta extraño encontrar imágenes de individuos poniéndolo en marcha sobre papeleras, en medio de la calzada, en la barandilla de la escalera, encima de un aro de una canasta y un largo etcétera de lo más variado y sorprendente. La traducción literal sería algo así como “hacerse la tabla” y basta con indagar un poco para conocer los requisitos de su práctica: los brazos no deben tocar los laterales del cuerpo y plasmar el momento forman parte del proceso.

De SUPERHÉROES va la cosa

Los superhéroes también se han erigido como grandes fuentes de inspiración a la hora de dar lugar a modas absurdas. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a los conocidos como Batmaning y Supermaning. Y como no podía ser de otra manera, se trata de emular las posturas típicas de estos personajes.

En el caso del primero, el interesado debe colgarse boca abajo de un saliente, como un murciélago; y mantenerse de la forma más estoica posible durante varios minutos. La idea, de nuevo, vuelve a ser la de desconcertar al espectador. El segundo es más sencillo de llevar a cabo, es posible con solo estirar el brazo y cerrar el puño, dispuestos a alzar el vuelo en cualquier momento. Lo ideal, sin embargo, radica en buscar el escenario más curioso y fuera de contexto.

Inspirados en las aves

Otro fenómeno que se hizo viral en 2011 tiene que ver con las aves y se conoce como Owling. El objetivo era el de colocarse en cuclillas, imitando la pose natural de un búho, con las piernas flexionadas y apoyándonos en los talones. Una postura tremendamente ridícula que muchos no dudaron en probar sobre superficies tan estrechas como pilones y escalones.

En todo caso, no ha sido la única inspirada en una ave, sino que hace poco más de un año empezó a triunfar algo mucho más atrevido: hacerse el pollo o Frozen Chook. Un movimiento también relacionado con la fotografía y cuyo protagonista debe emular la forma típica de un pollo congelado. O sea, en posición fetal y preferentemente desnudo. Y no, en sus orígenes no se encuentra ningún grupo en defensa de los animales.

ORANDO DE RODILLAS

Un tanto menos arriesgado es el tebowing, que debe su nombre al jugador de fútbol americano Tim Tebow, famoso por la forma en que se colocaba de rodillas para rezar durante los partidos: con una rodilla hincada en el suelo, la otra a noventa grados, el codo sobre ella y la frente apoyada en el puño en señal de concentración.

El primero en acuñarlo fue Jared Kleinstein, un acérrimo seguidor de los Denver Broncos que, tras un partido espectacular, se fotografió posando como su ídolo en compañía de sus amigos. La postura se popularizó entre 2011 y 2012, y se llevó a cabo a partir de entonces en toda clase de lugares. Hasta la serie televisiva de ficción South Park llevó a cabo una parodia en su honor.

De gatos

No podían faltar en esta selección los gatos, los grandes reyes de la red. Así, estos han protagonizado desde vídeos en los que se les asusta con la ayuda de un pepino (un fenómeno que empezó a mediados de 2015 y que dio lugar a cientos de felinos saltando por los aires), hasta fotografías en las que se ve su cara metida dentro de una rebanada de pan o catbreading.

Otros usuarios han llegado a aprovechar aquellos instantes en las que su mascota miraba hacia arriba para tomar a cabo una curiosa captura, un montaje en el que la nariz del minino y la de su dueño coinciden, y en la que el cuello del animal cobra el papel (y el aspecto) de una larga y mullida barba.

Money Facing y Sleeveface

Si hablamos de montajes y de efectos logrados a través de la superposición de diferentes objetos en la fotografía, no podemos dejar de mencionar el Money Facing, que consiste en doblar un billete y en hacer coincidir el rostro que aparece en él con el de la persona que posa. La clave radica en jugar con la distancia.

La moda, que nació en diciembre de 2009 y logró colarse en periódicos de la talla del Telegraph, no quedó ahí, sino que dio lugar a un meme conocido como Sleeveface. Este, en lugar del dinero de papel, usa la carátula de un disco LP para esconder el rostro y no tardó en ser adoptado por numerosos cantantes que aprovecharon la ocasión.

Botellas que caen de pie

Otro fenómeno de este año ha sido el de las botellas de agua. Aquí la idea es lanzarlas al aire y lograr que aterricen de pie frente a la cámara. Una moda que algunos han complicado tratando de conseguirlo sobre el propio tapón. Es suficiente con pasearse un rato por YouTube para encontrar decenas de recopilaciones y sus variantes.

El reto empezó a cobrar visibilidad a finales de mayo, cuando un chico de 18 años logró esta “proeza” en un concurso de talentos del instituto y uno de sus compañeros decidió colgarlo en Twitter. Los medios de comunicación no tardaron en hacerse eco e incluso se inició una campaña a través del hashtag #MiketoHellen para pedir que el joven asistiera al programa de Ellen Degeneres.

Grabar pedos bajo el agua

Entre las últimas también se cuela una consiste en grabar pedos bajo el agua a cámara lenta (120 fotogramas por segundo). Un efecto divertido que está dando la vuelta al mundo y que comenzó a principios de este mismo mes. Y es que las flatulencias son capaces de conectar con éxito con el sentir popular.

Todo deriva de la obra creada por el artista Micky Zilbershtein y titulada Uderwater flatulence in 120 fps, un vídeo grabado en alta definición que tan solo dura unos segundos y durante los que puede observarse con claridad el cuerpo joven de una mujer emitiendo gas por su trasero. La primera parte de un proyecto sobre la libertad y la censura que se ha hecho con miles de reproducciones ya, y al que no han tardado en salirle imitadores.

Mannequin Challenge

Para acabar, nos quedamos con el Mannequin Challenge, uno de los más actuales, y que ya han empezado a protagonizarse desde jugadores de fútbol hasta cirujanos y perros. De hecho, políticos y activistas se han sumado a esta moda para defender diversas ideas y causas con un toque de actualidad.

Para aquellos que lo desconozcan, consiste en grabar a un grupo de gente que se mantiene estática en una posición y actitud concreta; que trata de imitar una imagen congelada en plena acción, y que se ha llevado a cabo ya en toda clase de escenarios. En definitiva vendría a ser algo así como “hacerse el maniquí”.

Imagen | Pixabay

En Nobbot | Contenido viral, el riesgo de desinformar