Estas siete teorías “conspiranoicas” sobre tecnología dan que pensar (Iker Jiménez)

Durante la última década, el mercado tecnológico ha experimentado un auténtico boom; un célere crecimiento que ha llevado aparejado el alumbramiento de sistemas hasta el momento impensables, pero también el nacimiento de nuevas empresas.

Es el caso de Facebook, Twitter y otros gigantes del sector que, como no podía ser de otra manera y tal y como sucede con casi cualquier cosa que se populariza, han formado parte de algunas de las grandes teorías conspiranoicas tecnológicas del momento. Por supuesto, no son las únicas. Pero, ¿cuáles son las más impactantes y a quiénes afectan?

Pokémon GO es obra de los servicios de inteligencia

Empezaremos por una que atañe a uno de los juegos más populares del verano: Pokémon GO. Y es que por la red circula el rumor de que fue creado por la CIA. Si bien esto no es totalmente cierto, la realidad es que la popular aplicación se encuentra relacionada en cierta manera con los servicios de inteligencia.

Sí, porque Niantic (la desarrolladora) fue creada por John Hanke, también fundador de Keyhole, una empresa adquirida por Google e integrada en Google Earth en 2004, que en su día recibió dinero de una firma de inversión gubernamental llamada In-Q-Tel. Esta, a su vez, se nutrió de la National Geospatial Intelligence Agency (NGA).

Lo curioso del caso es que estos comentaron en una publicación interna llamada Pathfinder Magazine que las compañías obtenían información usando herramientas de Social Media, software “de relación con el cliente” y hasta aplicaciones y juegos móviles; algo que nos hace recordar al famoso juego de realidad aumentada.

Facebook no fue inventada por Zuckerberg, sino por la CIA

Muy similar a la anterior es la que afirma que la red social Facebook no fue inventada por Mark Zuckerberg ni mucho menos, sino por la mencionada agencia de inteligencia (CIA). ¿La razón? La cantidad de datos que es capaz de recabar la comunidad virtual sobre nosotros, la gratuidad del servicio y su “extraño” concepto de la privacidad.

En concreto se dice que estaría financiada por la Darpa, con el fin de seguir la pista a determinados internautas y almacenar la máxima cantidad de información. Por supuesto, nada como que la ofrezcan ellos mismos gratuitamente. Algunos expertos como el escritor Brian Staveley –tras otras teorías relacionadas con el 11S- afirman que Zuckerberg nunca obtuvo el dinero suficiente para lanzar el proyecto.

En octubre de 2015, por otra parte, la popular firma Avast afirmó que tanto ella como Google espiaban a sus usuarios. De Facebook comentó que, según sus análisis, la compañía podía llegar a controlar nuestro teléfono, desde ver las conexiones hasta leer el contenido de nuestros mensajes.

Las empresas de antivirus crean la mayoría de virus

Tras un año considerado como el de los hackeos masivos, con ataques y filtraciones protagonizadas por Yahoo, LinkedIn, y en un contexto en el que el ransomware no deja de crecer, no parece descabellada la idea de que son las propias firmas de seguridad sean las que se encargan de desarrollar la mayoría de virus para poder sacarle partido a sus productos.

Otras teorías apuntan a que algunos gobiernos también lo utilizan contra determinados países. Rusia y la China serían algunos de ellos. Así, hace ya cuatro años, la empresa de ciberseguridad del New York Times acusó al estado asiático de lanzar ataques contra Estados Unidos. En septiembre de 2015 un informe de la compañía F-Secure reflejó que los rusos habrían estado haciendo lo propio para introducir malware en los ordenadores de algunas embajadas.

IBM hizo trampas para ganar a Kasparov


Uno de los hitos históricos más conocidos del ajedrez tiene también que ver con la tecnología. Estamos hablando de la partida entre Garry Kasparov y Deep Blue, un ordenador diseñado por IBM que logró batir al jugador. Pues bien, se dice desde que hizo “trampas informáticas” hasta que hubo un error de programación.

Esta última teoría fue explicada con más acierto por Klint Finley en un reportaje publicado en Wired. El documental titulado Game Over: Kasparov se debió a una trampa informática es más crítico. Se trata de un filme dirigido por Vikram Javanti en el que se explica que tan solo se trató de una estrategia de la entidad para tratar de mejorar su imagen de marca y reputación.

¿Qué ocurrió con las bombillas de larga duración?


Que las bombillas de larga duración dejaron de fabricarse deliberadamente por la industria porque no resultaban rentables es otra de las teorías más extendidas. Lo que se afirma es que esta decidió apostar por la llamada obsolescencia programada con el fin de vender más unidades.

El documental The Light Bulb Conspiracy explica el fenómeno a la perfección y atribuye la responsabilidad a un grupo de presión llamado Phoebus, integrado por los mayores fabricantes del mundo y cuyos orígenes se remontan a 1924. Se comenta que fue entonces cuando el también conocido como “cártel Phoebus” los convocó en una reunión en la que acordaron no fabricar bombillas que excedieran las mil horas de vida.

De barcos invisibles y ovnis


Volviendo a las relacionadas con el gobierno estadounidense, una de las fantasías compartidas por muchos de nosotros radica en volvernos invisibles por unos instantes. Algo que el cine y la ciencia ficción se han encargado de plasmar en numerosas ocasiones pero que, según hemos podido escuchar, la Marina sería capaz de llevar a cabo.

Teóricamente lo lograría gracias a un “campo anti-magnético” que haría que el barco desapareciese; creando una suerte de neblina; un hallazgo que formaría parte de un proyecto de la US Navy llamado Philadelphia Experiment. Los rumores comenzaron después de que se hiciera pública una carta de uno de los marines del buque llamado Carl Allen al investigador Morris Jessup.

Otra creencia muy arraigada es la de que el programa SETI (Search for Extra Terrestrial Intelligence), encargado de buscar vida extraterrestre, constituye tan solo una tapadera de algo más “gordo” y, sobre todo, de cómo se investigan realmente este tipo de cuestiones.

El gobierno puede viajar en el tiempo y controlar por completo el cerebro humano


Para acabar, no podemos dejar de mencionar una conspiración más que tiene que ver con el citado país. Esta se refiere a los proyectos como el MK Ultra, un programa ilegal diseñado por la CIA para experimentar con seres humanos. Lo que se comenta es que en él –y además de las conocidas torturas- se llevaba a cabo el entrenamiento de médiums y psíquicos con fines armamentísticos y para establecer métodos de control mental.

El proyecto Mountauk, por otra parte y considerado por muchos como una extensión del Philadelphia Experiment, describe un suceso que habría tenido lugar en 1943. Sus defensores afirman que un buque de la armada habría desaparecido del radar y que habría sido visto a decenas de kilómetros solo unos instantes después; aunque no existe consenso sobre esta teoría.

Imágenes | Pixabay y iStock: stocknapper, homeworks, y monsitj

En Nobbot | ¿Listo para temblar de miedo? Estas son las nueve tecnologías más terroríficas del mercado