Turismo colaborativo en la palma de la mano con Free Touring

Los jóvenes fundadores de Free Touring, Eugenio Román y Laura Yváñez

Free Touring es una plataforma online y colaborativa que pone en contacto a guías turísticos y empresas de tours con turistas para, respectivamente, ofrecer y contratar visitas guiadas a cambio de propina (“free tours”). Es un marketplace tipo Airbnb, un buscador similar a Booking y una plataforma de valoraciones al estilo de TripAdvisor, pero todo ello centrado en el mundo de los free tours, tan de moda en toda Europa. Además, Free Touring ofrece servicios B2B y business intelligence a empresas de free tours para que éstas puedan optimizar sus negocios, gestionar equipos, monitorizar recursos (tours, guías, valoraciones) en tiempo real, acceder a big data, estadísticas y estudios de mercado, etc. Por todo ello, no es de extrañar que haya sido uno de los seis proyectos seleccionados en “Lánzate”, el programa de mentorización para emprendedores promovido por Orange y la Escuela de Organización Industrial (EOI).

Según cuenta a Nobbot uno de sus fundadores, Eugenio Román, “la idea de crear Free Touring surge durante un viaje Interrail por Europa. A lo largo de dicho viaje, nos dimos cuenta de que en algunas ciudades era fácil encontrar free tours. Sin embargo, en muchas otras ciudades era más difícil acceder a este tipo de visitas guiadas -muchas empresas de free tours no contaban con un servicio de reservas online o una simple página web informativa-, aun cuando sabíamos que existían. Es más, apuntarse a una u otra visita guiada dependía fuertemente de la recomendación del recepcionista del albergue/hostel en el que nos alojábamos, aun cuando nunca había consumido un free tour. Por otro lado, en algunas ciudades menos turísticas ni siquiera existían empresas de free tours, ya que éstas podrían considerar que por ser ciudades menos turísticas podrían ser menos rentables. Sin embargo, sí había gente local dispuesta a enseñar la ciudad a cambio de una propina y turistas demandando el servicio”.

free touring en un sector en la edad de piedra

“Además -añade Eugenio Román- nos dimos cuenta de que era realmente fácil encontrar el alojamiento perfecto en la ciudad –hostel, albergue u hotel en Booking y Trivago, o apartamento en Airbnb-, pero luego resultaba complicado encontrar el plan o tour más adecuado para nuestras necesidades. Finalmente, y tras investigar un poco más, descubrimos que las empresas de free tours vivían en la Edad de Piedra: totalmente desactualizadas tecnológicamente, sin optimizar, con sistemas de reservas problemáticos y sin capacidad de conocer a sus clientes y el feedback que estos querían dar sobre tours y guías”.

free-touring-2Con todo ello, al volver del viaje estos emprendedores decidieron que debían cambiar el paradigma de las visitas guiadas en Europa antes de que otros lo hicieran. Parecía el momento perfecto para crear una plataforma que generara empleo y solucionara los problemas de las distintas partes involucradas en el sector de los free tours.

15.000 euros y mucha ilusión

Su sueño empezó con una inversión de 15.000 euros y, aunque aún no han empezado a buscar inversión, ya han celebrado las primeras rondas de contacto con inversores para que les vayan conociendo. La intención de los fundadores de Free Touring es expandir sus nuevos servicios B2B para empresas de free tours en las principales ciudades de Europa en los próximos 3 años, ayudar a convertir el free tour en el estándar a nivel mundial de visita guiada gracias a un trabajo continuo de i+D y a potenciar la cultura y el turismo para todos los bolsillos.

El camino no es fácil. Así, según explica Eugenio Román, llevar a cabo un proyecto tecnológico con poco presupuesto te fuerza a hacer bootstrapping y buscar estrategias alternativas y de bajo coste para financiar dicho proyecto. Aplicar una metodología “lean” ayuda en el proceso de desarrollo, pero cuando emprendes por primera vez no tienes por qué conocer nada acerca de “lean startup”, así que es fácil caer en el error de desarrollar un primer producto con mil funcionalidades, cuando lo importante es sacar un prototipo sencillo lo antes posible y validar el modelo de negocio. Y si descubres que has tomado una mala decisión desarrollando tu producto -en general, por no preguntar al cliente-, tienes la opción de dejarlo morir o de pivotar y adaptarlo a lo que reclama el mercado. “Nosotros optamos por la segunda opción”.

hambre y tortícolis para un pitch de 2 minutos

No faltan las anécdotas que muestran la necesidad que tienen los emprendedores de perseverar en su idea sin darse por vencidos. “Mucho antes de lanzar nuestro producto al mercado -aún estábamos dándole forma a Free Touring-, nos seleccionaron para que hiciéremos un pitch (contar la idea de negocio en un par de minutos) en un importante congreso mundial de ciudades inteligentes. En nuestro afán por “bootstrapear” (usar atajos low-cost para lograr objetivos), nos planteamos si merecía la pena recorrer cientos de kilómetros, acumular trabajo “sin hacer” y gastar dinero que nos tendríamos que quitar de comida para pagarnos el viaje, todo ello para hablar 2 minutos sobre un escenario y volvernos a casa”.

¡”boostrapea”, “boostrapea” y no dejes de “bootstrapear”!

“Conseguimos racanear dinero y tiempo -añade Román- de donde no lo había, fuimos al congreso e hicimos el pitch. Tras el viaje -que daría para escribir un libro-, llegamos con hambre, tortícolis y las defensas por los suelos, pero también con muchas nuevos contactos, feedback y sinergías profesionales que nos ayudaron a terminar de darle forma al proyecto”.

Y es que, a menudo, la vida del emprendedor se basa en eso: sangre, sudor, lágrimas y subidones que contrarrestan la sangre, el sudor y las lágrimas. Así que, a no ser que tengas dinero y tiempo de sobra, ¡”boostrapea”, “boostrapea” y no dejes de “bootstrapear”!

free-touring-3

En Nobbot / Apps, holografía, realidad aumentada, Big Data, beacons… Al sector turístico no hay quien le reconozca