NESS o cómo ahorrar agua evitando sustos en la ducha

En muchas ocasiones nos lamentamos de la cantidad de litros y litros de agua que se desperdician mientras llega caudal caliente a los grifos del hogar. Hasta el momento, muchos han optado por usar el cubo de la fregona y reutilizar el agua para limpiar, fregar o incluso regar las plantas. Pero este problema ya es cosa del pasado con la solución que ofrece el dispositivo de ahorro de agua NESS que es capaz, según sus creadores, de reducir hasta en un 53% la factura del agua y evitar el desperdicio de 1.000 litros por persona al mes. Con este gesto, no solo se pretende dar un respiro a la economía familiar sino ayudar en los riesgos medioambientales del entorno.

Este proyecto ha sido uno de los seleccionados en “Lánzate”, el programa de mentorización para emprendedores promovido por Orange y la Escuela de Organización Industrial (EOI). 

Eduardo Dueñas, CEO de Métrica 6
Eduardo Dueñas, CEO de Métrica 6

El dispositivo NESS, creado por Métrica 6, es un novedoso mecanismo de tres módulos -pulsador, bypass y bomba- que consigue la recirculación del agua, permitiendo que ésta salga caliente de manera instantánea. El funcionamiento es muy sencillo, simplemente hay que pasar la mano por el pulsador –a modo de interruptor de la luz-  y esperar a que tras unos segundos,  la luz azul cambie a roja, lo que indicará que el sistema ha completado el proceso correctamente. En ese momento se abrirá el grifo, comprobando que se dispone de agua caliente sin haber desperdiciado ni una sola gota, evitando así sustos con el agua fría y reduciendo el coste en la factura y medioambiental.

NESS, un proyecto universitario

Los orígenes de Métrica6 y el dispositivo NESS se remontan al año 2013 en el ámbito universitario, cuando cuatro estudiantes decidieron llevar a cabo un proyecto común y montar su propia empresa. Estos jóvenes no imaginaron nunca el éxito que tendría su proyecto NESS, el cual les llevó ganar el premio Spin-Off de la Universidad de Málaga, dirigido a emprendedores locales. El galardón les permitió fundar su propia empresa, especializada en el ámbito del I+D+i. El asesoramiento en la elaboración del plan de empresa, el préstamo de las primeras instalaciones y el apoyo constante de la institución, ayudaron a que Métrica6 pudiera iniciar sus primeros pasos profesionales hasta alcanzar una madurez empresarial. Actualmente, Eduardo Dueñas es el administrador único y CEO de la empresa.

consejos para emprendedores

“En un primer momento -explica Dueñas- la principal dificultad fue el miedo a enfrentarse a un reto diferente cada día y aunque a veces me frustraba, siempre encontraba la manera de motivarme para sacarlo adelante. Mucha burocracia, procedimientos a los que uno no está acostumbrados e impedimentos que tienes que superar muchas veces sin saber cómo Una de las situaciones más extrañas fue la de tratar a compañeros de universidad como socios antes que amigos”.

ness2“Para ser emprendedor -añade- debes de estar bien formado técnicamente como profesional y tener la seguridad de que sabes hacer bien tu trabajo. En segundo lugar, tienes que tener la habilidad de ser muy creativo y tener liderazgo. Ser capaz de moverte en un entorno cambiante y tener una gran capacidad de reacción y de sacrificio. Lo mejor de ser emprendedor a mi modo de ver es que eres el mayor responsable de la creación de tu propio sueño, el límite lo marcas tú. Hay que ser capaz de levantarte una y otra vez”.

rondas de financiación

El proyecto comenzó con una inversión inicial de 10.000 euros, ya ha participado en las primeras rondas de financiación así como en campañas de crowdfunding para que inversores y los sectores de interés nos conocieran. “En Métrica6 hemos recibido interés desde diversos países de todo el mundo para actuar como distribuidores de NESS; sin embargo, el plan de negocio ha tenido como prioridad el lanzamiento comercial en España y la búsqueda y creación de una red de distribuidores locales y regionales por todo el país, estando presente en todas las provincias a finales de 2016″.

“Una vez alcanzada esa meta -prosigue Eduardo Dueñas-, nos dirigimos hacia aquellos mercados internacionales donde sabemos que NESS será un éxito, buscando la financiación y alianzas necesarias para conseguirlo. El mercado CE es nuestro estándar de calidad como producto. Finalmente, el equipo profesional de Métrica6 y la red de contactos garantizan un futuro prometedor para esta tecnología del hogar rentable y sostenible, ampliable, escalable y con clara proyección internacional, al que ahora inversores y distribuidores pueden sumarse como parte esencial y aprovechar las oportunidades de negocio que brinda el agua caliente inteligente”.

gran mercado potencial

NESS es un dispositivo hecho en España que se puede instalar con o sin obras, por lo que el mercado potencial son los 22 millones de viviendas que hay en nuestro país. Sin embargo, desde la empresa se ha pensado que en estos momentos es conveniente dirigirse sobre todo a las de nueva construcción y al sector de las reformas, lo que supone un mercado de alrededor de 40.000 viviendas en 2016.  Una de las ventajas del sistema NESS es su modularidad. Con el primer modelo –en construcción- se cubren las necesidades del 92% de los hogares, pero el 8% restante (bloques de viviendas con caldera comunitaria) también pueden disfrutar de la tecnología de NESS, con la diferencia de que en lugar de adquirir un producto genérico, habrá que implementarlo como un proyecto de ingeniería de instalación.

Según Eduardo Dueñas, “para constructores y profesionales de la reforma, NESS ofrece la posibilidad de incorporar un importante valor añadido a las viviendas que promueven, construyen o reforman. Este valor añadido se traduce asimismo en una diferenciación como empresa o construcción sostenible, que cada vez se está teniendo más en cuenta a nivel social y de mercado a la hora de adquirir un inmueble. Las constructoras y empresas de instalación y reformas que instalen NESS estarán de igual forma mejorando su producto de cara al usuario final, que obtendrá confort y  un ahorro económico a medio plazo, con una disminución de hasta un 53% en su factura del agua,  así como un aporte medioambiental positivo para todos, con un descenso de  1.000 litros de agua menos por persona al mes”.