Orange aumenta sus ingresos un 7,9% de enero a septiembre

Orange aumenta sus ingresos un 7,9% de enero a septiembre hasta 3.999 millones

Los ingresos de Orange España durante el tercer trimestre del año se elevan a un total de 1.371 millones de euros, un 6,4% más que el mismo periodo del año anterior. Esta cifra confirma el ritmo creciente y positivo en los ingresos de la compañía, que durante los primeros nueve meses del año han sumado un total de 3.999 millones de euros (un 7,9% más que en el periodo de enero a septiembre de 2016).

Este crecimiento en los ingresos del tercer trimestre consolida la tendencia positiva que ha experimentado el negocio de la compañía desde principios de año, con incrementos del 8,8% en los ingresos del segundo trimestre y del 8,5% en el primero, en un entorno competitivo de gran intensidad.

Esta buena dinámica comercial ha permitido que la cartera de clientes de Orange en España se eleve hasta los 20.081.000 millones, a 30 de septiembre de 2017, de los que 15.913.000 son de telefonía móvil y 4.168.000 de banda ancha fija. Esto supone un crecimiento global del 1,6% y 2,4%, respectivamente, respecto al mismo periodo del año anterior.

orange supera los 9 millones de clientes 4G

Por otra parte, continúa la buena marcha de la compañía en clientes de redes de nueva generación, de forma que, a 30 de septiembre de 2017, Orange contaba con 9 millones de clientes 4G (25% de crecimiento anual, el 56,8% sobre el total de la base de clientes de móvil), y 2.084.000 clientes de fibra óptica (48% más que en septiembre de 2016), con 137.000 altas netas de súper banda ancha fija en el tercer trimestre.

Los ingresos por servicios de la unidad de negocio móvil de Orange España en el tercer trimestre han alcanzado un total de 734 millones de euros, un 7,5% más que en el mismo periodo del año anterior. La buena marcha del negocio móvil de la compañía se aprecia también en el acumulado de enero a septiembre, que se eleva un 7,7%, hasta alcanzar los 2.070 millones, gracias al crecimiento en la base total de clientes, la ampliación de servicios de la oferta móvil y los ingresos derivados del negocio de OMVs.

A 30 de septiembre de 2017, Orange contaba con un total de 15.913.000 clientes de telefonía móvil, un 1,6% más que en el mismo periodo del año 2016, de los que 12.944.000 son clientes de contrato. Los clientes de pospago siguen, por tanto, su progresión al alza y aumentan un 4,7% respecto al pasado año. Durante el trimestre, se han registrado 76.000 altas netas en el negocio móvil de Orange.

Por otra parte, la compañía registra ya un total de 9 millones de clientes 4G, lo que supone el 56,8% de su cartera de clientes de servicios móviles, y ofrece cobertura de cuarta generación móvil al 94,6% de la población.

La red de Orange da servicio a 2.825.000 clientes de operadores móviles virtuales con los que ha alcanzado acuerdos, un 46,9% más que el año anterior.
La dinámica positiva del negocio fijo de Orange también se confirma en este tercer trimestre de 2017, en el que sus ingresos crecen hasta los 501 millones de euros, un 4,8% más que el mismo periodo del año anterior, gracias al incremento en los ingresos de banda ancha fija, que aumentaron un 8,3%. De enero a septiembre, los ingresos por servicios fijos acumulan un total de 1.519 millones de euros, con un crecimiento del 7,2%.

más de dos millones de clientes de fibra óptica

En este buen comportamiento de la banda ancha fija ha sido fundamental el crecimiento del negocio de fibra óptica de Orange, que suma 2.084.000 clientes, un 48% más que en el mismo periodo del año anterior, con un crecimiento neto en el trimestre de 137.000 clientes a los que la compañía ofrece fibra a través de sus marcas Orange, Jazztel y Amena.

A cierre del trimestre, Orange contaba con 4.168.000 clientes de banda ancha fija, un 2,4% más que el año anterior y su base de clientes de fibra supone ya el 50% del total de abonados de banda ancha fija, frente al 34,7% de hace un año.

Un 83% de los clientes de banda ancha fija de Orange disfruta ya de ofertas convergentes, gracias a la rápida penetración de la tecnología 4G, la extensión de la fibra -impulsada por la migración de clientes en huella de fibra- y el atractivo de los contenidos televisivos.
En este sentido, destaca el crecimiento del 30% durante este tercer trimestre, frente al mismo periodo del año anterior, en la base de clientes de Orange TV que ya suma 593.000 abonados, con 52.000 altas netas durante el tercer trimestre.

Tanto el negocio de la fibra como el de la televisión de Orange se han visto impulsados por la buena marcha en los planes de despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) de la compañía. Orange dispone ya de 11,3 millones de unidades inmobiliarias pasadas con su red. El mercado español se confirma como el primer país en huella de fibra del Grupo Orange, seguido por Francia, que cuenta en la actualidad con 7,9 millones de hogares pasados. En solo un trimestre la compañía ha ampliado su huella de fibra en 600.000 unidades inmobiliarias, en línea con su proyecto de despliegue de fibra óptica para alcanzar con su red a 14 millones de hogares a finales de 2018.

En nobbot | Las tiendas de Orange reciben 42 millones de visitas al año