Chema Madoz despliega la naturaleza de Asturias en Conde Duque - Nobbot

Chema Madoz despliega la naturaleza de Asturias en Conde Duque

El Centro Cultural Conde Duque acoge la muestra ‘El viajero inmóvil,’ de Chema Madoz (Madrid, 1958), Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, en la que el artista muestra su personal mirada de Asturias hasta el próximo 16 de abril. Esta exposición se enmarca en la iniciativa de mecenazgo ”Miradas de Asturias”, promovida por la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, cuyo objetivo es crear un fondo de obra inédita inspirado en Asturias y sus gentes a través de la mirada de fotógrafos galardonados con el Premio Nacional de Fotografía, invitados especialmente cada año a participar.

Anteriormente, y como parte de esta iniciativa, han presentado su obra en el Centro Cultural Conde Duque reconocidos fotógrafos como Alberto García Alix, José Manuel Ballester, Ouka Lele y Joan Fontcuberta. En esta ocasión, fruto del trabajo de Madoz, se muestran en el Centro Cultural Conde Duque un total de 34 fotografías inéditas, todas ellas copias únicas. Tras su paso por la capital, la exposición viajará al Museo de Bellas Artes de Asturias (Oviedo), donde se podrá visitar a partir del mes de mayo.

La ‘Mirada de Asturias’ de Chema Madoz

El punto de partida habitual del trabajo de Madoz es la manipulación de las imágenes y los objetos cotidianos con la intención de descubrir nuevos aspectos de sus capacidades simbólicas. Sin embargo, en ‘El viajero inmóvil’, el fotógrafo ha tenido que realizar el trayecto inverso: esta vez no son los objetos y sus significantes libres los que tienen la palabra, sino que es la propia idea de Asturias la que se convierte en el objetivo que definir.

Utilizando la representación icónica, el fotógrafo consigue conectar la observación del pequeño territorio con sus representaciones poéticas que van y vuelven de la pura abstracción a lo concreto, empleando para ello, como es consustancial a su trabajo, el sentido del humor. En palabras del comisario del proyecto, Borja Casani, ”el mirar Asturias requiere, desde la perspectiva y los modos de hacer de Chema Madoz, convertir la realidad de su espacio geográfico, sus costumbres y sus gentes, en una abstracción”. Para ello el fotógrafo ”nos propone un viaje inmóvil, pues para la realización del trabajo no necesita desplazarse al lugar concreto. Se trata de viajar por la imaginación para descubrir los elementos conceptuales que conforman la idea de una Asturias de la mente”.

imágenes próximas a la poesía y la pintura

Chema Madoz (Madrid, 1958) desarrolla, durante los primeros años 80, estudios de Historia en la Universidad Complutense, que compagina con su formación fotográfica en diferentes cursos y escuelas de Madrid. Realiza su primera exposición en 1985. A principios de los años 90, sus imágenes poseen ya un lenguaje definido y personal. Su mundo se centra en la presencia insólita y poética de los objetos que selecciona y dispone en escenarios íntimos, construidos por él mismo.

En su obra, próxima a la poesía visual, la pintura y la escultura, los objetos descontextualizados se trascienden a sí mismos y enseñan algo que se oculta a una mirada ordinaria. Son metáforas fotográficas, juegos visuales, objetos dispuestos a sorprender y provocar al espectador pues, tras su apariencia habitual, revelan una singularidad que nos remite a una asociación inesperada. En sus fotos la realidad resulta cuestionada e invita al espectador a la observación, la reflexión y a descubrir la poesía oculta de los objetos.

Además del Premio Nacional de Fotografía, Madoz ha recibido el Premio Kodak (1991), Premio PHotoEspaña (2000) y el Premio Bartolomé Ros (2010), Premio ”Overseas” Higasikawa, Japón (2000). Asimismo, ha realizado numerosas exposiciones individuales en galerías y museos, entre las que destacan la Galería Moriarty, Madrid; Galería Joan Prats, Barcelona; Yossi Milo, Nueva York; Galería OMR, México; Lisa Sette Gallery, Arizona; Galería Esther Woerdehoff, París y la Galería PDNB, Dallas.

Su obra también se ha expuesto en museos como el Museo Nacional Reina Sofía, Madrid; Centro Galego de Arte Contemporáneo, Santiago de Compostela; Museo de Bellas Artes de Buenos Aires; Kiasma Museum de Helsinki; Netherland Photomuseum de Róterdam; Hermitage Museum de Kazan; el Multimedia Art Museum de Moscú y el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile.