Marketing de ciudades para un mundo "glocal" - Nobbot

Marketing de ciudades para un mundo “glocal”

Hace tan solo ocho años, la humanidad alcanzó un hito que marcó una época: por primera vez en la historia, la mitad de la población mundial vivirá en áreas urbanas. Las previsiones apuntan a que a urbanización llegará al umbral del 70% en 2050. Este dato, incluido en el prólogo del libro Marketing de Ciudades, da cuenta de la importancia creciente de los núcleos urbanos que, para su desarrollo, necesitan la colaboración de los ciudadanos y, también, de las empresas. Precisamente es a esta relación entre ciudades y empresas a la que dedican los autores Philip y Milton Kotler las más de 250 páginas de un libro que apunta nuevas vías de desarrollo urbano en un entorno “glocal”, en el que se necesita “pensar globalmente y actuar localmente”.

marketing de ciudades en un mundo global

Según apuntan los autores de Marketing de Ciudades, desde el punto de vista económico, vivimos en un mundo de multinacionales y ciudades globales y, por ello, “el destino del mundo económico está hoy en las manos de la interacción entre grandes corporaciones globales y las grandes ciudades del mundo”. Por ello, a la hora de plantearse la redacción de este libro, sus autores se fijaron, como objetivo principal, servir de ayuda a los líderes empresariales para elegir la ubicación adecuada para invertir en las ciudades con un mayor crecimiento global y ayudar a los directivos de marketing a intensificar sus campañas para recoger los beneficios de esas inversiones.

Por otro lado, otro objetivo adicional de este texto, es contribuir a que los dirigentes de las ciudades globales puedan atraer a las multinacionales que deben decidir sus inversiones entre distintas ciudades candidatas.

el crecimiento de un país es el de sus ciudades

Los autores están convencidos de que el crecimiento de un país está íntimamente relacionado con el crecimiento de las principales ciudades. El PIB de estas ha crecido más rápidamente que el PIB de sus países, siendo estas ciudades la fuente de riqueza de sus países y no al revés. Por poner algún ejemplo, PriceWaterHouseCoopers estima que el índice de crecimiento anual de Brasil en el período 2010-2025 será inferior al 3% mientras que la estimación para Sao Paulo en el mismo periodo es del 4,3% y para Río de Janeiro del 4,2%. El índice de crecimiento anual nacional de la India se estima en un 5%, mientras que el de Bombay y Nueva Delhi se espera que sea de un 6,3% y un 6,4% respectivamente.

Según los Kotler, el crecimiento económico no lo proporcionan la construcción de naciones sino las políticas nacionales que invitan a los inversores privados en industrias, comercio y consumo, a invertir en las ciudades de mayor crecimiento, tanto de los países desarrollados como de los que están en vías de desarrollo.

caso práctico: inversión de Orange en Barcelona

En su empeño didáctico, el libro de Philip y Milton Kotler presenta una gran cantidad de datos y casos prácticos para añadir contenido a los conceptos. Entre ellos, figura el de inversión de Orange España en redes de nueva generación en Barcelona, que tiene especial relevancia por lo que tiene de impulso a la digitalización de una ciudad con vocación global.

Las infraestructuras físicas y de información desplegadas en esta ciudad, más allá de proporcionar un mejor servicio a las empresas instaladas, a los centros administrativos y a los propios habitantes, han servido para aumentar el atractivo de la ciudad para futuros inversores, que buscan localizaciones equipadas con los últimos avances en tecnología y con infraestructuras sostenibles que permitan un uso masivo.

Por otro lado, las iniciativas por las que ha apostado Orange han contribuido a desarrollar un modelo de ciudad digital y avanzada, que favorece la innovación y el emprendimiento y contribuye a mejorar la competitividad de las empresa y a retener el talento de la metrópoli.

Otra de las consecuencias más destacadas de esta apuesta inversora por Barcelona ha sido la dinamización del empleo. Solo para el desarrollo de infraestructuras, Orange ha contratado a 291 personas para cubrir puestos en áreas claves como ventas, finanzas, atención al cliente o gestión de redes. Además de forma indirecta, ha generado alrededor de 3.000 empleos asociados a los puntos de venta y despliegue de redes.

ventajas para ciudadanos y tejido empresarial

En definitiva, el ejemplo de Orange en Barcelona destacado por Philip y Milton Kotler, supone importantes beneficios para los ciudadanos que, gracias a la modernización de las redes, pueden acceder a servicios como educación online, teleasistencia para el cuidado de mayores o telemedicina, para favorecer la asistencia remota de pacientes.

También supone una ventaja para el tejido empresarial de la ciudad, ya que se abre a esa economía global y digitial y a todas las oportunidades de negocio que eso implica.

Al mismo tiempo, la propia ciudad también gana porque cuenta con una infraestructura duradera y limpia, aumenta el valor de la propiedad inmobiliaria, coloca a Barcelona en una situación privilegiada para atraer a la economía digital, mejora la gestión de los servicios públicos al reducir el consumo de alumbrado eléctrico y de agua, y puede optimizar los servicios de movilidad para ciudadanos y visitantes con la colocación de paneles informativos.