Diseñan un árbol artificial capaz de producir energía

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos, acaba de conseguir algo que parecía imposible: obtener energía eléctrica imitando a las plantas. En concreto, han diseñado un árbol artificial, similar a un álamo, cuyas hojas son capaces de generar electricidad cuando son movidas por el viento.

Para ello, han recurrido a la biomimética, la ciencia que define el empleo de dispositivos o estructuras artificiales para imitar las naturales, que ha posibilitado el diseño de este árbol artificial. Aunque el prototipo es algo burdo, en el futuro se irá mejorando para que se asemeje más a los árboles reales.

El efecto piezoeléctrico también ha sido clave para el desarrollo de este proyecto. Pero, ¿qué son los piezoeléctricos? Pues tal como explican en un artículo publicado en ‘Muy Interesante’, son cristales que adquieren carga eléctrica cuando se comprimen, retuercen o distorsionan. En este caso, facilitan la producción de electricidad mediante energía eólica mediante las hojas artificiales, fabricadas con este material.

Así funciona el árbol artificial

Los tallos de las hojas artificiales que han desarrollado estos investigadores poseen en su interior pequeñas láminas de plástico que liberan una carga eléctrica al ser empujadas por el aire. Entonces, su tensión mecánica hace que su masa adquiera polarización eléctrica, lo que denominamos piezoelectricidad. Además, sus láminas piezoeléctricas flexibles oscilan en un patrón regular, que garantiza que sean muy eficientes a la hora de producir electricidad.

Gracias a este proyecto, en el futuro se podrán fabricar otros árboles artificiales que realicen las misma función que los naturales, con un diseño estético mejorado y que generen electricidad a través de la energía eólica, de la misma manera que los molinos de viento.

Fotografía destacada: Universidad Estatal de Iowa, Christopher Gannon.

En Nobbot | Árboles de plástico y fibra de vidrio donde revolotean pájaros azules