Literatura y Big Data: a Nabokov le gustaba el malva - Nobbot

Literatura y Big Data: a Nabokov le gustaba el malva

El último libro del escritor y experto en estadística Ben Blatt ha tratado de esclarecer algunos de los grandes secretos que esconden los clásicos de la literatura. Lejos de ceñirse a las fichas bibliográficas que solo recogen un resumen de la obra y sus características generales, este autor ha revelado datos muy curiosos aprovechando las posibilidades del Big Data.

En propias palabras de Blatt, que hemos podido leer en eldiario.es, al cambiar el enfoque del análisis tradicional, ha otorgado a cada palabra la misma relevancia, por lo que el libro se convierte en un sumario de miles de puntos de información útiles que merecen ser analizados.

Este escritor ha creado una base de datos de miles de libros de cientos de reconocidos autores con un objetivo principal: responder a las preguntas que los escritores y los lectores se han hecho alguna vez.

Los autores de las obras más conocidas de la literatura han debatido sobre espinosas cuestiones como el uso de exclamaciones o la utilización de adverbios terminados en –mente, así como la fórmula más adecuada de estructurar una novela. Pero, ¿han llevado la teoría a la práctica?

Los títulos que componen la lista de Blatt están entre los más vendidos y firmados por los autores más destacados de la historia. Por ello, hay un poco de todo, desde verdaderos clásicos de la literatura de Jane Austen o Charles Dickens hasta best sellers firmados por Stephen King o J. K. Rowling.

big data para conocer secretos de novelas

Entre las primeras conclusiones, Blatt ha extraído que las frases de apertura de las novelas suelen ser cortas, que Jane Austen recurre a 115 clichés por cada 100.000 palabras y que Nabokov escribió el término ‘malva’ 44 veces más que el promedio de los escritores de los últimos doscientos años, algo que tiene cierto sentido, pues el autor de ‘Lolita’ tenía sinestesia y al escuchar diferentes letras o sonidos, su cerebro evocaba automáticamente un color. De hecho, este anecdótico dato título al libro en el que Blatt recoge las conclusiones de su investigación:Nabokov’s Favorite Word Is Mauve‘ ( La palabra favorita de Nabokov es malva). Para descubrir todo esto ha manejado millones y millones de palabras, pero se ha ayudado de un conjunto de herramientas de código abierto llamado Natural Language Toolkit.

En el primer capítulo de ‘La palabra favorita de Nabokov, Blatt analiza el uso de los adverbios acabados en ‘-mente’. Dickens utilizó más de 100 de estos adverbios en 20 novelas, y Jane Austen, se atrevió a utilizar cerca de 130 en solo seis libros.

un nuevo ayudante para los escritores

Otro de los descubrimientos más curiosos que ha logrado gracias al Big Data, está relacionado con el tamaño del nombre de los autores en la portada de los libros: la tipografía crece desmesuradamente cuando pasa a estar entre los más vendidos de la lista de ‘The New York Times’. Además, analizó hasta el uso de exclamaciones. En este sentido, los datos desmontaron el consejo de un autor de best sellers, Elmore Leonard, que recomendaba allá por 2001 no utilizar signos de exclamación.

Pues sí, Blatt ha descifrado algunos secretos de los clásicos de la literatura gracias al Big Data, que podría convertirse en un valioso ayudante del novelista a la hora de buscar los ingredientes del éxito. Aunque este autor tiene claro que no hay ninguna posibilidad de hallar una fórmula mágica que garantice que un libro se convierta en un éxito de ventas.

Fuente: Eldiario.es

Fotografías: Pixabay.com

En Nobbot | Literatura y Big Data: A Nabokov le gustaba el malva