¿Dónde subo mis vídeos? (I) - Nobbot

¿Dónde subo mis vídeos? (I)

VídeoSupongamos una situación bastante cotidiana. Es nuestro cumpleaños y nos regalan una videocámara digital para que podemos grabar y conservar todos nuestros recuerdos más preciados. Pero quizás queramos darle otro uso, el de grabar vídeos con el fin de difundirlos en la red a cuanta más gente mejor. Aquí encajan a la perfección los servicios de alojamiento y visualización de vídeo que han ido proliferando en los últimos años.

Si os asaltan las dudas a la hora de decidir cuál es el servicio más apropiado para vosotros a la hora de colgar vuestros vídeos en la red, en AnexoM vamos a hacer un ligero repaso por los servicios más destacables en el panorama audiovisual de la red. Empecemos pues.

YouTube

YouTubeCreo que con YouTube sobran las presentaciones, este archiconocido servicio fue creado por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim a principios de 2005 y vendieron el proyecto en 2006 a Google, quien se encarga ahora de todo el mantenimiento del servicio. La enorme y principal ventaja de YouTube reside en su extendido y afianzado uso por parte de la gran mayoría de los internautas. Casi todo el mundo, aunque no sea muy ducho en el uso de los ordenadores, conoce YouTube, y es por eso que es el servicio idóneo para todo aquel que quiera darle visibilidad a sus vídeos.

Hasta hace relativamente poco YouTube ha ido a la cola en lo que capacidad técnica se refiere, algo lógico si nos ponemos a pensar en el inmenso ancho de banda que consume cada día. YouTube fue de los últimos servicios de vídeo online que incluyó la posibilidad de ver los vídeos en alta definición, bastante después que sus competidores, aunque sí que ofreció en su momento otros servicios importantes como la traducción de sus servicios en diversos idiomas (castellano incluido), la personalización tanto de los reproductores embedidos en las webs como de nuestro canal personal de vídeo, permitiendo así crear nuestro propio videoblog dentro de YouTube.

Vimeo

VimeoVimeo fue de los primeros servicios (si no el primero) que apostó por el HD (alta definición) en sus vídeos. Esto, sumado al cuidado diseño de su web y de su reproductor de vídeo, el cual considero el más bonito de cuantos servicios de vídeo online existen, dando completo protagonismo al vídeo en cuestión y mostrando sólo unos simples controles al pasar el cursor del ratón por encima de este. Otro enorme punto a favor de Vimeo es la abrumadora sencillez de su formulario de upload. Una vez seleccionado el vídeo que vamos a publicar, comenzará la subida del mismo, mientras la cual podremos establecer el título del vídeo, los tags, añadirlo a algún canal, etc.

El problema esencial de Vimeo es el excesivo tiempo que pasa entre la subida completa del vídeo y la recodificación del mismo para ser visible a través de la web. Este problema se acentúa más si somos usuarios de una cuenta gratuita ya que se prioriza a los usuarios de cuentas de pago sobre los primeros y puede pasar más de una hora antes de que podamos disfrutar de nuestro vídeo. Otras desventajas de usar una cuenta gratuitas son las de contar con un número limitado de vídeos en HD que poder subir y un tope más pequeño (500 megas) de material audiovisual que poder subir a la semana. Adquirir una cuenta pro de Vimeo cuesta actualmente 59.95 dólares al año y francamente creo que sólo merece la pena hacer dicho pago si vamos a hacer un uso intensivo de este servicio, en caso de uso esporádico nos bastará con la cuenta gratuita.

Dailymotion

DailymotionDailymotion es un servicio que siempre ha ido a la zaga de YouTube, no en vano su dominio fue registrado un mes después que el de YouTube, en 2005 y hubo una época en que los usuario se dividían entre los dos servicios. Funcionalmente, Dailymotion y YouTube son bastante similares y ofrecen prácticamente las mismas posibilidades. Las mayores diferencias se pueden observar en el diseño de la web, algo más estructurado en Dailymotion y en el reproductor de vídeo, algo más afinado aquí. Algo realmente remarcable de Dailymotion es que ya está dando soporte al nuevo lenguaje HTML 5 (al igual que YouTube en pruebas) futuro inevitable para todas las webs de vídeo gracias a su tag video.

Evidentemente, donde pierde Dailymotion es en su poder de difusión ya que mucha menos gente entrará en este servicio buscando vídeos aleatoriamente y dará con el nuestro. Aún así no deja de ser un servicio recomendable para aquellos que deseen una audiencia moderada o simplemente repudien la filosofía de YouTube, algo que aunque parezca mentira ocurre, es por eso que hay alternativas al archiconocido servicio propiedad de Google.

En AnexoM | ¿Dónde subo mis vídeos? (II)