El móvil como instrumento para ser más consciente de todo lo que te rodea - Nobbot

El móvil como instrumento para ser más consciente de todo lo que te rodea

smartphones foto

Los smartphones son dispositivos con una tecnología extremadamente avanzada que no siempre aprovechamos en su totalidad. No solo son una herramienta para comunicarnos, hacer fotos o jugar, sino también para relacionarnos con nuestro entorno de un modo más consciente y preciso.

Gracias a los sensores integrados en nuestro dispositivo y/o a la infinidad de apps disponibles que ponen a nuestra disposición los ingentes recursos de conocimiento disponibles en la nube, nuestro móvil puede convertirse, con poco esfuerzo, en una extensión de nuestros sentidos.

Hay múltiples dimensiones de esta “consciencia” tecnológica. Desde el aquí y ahora a través del GPS hasta las humildes apps para conocer el tiempo meteorológico, pasando por las que son capaces de “escuchar” una canción o “ver” un cartel publicitario y decirnos de qué canción se trata o darnos más detalles sobre el contenido del cartel. Por ejemplo, los horarios de proyección en el cine más cercano si se trata de una película.

La capacidad de un smartphone para ser “consciente” del entorno dependerá en gran medida de los sensores que incluya y de su calidad y precisión. Los acelerómetros, el GPS, la brújula o el barómetro son solo algunos de los recursos con los que cuentan los smartphones para recopilar datos contextuales, que pueden estar presentes o no estarlo según el modelo o la gama.

No apto para amantes de la privacidad

Antes de nada hay que advertir que esta faceta del smartphone como amplificador de nuestros sentidos depende de nuestra permisividad a la hora de dejar que las apps y servicios conozcan aspectos de nuestra identidad y cotidianidad, tales como nuestra ubicación, o que tengan acceso a la cámara o al micrófono del terminal.

permisos

Si somos celosos de nuestra privacidad y de nuestros datos, este tipo de uso del smartphone no es el más indicado, aunque las ventajas y beneficios derivados de permitir que el terminal conozca ciertos aspectos de nuestra actividad pueden compensar en muchos casos el inconveniente de la exposición de nuestros hábitos ante estas apps y servicios.

Amplifica tus sentidos

Los smartphones son capaces de “sentir” lo que sucede alrededor: con la cámara “ven”, con el micrófono “oyen”, con el acelerómetro y giroscopio se orientan y con el GPS se ubican.

Una de las aplicaciones más llamativas y que mejor ilustran la capacidad de los smartphones para identificar lo que sucede alrededor es Shazam . Disponible como app para los sistemas operativos móviles más comunes, es capaz de escuchar canciones y devolvernos su título, autor y letras si se encuentra en su gigantesca base de datos de títulos.

shazam-00

Si no hay demasiado ruido de fondo, y la conexión de Internet es rápida, su funcionamiento será sumamente ágil y eficiente, integrado con otros servicios como Facebook o Spotify. Es casi magia cuando se prueba por primera vez.

Otro tanto podemos decir de otra app, bastante veterana ya, pero poco conocida a pesar de todo: Google Goggles , que permite usar la cámara para identificar lugares o leer códigos de barras. Tan solo apuntando y capturando la escena, la app identificará (si lo tiene en su base de datos) el monumento o lugar en el que estemos.

google goggles

Mide tu actividad física

Otra dimensión interesante es la del móvil como cuantificador de actividad física. Estamos acostumbrados a oír hablar de las pulseras cuantificadoras y de los smartwatches como los dispositivos perfectos para ello, pero existen apps que permiten convertir al móvil en un buen cuantificador de los pasos caminados, corridos o kilómetros pedaleados gracias a los sensores de posición y movimiento.

Una de estas apps es Moves, que está permanentemente registrando nuestra actividad en segundo plano y ofrece datos sobre nuestros hábitos de movimiento. Como valor añadido de esta aplicación está la integración con aplicaciones de terceras partes, como Moves-O-Scope, que usa técnicas de visualización de datos para convertir nuestros registros en información gráficamente representada en un mapa.

moves-o-scope-00

Como efecto colateral no tan bueno está el mayor consumo de batería derivado de su instalación, aunque si el móvil es de gama media-alta o alta, el comportamiento es más noble que en terminales de gamas medias y bajas.

Google también guarda registro de nuestros movimientos, viajes y ubicaciones, aunque con menos opciones gráficas para representar los datos almacenados. En su día contaba con interesantes estadísticas acumuladas. Pero a día de hoy las ha retirado.

Para registrar actividades deportivas puntuales, existen otras apps como Endomondo Sports Tracker  o Strava, que permiten llevar cuenta de nuestras salidas para correr, prácticas ciclistas o actividades deportivas en general.

Medidores de luz y ruido ambiente

Si acudimos a aplicaciones sencillas, pero útiles, encontramos que un smartphone es capaz de medir el nivel de intensidad del sonido, arrojando un resultado en decibelios, la medida estándar en este tipo de magnitudes. Y también puede medir la intensidad lumínica, medida en lux.

decibel
Para ello, tenemos en las tiendas de apps de los sistemas operativos móviles aplicaciones como Sonómetro, para medir el nivel de intensidad sonora, o Light Meter. Ambas usan el micrófono y la cámara frontal respectivamente como elementos activos para captar el audio o la luz.

También encontramos aplicaciones para conocer la presión atmosférica y nuestra altitud, aunque no todos los dispositivos tienen los sensores adecuados para obtener una medida adecuada de estos parámetros.

La utilidad práctica de estos sensores y apps es mayor de la que pueda parecer en principio. Por ejemplo, con el medidor de nivel sonoro, podremos hacernos una idea bastante fidedigna del ruido que estamos soportando por causa de una obra o los vecinos.

El medidor de presión y altitud, por su parte, convierten a nuestro smartphone en una estación meteorológica, de especial utilidad en rutas de senderismo o excursiones.

Google Now, casi un asistente personal

Más allá de los sensores de parámetros físicos, Google Now es un asistente personal capaz de ofrecernos información y avisos contextuales a partir del análisis y cruce de datos recolectados a partir de nuestro correo, la actividad en redes sociales, entradas de calendario, mensajes de confirmación de compra de billetes y también de nuestra voz entre otras fuentes.

google-now

Con todo ello, Google Now presenta una serie de tarjetas informativas con recomendaciones sobre, entre otras actividades, el tiempo que tardaremos en llegar a un evento en el que estemos registrados, o en llegar al aeropuerto para coger un avión para el que hubiéramos adquirido los billetes y estuvieran en un mensaje o en el correo.

Además de responder a nuestros comandos de voz, asistentes como Google Now y también Cortana o Siri, en un nivel no tan avanzado, consiguen que seamos más conscientes del mundo que nos rodea sin apenas tener que preocuparnos activamente por llevar el seguimiento de las citas, eventos, viajes o noticias que sucedan en un momento dado.

Los algoritmos de machine learning detrás de Google Now son los responsables de estos avances en la observación de nuestro entorno, estableciendo relaciones entre diferentes fuentes de datos sin que tengamos que hacer prácticamente nada para ello.

Imágenes clasificadas automáticamente

Otro tanto pasa con las fotos. Aplicaciones como Google Fotos o Flickr, entre otras, son capaces de reconocer la temática y los motivos de las imágenes que hubiéramos subido a dichos servicios. Así, podremos encontrar las imágenes categorizadas dependiendo de los lugares donde estén hechas, de las “cosas” que aparezcan en ellas o de las personas que estén retratadas, entre otros criterios.

google-fotos

Es una forma indirecta de adquirir consciencia de nuestro entorno a través del móvil, en este caso de un modo diferido a partir de las fotos que hubiéramos hecho con él.

Investigando la realidad

El móvil también permite realizar muy diversas investigaciones de la realidad que nos rodea. Por ejemplo, si viajamos en avión y estamos sentados en la ventanilla, sin más que desactivar el modo avión (no hacen falta los datos móviles) para que el GPS se ponga a funcionar, podemos usar aplicaciones como Orux Maps para conocer, con precisión y en tiempo real, el estado del vuelo en cuanto a velocidad o altitud.

orux maps

Podremos seguir en tiempo real el despegue y el aterrizaje, aunque con precaución para no perder la visibilidad de los satélites, pues no tenemos datos para acelerar el “enganche” a ellos.

En otro orden de cosas, aplicaciones como Facebook ya incluyen avisos que alertan sobre la proximidad de los amigos que hayan elegido hacer visible su ubicación para otros. Por no hablar de redes de contactos como Happn, donde las interacciones se basan en su mayor parte en la proximidad geográfica de sus usuarios.

Si lo que nos interesan son las efemérides, tales como la salida o la puesta de sol, aplicaciones como la mencionada Orux Maps permite conocerlas con total precisión. Así, no nos perderemos ni una sola puesta de sol más.

Si lo que nos interesan son los astros, apps como Skymap son de gran valor para identificar los cuerpos celestes sobre nuestras cabezas, o para saber a qué hora y por dónde va a aparecer la Luna si nos interesa fotografiarla, pongamos por caso.

fasesluna

También hay apps para seguir día a día las fases de la Luna, las mareas y, en general, cualquier otro evento, suceso o efeméride que queramos tener en nuestro radar particular.

Estar al día a la carta

El capítulo de las noticias y la actualidad es otro donde el smartphone encaja a la perfección. Podemos usar apps como Flipboard para crear nuestro “feed” de noticias a la carta, eligiendo las fuentes preferidas, sean Facebook, Twitter, periódicos nacionales e internacionales o publicaciones académicas incluso.

En general, las posibilidades del smartphone como amplificador de nuestra percepción del mundo que nos rodea son infinitas. Aquí te hemos dado algunas pistas, pero en última instancia cada persona tiene la libertad suficiente como para hacerse su propia composición de lugar.

En Nobbot | Tecnología forense: te destripamos un smartphone