Por qué el año 2017 será el año de los asistentes virtuales

Por qué 2017 será el año de los asistentes virtuales personales

Si bien los asistentes virtuales por voz no constituyen nada nuevo y Siri ya es una de las veteranas de este mercado, lo cierto es que parece que el 2017 será su año. Una afirmación compartida por muchos expertos y que el pasado mes de enero confirmó un estudio llevado a cabo por la CIRP (Consumer Intelligence Research Partners). En concreto, el documento apuntó a que a finales de 2017 su número en los hogares estadounidenses superará los 30 millones.

Los datos de Gartner, por otra parte, auguran que de cara al 2019 el 20% de las interacciones con el móvil se producirán a través de estos sistemas. Unas cifras nada desdeñables que, tal y como hemos podido deducir de un análisis del contexto, estarán motivadas por la aparición de nuevos agentes. Y es que parece que cada marca quiere tener el suyo propio. Pero expliquémonos.

Los orígenes

Al hablar de “ayudantes” personales e inteligentes, nos estamos refiriendo a software capaz de ofrecer al usuario determinados servicios y de realizar tareas en función de sus indicaciones emitidas de viva voz (o sea, que procesa el lenguaje natural sin dificultad), entre otras. Es el caso de la mencionada Siri, pionera en este ámbito. Ahora bien, ¿cómo nació?

Encontramos sus orígenes en un proyecto militar de inteligencia artificial de la DARPA llamado CALO (y cuyas siglas responden al nombre de cognitive assistant that learns and organizes), algo así como un “asistente cognitivo que organiza y aprende” iniciado en 2003. Sin embargo, algunos de los desarrolladores decidieron crear su propia empresa, Siri Inc, que Apple adquiriría en abril de 2010. Su debut original tuvo lugar ese año, pero se reintrodujo en octubre de 2011 con el nuevo iPhone 4S.

Google Now vio la luz poco después, en la I/O de junio de 2012 y con Android 4.1 Jelly Bean. Curiosamente, fue ese mismo marzo cuando llegó el soporte de idioma español a Siri. Desde entonces, ambas plataformas no ha dejado de mejorar e, incluso, en el caso de los de Moutain View, ha dado paso a Google Assistant. Algo que no ha impedido que otras multinacionales hayan lanzado otros muy similares.

Cortana


La aparición de Cortana fue un tanto más tardía. Aunque estaba disponible antes para Windows Phone y la Band, no caló hasta el lanzamiento del último sistema operativo de los de Redmond, Windows 10, cuya presentación tuvo lugar en el verano de 2015. Su principal diferencia respecto a los mencionados es que incluye una suerte de “libreta” donde guarda la información del usuario y que abarca cuestiones como sus rutinas hasta sus intereses y demás.

Asimismo y tal y como indicábamos hace unas líneas, en la actualidad ya no nos ceñimos únicamente al campo de los asistentes móviles o a través del ordenador, sino que la principal apuesta se encuentra en el ámbito de los hogares conectados.

Google Assistant


Aquí hay que volver a mencionar a Google Assistant y a Google Home, este último un dispositivo al más puro estilo Amazon Echo (las similitudes, incluso, estéticas, resultan evidentes) que el gigante tecnológico anunció hace poco menos de un año.

Fue en el pasado CES de las Vegas cuando supimos que podríamos controlar los interruptores Belkin Wemo Minis y Switchmate a través del asistente y también que este se integraría en el próximo Chrysler 300 (aunque se desconocen más detalles al respecto). El control por voz de la televisión Nvidia Shield y el manejo de los purificadores Coway’s Airmega son otras prestaciones que merece la pena mencionar y que, de nuevo, van más allá de los ordenadores y smartphones.

La apuesta de Amazon

En cuanto al de Amazon, Alexa, lo conocimos hace ya tres años de la mano de Amazon Echo. Sin embargo y lejos de quedarse ahí, en el año 2015 empezó a liberar sus Skills –una suerte de ejemplos predefinidos que facilitan la integración de Alexa- . Y Spotify fue de las primeras en ser compatible. El pasado CES LG presentó una nevera que funcionaba con ella.

La compañía surcoreana, no obstante, también estaría trabajando con Google. De hecho, los rumores indican que podría estar pensando en integrar Alexa o Google Assistant de forma nativa en sus próximo smartphone, el LG G6, que será presentado oficialmente el próximo 26 de febrero.

Ford, Whirpool y Huawei son otros de los que apuestan por la tecnología de Amazon. Respecto a la primera, el asistente permitirá a los conductores conocer, por ejemplo y desde su propia casa, el nivel de gasolina que les queda en el depósito; preguntar por destinos concretos –como un restaurante- y que la dirección aparezca automáticamente en el navegador, y otras comodidades.

En cuanto a Whirpool, sus lavadoras podrán controlarse a través de Alexa; y Huawei los integra ya en sus teléfonos Mate 9.

Los casos de HTC y Samsung

Directamente relacionado con esta última iniciativa, el último buque insignia de HTC, el U Ultra –presentado cuando todavía teníamos la miel del CES en los labios- dio a conocer su nuevo y particular asistente virtual, Sense Companion, capaz de aprender de nuestros hábitos y similares; y que aprovecha al máximo la dual display de este teléfono.

Esperamos algo similar de Samsung, que ya ha dado algunas pistas sobre el asistente virtual que estrenará con el Galaxy S8. Aquí cabe referirse a la reciente adquisición de la entidad de la start-up Viv Labs, integrada por algunos de los creadores de Siri. La idea es que su próximo terminal plasme esta compra. Al parecer, el asistente se llamaría Bixby y, según lo previsto, sabremos más de él en el inminente MWC.

La propuesta de Sony


Sony tampoco ha querido quedarse atrás. Su asistente, sin embargo, nos habla al oído. Nos estamos refiriendo al auricular Sony Xperia Ear, un dispositivo que conocimos este octubre y que, con tan solo apretar un botón, nos permite empezar una conversación con el smartphone para que nos informe del tiempo, acceda a nuestro registro de llamadas perdidas, etcétera.

Imágenes | iStock: Hasloo

En Nobbot | Asistentes personales: cómo sacar partido a Siri, Google Now y Cortana