Borrado de mensajes y otras características con las que Telegram se ha adelantado a WhatsApp

A pesar de que WhatsApp se postula como el servicio de mensajería instantánea por el que se decantan muchos usuarios, lo cierto es que otros competidores como Telegram no dejan de apostar fuerte. De hecho y desde sus orígenes, esta aplicación preferida por aquellos que desean comunicarse con mayor privacidad no ha dejado de adelantársele a la hora de lanzar nuevas características.

Y es esto precisamente lo que acaba de pasar. Sí, porque hace tan solo unas horas que la entidad ha lanzado una muy demandada: el borrado de mensajes. Una funcionalidad que se coló en la beta de la app propiedad de Facebook a mediados de diciembre y que permite eliminar por completo lo escrito e incluso evitar que el receptor lo lea. Sin embargo, todavía no ha sido lanzada oficialmente. Pero vayamos con algunos ejemplos más.

El borrado de mensajes en Telegram

mensaje

Antes de abordar otras, nos centraremos en la recién estrenada prestación. En concreto, se trata de la posibilidad de acabar por completo con fragmentos de la conversación. Para que nos entendamos, anteriormente contábamos con la opción de borrarlos, pero esta se limitaba a nuestra visualización; es decir, una vez enviado el mensaje, no había nada que hacer.

Una suerte de función para des-enviarlos que, no obstante, cuenta con algunas limitaciones. Por ejemplo, únicamente disponemos de 48 horas para arrepentirnos de lo escrito y eliminarlo de ambos lados de la comunicación. Algo que no servirá de nada si nuestro interlocutor ha hecho una captura de pantalla, pero que, en todo caso, resulta de gran utilidad.

Para lograrlo, basta con pulsar de forma continuada sobre el mensaje en cuestión para seleccionarlo, momento a partir del cual nos deja eliminarlo. Al seleccionarlo, nos aparece una ventana emergente para confirmarlo, donde también debemos indicar si queremos que desaparezca de la parte del receptor.

Otras funciones con las que se ha adelantado

tele

Sin embargo y como comentábamos, no se trata de la única prestación con la que Telegram se ha adelantado a WhatsApp, sino que incluso podemos considerar a esta primera como una de las grandes precursoras, cuyas características han acabado por copiar sus directos competidores sino también otros como Facebook Messenger y similares.

Telegram Desktop

El concepto de servicio multiplataforma que se hizo más evidente con la aparición de WhatsApp Web a en mayo de 2016 tampoco fue una idea propia. De hecho, ni siquiera en la actualidad ha logrado equipararse al que nos brida Telegram. Este alumbró su propio cliente de escritorio, Telegram Desktop, a finales de septiembre de 2014.
El servicio de WhatsApp se limita a la web, permitiéndonos utilizar su aplicación a través de nuestro navegador. Una prestación que ofrece ciertas ventajas, por ejemplo, no requiere de instalación alguna. Aquí debemos comentar que incluso LINE logró adelantársele, cuando en 2015 lanzó una extensión propia para Chrome.

Hacer zoom durante la grabación de un vídeo

zoom

Respecto a hacer zoom durante la grabación de un vídeo, nos estamos refiriendo a la posibilidad de agrandar la imagen in situ y en el momento, sin limitaciones en la opción de cámara integrada en la misma aplicación. Una característica por la que WhatsApp decidió apostar hace unos escasos meses (en septiembre del año pasado) y que también estaba presente en Telegram desde hacía tiempo.

Menciones

captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-13-35-41

En cuanto a las menciones, aterrizaron en WhatsApp a finales del pasado septiembre; una forma sencilla de llamar la atención de los interlocutores de la conversación colocando una arroba antes de su nombre (@nombredeusuario) al más puro estilo de Twitter y otras herramientas de trabajo colaborativo.

Telegram lo añadió año y medio antes también en las conversaciones grupales, permitiendo que los usuarios mencionados recibiesen notificaciones específicas, incluso aunque hubieran silenciado la conversación. En aquella actualización, la aplicación incluyó las etiquetas o hashtags para facilitar la búsqueda de otros usuarios y conversaciones donde se haya escrito.

Los bots

bots

Por otra parte, Telegram también fue una de las primeras en apostar por los bots integrados. Un añadido que Facebook Messenger, algo más intrépido, ha copiado recientemente pero en lo que todavía se queda muy atrás WhatsApp. De hecho, los suyos son terreno casi único de los Estados Unidos. En todo caso, su enfoque hacia el mundo empresarial podría no tardar en abrirles las puertas de forma más masiva.

La compatibilidad con diferentes formatos de archivo

La compatibilidad con diferentes formatos de archivo no estuvo presente en WhatsApp, asimismo, hasta mayo del año pasado, cuando la plataforma incorporó la opción de enviar documentos en un botón específico. Actualmente soporta PDFs, doc, docx, rtf, txt, xls y demás.

Sin embargo, y aunque acabó con algunas, no lo ha hecho del todo, pues el tamaño de estos ficheros se encuentra limitado a los 100 MB, algo que se queda un poco corto y que no se encuentra presente en Telegram. En cuanto a esta última y desde febrero de 2015, podemos enviar cualquier extensión y hasta de 1,53 GB de tamaño sin ningún tipo de problema.

Vista previa de los enlaces

En abril de este mismo año (2015), Telegram se renovó para empezar a mostrar una vista previa de los enlaces compartidos en las conversaciones, una función que inicialmente funcionaba con algunas redes sociales y servicios como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube pero que no tardó en ampliarse con el tiempo.

WhatsApp hizo lo propio con los links enviados a través de su chat más de siete meses después, a mediados de noviembre y en la que fue su versión 2.12.11. También incluyo la posibilidad de que el usuario descartara este modo de previsualización del mensaje o lo descartase.

Flash para selfies

fot

Cuando hablamos de flash para selfies nos estamos refiriendo a la posibilidad de iluminar la pantalla para embellecer la captura y aportar algo de luz. Una especie de sustituto del tradicional flash que mejora en cierta medida los resultados finales.

Y aunque la primera en presumir de esta función fue Snapchat (la lanzó en abril de 2014), Telegram también se adelantó a Whatsapp, que no contó con esta prestación hasta septiembre del año pasado.

La posibilidad de enviar GIFs o imágenes en movimiento

Para acabar, no podemos dejar de hablar de la posibilidad de enviar GIFs o imágenes en movimiento. Una distinción en la que hacemos especial hincapié pues WhatsApp no resulta compatible con este tipo de archivos. Sin embargo, sí nos deja mandar imágenes en movimiento de una forma un tanto especial y en su versión beta. La idea es compartir un vídeo de seis segundos en bucle que se reproduce de forma automática.

Por su parte, Telegram incorporó el soporte para estos ficheros en abril de 2014. Posteriormente y hace ya un año, lo mejoró para que compartirlos fuera más sencillo y rápido, añadiendo una pestaña específica para ellos en el menú de stickers. Una prestación que, en definitiva, se encuentra bastante lejos de la del servicio de Zuckerberg.

Consideraciones finales

bots5-e1466574356474

Dicho lo cual y no solo en lo que al borrado de mensajes atañe, se aprecia un evidente adelanto por parte de Telegram. De hecho, este cuenta con una serie de prestaciones que su directo competidor podría acabar copiando.

Y además de acabar con la limitación del tamaño de los archivos y la compatibilidad con GIF, cabe mencionar cuestiones como la posibilidad de acceder al historial de enlaces compartidos y la de configurar con más precisión las notificaciones por grupo. La mejora del editor de fotos integrado, la incorporación de stickers con múltiples posibilidades y la comprobación del cifrado mediante un código QR serían otros deseables.

Imágenes | Flickr, Eduardo Woo y iStock MattiaMarasco

En Nobbot | ¿Qué son los bots de Telegram? Cómo conseguir infinidad de funcionalidades para nuestras conversaciones