Ocho trucos que hemos aprendido de los instagramers más famosos

Ocho trucos de Instagram que hemos aprendido de los instagramers más populares

Instagram se ha convertido en una de las redes sociales más populares del momento. Se creó en 2010, la compró Facebook en 2012 y, a día de hoy, tiene más de 700 millones de usuarios, 400 de los cuales son usuarios activos, con acceso a diario a esta red en muchos casos.

En total, se han compartido unos 40.000 millones de fotos en Instagram desde su nacimiento, con 95 millones de imágenes compartidas cada día. Se trata de una red social que se usa también en los negocios; por ejemplo, en EEUU está previsto que más del 70% de las empresas la usaran en sus campañas de marketing.

Además, la nueva función “Tu historia”, ya se usa por más de 200 millones de usuarios, y supera a Snapchat en cifras a pesar de que surgió precisamente como imitación de esta aplicación para compartir vídeos y contenidos efímeros.

Las estadísticas son abrumadoras, y seguramente a estas alturas seas un usuario activo de Instagram. Así que más que cifras, lo que seguramente sea más práctico, de cara a usar esta red, es compartir trucos de algunos instagramers para sacar más partido a esta popular red.

Hazte famoso

Puede parecer un consejo obvio. Pero las cifras hablan por si mismas. Selena Gómez tiene más de 122 millones de seguidores. Ronaldo ya tiene 104 millones. Y, en general, los famosos se han subido en masa al carro de Instagram para hacer aún más visible su imagen.

En el caso de los famosos, apenas sí se pueden aprovechar sus métodos más allá de hacerse fotos a sí mismos como si no hubiera mañana. Cualquier foto que suban será vista y “likeada” por decenas de millones de usuarios.

En el caso de Selena, encontramos una técnica en alza, que consiste en “trocear” una imagen y componer una especie de mosaico con ella. Se puede hacer a mano, o usando apps como “Giant Square for Instagram“.

Especialízate en una temática

Una de las tácticas que permiten conseguir un elevado número de seguidores y expresar nuestro lado más creativo es la de especializarse en una temática concreta a la hora de compartir fotos y/o vídeos.

Puede ser en puestas de Sol, en coches o incluso en arte, como es el caso de Mr.Bacchus, un modelo que ha apostado por Instagram y el arte como forma de expresión en las redes sociales.

En este caso, lo que aprendemos de esta cuenta es que se pueden usar contenidos que no son originales y textos extraídos de otras fuentes para convertir Instagram en una herramienta para la “curación” (o comisariado) de, en este caso, obras de arte.

Otro ejemplo de especialización es el de la cuenta @lonely_tree_love, en la que solo se publican fotos de árboles solitarios. Además, esta cuenta combina otras cualidades con la especialización, como el cuidado exquisito por la edición y la producción de las fotografías.

Cuida las imágenes y los vídeos

En otros casos, cuentas de Instagram como la de National Geographic, con casi 80 millones de seguidores, apuestan por los contenidos de calidad como “gancho” para atraer seguidores. Se trata de un ejemplo icónico de cuidado por el material gráfico audiovisual, con producciones que no están al alcance del común de los mortales, pero sí es una fuente de inspiración.

En este caso, la enseñanza que podemos extraer de esta cuenta es la de la flexibilidad a la hora de publicar contenidos gráficos y de vídeo grabados con equipos profesionales. Así que, si tienes un buen equipo fotográfico, no tengas reparos a la hora de compartir fotos y vídeos hechos con él en Instagram. No todo tiene que ser hecho con el smartphone.

Otro ejemplo está en la cuenta de la fotógrafa y autora de varios libros sobre fotografía móvil Mónica Calzada, que combina fotos hechas con el smartphone con otras tomadas con una cámara dedicada. Además, enlaza con otra enseñanza que comentamos a continuación.

Crea tu propio estilo

Similar a la especialización en la temática está la de la definición de un estilo propio y característico, que permita que se nos identifique claramente con él. Es el caso de Mónica Calzada, por ejemplo. Y también de Juan Pascual, centrado en el HDR o High dynamic Range.

Se trata de cuentas que juegan con una estética muy marcada y personal, capaz de diferenciarlos de otros usuarios y de atraer la atención de la audiencia de Instagram. Y aquí enlazamos con otra enseñanza útil que se puede extraer del análisis de estas cuentas.

Edita las fotos

A veces podemos pensar que las fotos en Instagram tienen que ser tan “puras” como sea posible en términos de edición. Pero, a la vista de cuentas como la de Juan Pascual, queda claro que no es una exigencia.

Así que no tengas reparos en usar apps como Snapseed o programas como Photoshop para reencuadrar o retocar las fotos que hayas hecho con el móvil o con tu cámara. En Instagram hay espacio para todos: desde los puristas que trabajan sin filtros o retoques, hasta los más “atrevidos” que juegan con las posibilidades de los programas de edición.

Crea (Y USA) los hashtags

En ocasiones, conseguir más seguidores y likes en tus fotos se convierte en un objetivo en sí mismo más allá de la fotografías propiamente dichas. En estos casos, los hashtags se convierten en un aliado esencial.

Los más habitual es usar hashtags populares para etiquetar las fotos que publiquemos con periodicidad diaria, o dos veces por día a horas en las que experimentes una mejor respuesta por parte de los usuarios de Instagram. Pero los usuarios con más likes, en ocasiones son también los que han creado sus propias etiquetas.

Es el caso, por ejemplo, de Phil González, creador de la comunidad #instagramers y su nube de hashtags asociadas, junto con las comunidades #igers y otras iniciativas paralelas.

Comparte contenidos prácticos

Los contenidos prácticos se prestan más al uso del vídeo como soporte. Instagram permite usar este formato y en algunos casos se emplea para compartir consejos y trucos en todo tipo de tareas cotidianas.

Es el caso, por ejemplo, de @cooldiyvids, donde podremos encontrar vídeos cortos en los que se explica cómo resolver tareas cotidianas de un modo extremadamente eficiente, al menos en apariencia.

Aprende de los mejores

Los fotógrafos suelen usar Instagram como escaparate para sus fotos, o simplemente como una forma de dar rienda suelta a su creatividad fotográfica o videográfica. Desde esta perspectiva, Instagram se convierte en una auténtica fuente de conocimiento fotográfico a partir de la observación de los trabajos de profesionales con gran reputación.

Por ejemplo, si buscamos ideas para las fotos de nuestra boda o para hacer fotos en la boda de un amigo, podemos examinar las cuentas de profesionales como Fernando Juaristi, un fotógrafo de bodas con buena reputación e ideas.

Lo mismo se aplica para paisajes, retratos o cualquier otro estilo: localiza un buen fotógrafo y sigue su cuenta de Instagram desde una perspectiva de observación y aprendizaje. Por ejemplo, para paisajes, la cuenta de @danielkordan es una buena fuente de ideas.

Instagram se ha convertido en una red social y portal de contenidos imprescindible para los amantes de la fotografía, ya sea contribuyendo activamente o como meros espectadores. Podemos aprender mucho en Instagram, tanto desde la perspectiva de la fotografía como la de los contenidos que se comparten.

Solo es cuestión de explorar, ver muchas cuentas y quedarnos con lo que nos divierta, impacte o inspire.

En Nobbot |Seis maneras de que te sigan en Instagram