Vine, servicio para publicar vídeos en Twitter

Vine. Twitter quiere sus propios vídeos

2013_02_06_Vine-P

Tras el éxito de Instagram, muchas empresas pensaron en alternativas basadas en compartir pequeños archivos audiovisuales. Flixel, por ejemplo, apuesta por los cinemagraph, y Viddy por compartir en una red social pequeños vídeos de hasta 15 segundos.

Inspirándose en ese último sistema, los responsables de Twitter han lanzado Vine, una herramienta que permite grabar pequeños vídeos con un máximo de seis segundos y compartirlos a través de la red social de los 14 caracteres. En este post vamos a ver cómo funciona Vine y algunas de sus alternativas.

Una aplicación aparte

Aunque está desarrollado por los creadores de Twitter, Vine no forma parte del servicio en el sentido de que depende de una aplicación aparte que se sincroniza con nuestra cuenta de Twitter. Una vez emparejadas, los vídeos se realizan desde Vine y, una vez terminados, se suben a la propia red de la aplicación, a Twitter o a Facebook.

2013_02_06_Vine-1

Una particularidad de Vine es que su funcionamiento es puro apuntar y disparar. No hay controles de edición y la única opción que tenemos es la de detener la grabación simplemente levantando el dedo de la pantalla. Este sistema permite incluso realizar escenas con la técnica del Time Lapse, pero invalida el añadir imágenes o vídeos de nuestra propia cosecha. Es un sistema pensado para la inmediatez y la frescura.

Aunque Vine lleva disponible poco más que una semana, a los pocos días de su estreno ya ha experimentado los primeros problemas debido a usuarios que subían vídeos de seis segundos con escenas pornográficas.

La respuesta desde Twitter ha sido subir la edad mínima para subir Vine a los 17 años y ha anulado los resultados para búsquedas de ciertas palabras subidas de tono.

Integración con otras plataformas

Vine es capaz de enviar sus vídeos a Twitter y a Facebook, pero ambas plataformas compiten y eso se traduce en frecuentes zancadillas. Facebook, por ejemplo, no permite realizar búsquedas de amigos con Vine dentro de su plataforma, una maniobra que probablemente sea reflejo del bloque de Twitter a la búsqueda de usuarios de Facebook dentro de Instagram.

2013_02_06_Vine-2

Para integrar vídeos de Vine en otras páginas web basta con acudir a la opción ‘Embeber Tuit’ dentro del propio Twitter. Si simplemente queremos integrar el vídeo sin el mensaje que lo rodea basta con que copiemos y peguemos la dirección URL del enlace como haríamos en YouTube.

Los vídeos de Vine se previsualizan de forma nativa en las aplicaciones oficiales de Twitter. Otros clientes muy populares como Tweetbot también han comenzado a integrar la herramienta en sus aplicaciones.

Alternativas de vídeo en Twitter

Una de las principales pegas de Vine es que, de momento, sólo está disponible para IOS. Los usuarios de otros sistemas operativos como Android y Windows Phone, o los que acceden a Twitter desde web pueden utilizar otras herramientas. Una de ellas es Telly, un servicio de subida de vídeos a Twitter conocido anteriormente como TwitVid.

2013_02_06_Vine-3

La aplicación que comentamos al principio de este post, Viddy, es una buena alternativa para usuarios de Android. Otra herramienta muy útil y disponible desde prácticamente todas las plataformas es Tvider. En el caso de que lo que queramos es realizar vídeo en streaming, la alternativa probablemente más popular sea TweetCam.

La abundancia de herramientas similares prueban que el vídeo en redes sociales está aquí para quedarse y que Vine, aunque muy creativo, aún tiene un largo camino antes de convertirse en estándar.