Centraliza tus archivos en un NAS - Nobbot

Centraliza tus archivos en un NAS

nasHoy en día el volumen de contenidos digitales que tenemos en nuestros ordenadores puede llegar a ser muy grande. Organizar fotos, vídeos, música, películas… todo esto repartido entre varios ordenadores y discos duros externos requiere de un ejercicio importante de disciplina a la hora de tener todos los contenidos sincronizados y actualizados en los distintos equipos. Centraliza tus archivos con un NAS y di adiós a todos estos problemas. Un NAS (Network Attatchment Storage) no es más que un disco duro con funcionalidad de red, es decir, tiene una tarjeta de red, cableada o inalámbrica, para conectarlo con el resto de equipos. Con esta característica tenemos un equipo en nuestro hogar en el que están todos los archivos centralizados y organizados, que está siempre conectado a la red y por lo tanto nuestros ordenadores no tienen que cargar con toda la biblioteca multimedia en su disco local.

El NAS destaca sobre todo por la capacidad de almacenamiento, por lo general, estos dispositivos comienzan a partir de discos de 500 GB. Dependiendo del modelo lo normal es que nos permitan añadir más discos duros según los vayamos necesitando, aunque los modelos básicos carecen de esta funcionalidad. También nos suelen permitir, en caso de tener más de un disco duro, elegir el tipo de configuración para optar por tener una sola unidad lógica (RAID0), o por el contrario reducir la capacidad total de almacenamiento para tener una réplica de la información de uno de los discos en el otro (RAID1). Es decir tenemos flexibilidad para elegir entre mayor capacidad de almacenamiento o mayor seguridad de los datos.

Dentro de esta gama de dispositivos y dependiendo del precio nos podemos encontrar con distintas funcionalidades, desde puertos USB para aumentar su capacidad con otro disco duro externo, a mayores funcionalidades a nivel de software como un gestor de descargas o P2P. Ya hemos comentado por aquí distintas soluciones de almacenamiento en internet o para hacer copias de seguridad, pero a la vez hemos visto los inconvenientes con los que nos topamos a la hora de enviar los archivos a la nube. Con un NAS evitamos todos estos problemas pero nos tocará rascarnos el bolsillo, ya que los precios suelen partir de los 250 €, aproximadamente, aunque podamos encontrar algún modelo básico algo más ajustado. A la vez también perdemos la funcionalidad de recuperar los archivos una vez fuera de nuestra red doméstica que nos facilitan los sistemas de la nube.

nas_basico

Pero lo fundamental que nos aporta un dispositivo de almacenamiento como este es la posibilidad de tener una biblioteca digital centralizada para todo los dispositivos que conectamos en nuestro hogar, que por otro lado cada día son más. Por lo tanto sólo tiene sentido si tenemos varios ordenadores en nuestra casa, y otros dispositivos que puedan conectarse a internet, por ejemplo un portátil, un sobremesa, una consola de juegos, un móvil de última generación… El aumento de volumen de contenidos hace necesario un dispositivo de este tipo, que hasta hace poco era sólo era habitual en empresas. Igualmente deberemos tener una disciplina y una organización para no estar duplicando los contenidos constantemente.

El disco duro de red conectado directamente a nuestro router nos permitirá acceder a nuestro contenidos digitales desde nuestra consola, o teléfono móvil sin necesidad de tener encendido nuestro ordenador constantemente. Podemos reproducir los contenidos directamente desde el disco duro de red mediante streaming en nuestra red local. Además el consumo eléctrico de un NAS suele estar muy por debajo de lo que consume un ordenador medio, con lo cual el tenerlo siempre encendido no nos penalizará en la factura eléctrica a final de mes.

En AnexoM | Comparte archivos mediante una red local