Compartiendo disco duro con Hamachi - Nobbot

Compartiendo disco duro con Hamachi

hamachiCuando hablamos de compartir archivos en red siempre estamos pensando por lo general en subirlos a un sitio web que nos proporcione el alojamiento y luego descargarlos cuando los necesitemos. Pero, ¿qué ocurre cuando los archivos se comparten entre varios usuarios? Suele resultar incómodo y un poco más engorroso tener que darse de alta todos con el mismo usuario o no controlar que archivos se han modificado por uno u otro. Hamachi nos permite configurar una VPN en la cual compartiremos archivos entre varios usuarios como si estuviéramos en una red local. El sistema se basa en un pequeño programa que instalamos en nuestro equipo y que nos ayudará a localizar a otros equipos pertenecientes a nuestra red a través de la conexión con un servidor intermediario. Una vez localizados, la conexión entre los equipos pasa a ser directa.

La ventaja respecto a un sistema de almacenamiento en la nube tipo Adrive estaría en que no es necesario subir los archivos a la red sino que simplemente compartimos una carpeta de nuestro equipo y cuando nos conectamos a la red creada en Hamachi podremos ver las carpetas compartidas del resto de usuarios así como ellos podrán ver las nuestras. A la hora de tratar los archivos podemos copiarlos y pegarlos directamente a nuestro escritorio o a la carpeta de destino local que consideremos oportuno.

Para instalarlo únicamente tenemos que descargar e instalar la aplicación de Hamachi. El único punto con el cual debemos ser cuidadosos es la opción del compartidor de archivos de Windows, que viene desmarcado por defecto y para que funcione sin problemas no debemos tocarlo. Es importante leer las opciones de seguridad y en principio si nos vamos a conectar con equipos en los que confiamos podemos estar tranquilos en este aspecto.
instalacion-de-hamachi
Una vez completado este paso procederemos a crear una red. Los parámetros que nos piden son el nombre de la red y su contraseña. La aplicación es necesario instalarla en todos los equipos que pertenecen a la red. Una vez creada la red, podemos instalar la aplicación en otro equipo y la opción que elegiríamos sería la de unirnos a una red, facilitando igualmente los datos de nombre de red y contraseña. Hamachi dispone de versiones nativas para Windows, Linux y Mac, lo cual lo convierte en una alternativa interesante para montar pequeñas redes o conexiones VPN sin mucha complejidad entre equipos con distintos sistemas operativos.
createnet
Pero también tiene inconvenientes, sobre todo debido a la asimetría de la banda ancha, puesto que el valor que determina a que velocidad se pueden intercambiar los archivos la marca el equipo que está transfiriendo los datos a la red, por lo tanto no se suelen alcanzar valores de intercambio muy elevados. Por otro lado, a diferencia del almacenamiento en red, sólo podemos ver las carpetas compartidas de los equipos que están conectados cuando éstos están encendidos y con el programa iniciado.

Para evitar cortes en la copia de los datos tenemos que ponernos de acuerdo con otro miembro de la red para que deje conectado el equipo si necesitamos copiar determinada cantidad de información. Para esta cuestión la aplicación incorpora un chat muy simple que facilita este tipo de comunicaciones entre los usuarios para mantener el contacto de forma ágil. Puede haber varios usuarios en la red, lo cual dota al sistema de gran flexibilidad. En la versión gratuita se pueden conectar a la misma red hasta 16 usuarios. La versión de pago aumenta esta cantidad hasta los 50 usuarios conectados.

Durante la conexión a la red de los equipos se trabaja con datos encriptados lo que proporciona gran seguridad al intercambio de los archivos y unido a la autenticación de los usuarios en la red mediante un usuario y contraseña genera un mecanismo de seguridad confiable y robusto. El administrador de la red tiene funciones para bloquear miembros, aprobarlos, expulsarlos o prohibirles el acceso a la misma.

Todas estas características hacen de Hamachi una buena opción para configurar una VPN sin ningún problema ni complicación, facilitando la conexión de varios equipos a través de la nube de forma directa y sin necesidad de grandes conocimientos técnicos. El manejo de las carpetas en los equipos remotos como si fueran locales nos facilita la copia de archivos de una forma sencilla aunque puede resultar un poco tedioso para grandes volúmenes de información.

En AnexoM | VPN: ¿Qué es y para qué sirve?

  • No he probado nunca esta herramienta, pero por lo que cuentas tiene pinta de ser bastante potente. Habrá que darle una oportunidad.

  • TARJETA_QDF

    este software es una INMENSA PORQUERIA.

    ¿El Por Que?

    Por que al dia de hoy pertenece a una empresa, y la version que da rendimiento NO ES GRATUITA.

    LIMITACIONES:

    – hasta 50 Usuarios

    – Cuando empiezas a petar la VPN virtual te tira a los clientes

    ALTERNATIVAS: (aqui viene lo bueno)

    – Remobo http://remobo.com

    -OpenVPN http://openvpn.net

    -Wippien http://wippien.com

    mas informacion: en las propias webs oficiales (ovbio no?)

    Saludos 2o Nivel de Jazztel 🙂

  • TARJETA_QDF

    añadamos tambien:

    GBridge – http://gbridge.com

    Omemo – http://Omemo (este ultimo por el titulo de esta entrada en el blog)

  • Carlos Cabello

    Agradezco las críticas constructivas…

    Te diré que el objeto de este post no es que 50 usuarios estén en la misma red, sino simplemente facilitar el intercambio de archivos en una red entre amigos o entre tus propios equipos.

    De todas formas me parece lógico que la versión buena sea la comercial, para eso nos cobran por ella y tiene que darnos un valor añadido respecto a la gratuíta. Por otro lado es normal que muchas empresas sigan esta política en sus productos y dejen una versión limitada gratuita y otra de pago con mayores funcionalidades. No entiendo que tiene de malo.

    Revisaré las alternativas que me has dado y las iré probando a ver que tal, meno Omemo, que ya la he probado y no me ha gustado nada… pero es eso cuestión de gustos…

  • Totalmente de acuerdo con Carlos Cabello, es lógico.