e-Readers: guía para la elección de nuestro dispositivo - Nobbot

e-Readers: guía para la elección de nuestro dispositivo


Durante los últimos años se ha producido un incremento sustancial en la venta de libros electrónicos. Cada vez son más los que deciden dejar de lado los tradicionales libros impresos para decantarse por éste relativamente nuevo cómodo formato. De hecho, en las últimas semanas la Casa del Libro y la FNAC han puesto a la venta sus propios e-Readers. No es casualidad que estas compañías lancen sus lectores de libros electrónicos en la campaña navideña. Ambas están decididas a intentar llevarse el gato al agua y hacerle competencia a Amazon y su exitoso Kindle.

Ante la gran variedad de e-Readers que podemos encontrar en las tiendas nos preguntamos qué diferencia hay entre unos y otros. Algunos se preguntarán si merece la pena comprar un e-Reader o si deberían decantarse por otro tipo de dispositivo como puede ser una tableta. En esta ocasión os hemos preparado una guía para la elección de nuestro dispositivo e-Reader.

¿Por qué un e-Reader y no una tableta?

Muchas personas eligen una tableta antes que un e-Reader por la mayor versatilidad de la primera. La principal diferencia entre ambos dispositivos es la pantalla. Mientras que el e-Reader cuenta con una de tinta electrónica las tabletas cuentan con una retroiluminada. La pantalla retroiluminada cansa la vista y precisamente esto es lo que un libro electrónico no debe hacer. Es por eso que si bien es cierto que con una tableta puedes hacer cosas que con un e-Reader no puedes como por ejemplo usar videojuegos, si lo que queremos es utilizar nuestro dispositivo principalmente para leer libros deberíamos decantarnos por el e-Reader.

¿Qué debemos buscar en un eReader?

Lo principal en un e-Reader es que sea compatible con una gran variedad de formatos de libros electrónicos. Algunos formatos no son muy habituales pero contar con el mayor número de opciones siempre es algo positivo. Los formatos de texto más comunes suelen ser pdf, pdf DRM, epub, epub DRM, fb2, txt, html y chm.
Además, la mayoría de e-Readers son capaces de abrir imágenes de los formatos más habituales (bmp, jpg y png), de reproducir archivos de música en formato mp3 y de descomprimir archivos en formato zip y rar.

Para acceder a las tiendas de libros electrónicos principalmente lo haremos desde el mismo e-Reader mediante la conexión 3G o WIFI. Hoy en día casi todos tenemos acceso a conexiones a internet inalámbricas. Por eso, aunque la conexión 3G no está de más por la movilidad que nos proporciona, optar por un e-Reader que sólo tenga conexión WIFI puede que sea la mejor opción ya que nos saldrá más económico y cumplirá con todo lo que necesitamos en ese sentido.

Algunos reproductores de libros electrónicos también cuentan con pantalla táctil. No es algo imprescindible y en algunos momentos es incluso más cómodo usar los botones por lo que si queremos ahorrarnos algo de dinero podemos optar por un modelo que no cuente con ella.
El tamaño de pantalla más habitual es el de 6 pulgadas pero podemos encontrar algunas más grandes que harán que nos sea más cómodo leer documentos de mayor tamaño como por ejemplo un periódico. Algo muy a tener en cuenta es que la pantalla no se vea afectada por reflejos e incluso que se pueda leer a plena luz del sol.

Tenemos que prestar especial atención a la duración de la batería y a la capacidad de almacenamiento. La mayoría de dispositivos cuentan con 2GB o más de capacidad que permiten almacenar más de 1000 libros electrónicos. Aunque si ese espacio nos es insuficiente algunos permiten usar además tarjetas MicroSD que nos proporcionarán un espacio extra.
El consumo de batería en éste tipo de dispositivos es realmente bajo. Por ejemplo, Amazon asegura que la batería de su Kindle puede durar un mes.

¿Hay variedad de libros electrónicos?

Debido a que como hemos dicho al principio la venta de libros electrónicos ha experimentado un gran crecimiento en los últimos tiempos, no vamos a tener problema en encontrar un gran número de libros e incluso las últimas novedades en nuestro idioma.

La mayoría de los e-Readers cuentan con su propia tienda. La Casa del Libro por ejemplo cuenta con más de 60.000 títulos para su dispositivo. Pero no nos tenemos que ver obligados a comprar sólo en la tienda del e-Reader que hayamos adquirido. Existe una gran variedad de sitios donde hacer nuestras compras aunque eso sí, comprando en sitios externos algunos libros electrónicos nos veremos obligados a convertirlos con programas como Calibre a un formato que nuestro e-Reader pueda reproducir.

No son pocos los reproductores de libros electrónicos que ofrecen contenido extra como por ejemplo diccionarios y traductores e incluso opciones de entretenimiento como pueden ser los crucigramas.

  • Carlos Cabello

    Ahora que Amazon desembarca en España lo cierto es que el Kindle me llama. Veremos si cae estas navidades

  • ralff

    gran articulo , muy interesante y recomendable me gustaria publicarlo en mi facebook.