FIFA y PES 2016: dos ejemplos perfectos que demuestran que el multijugador se creó para los juegos deportivos - Nobbot

FIFA y PES 2016: dos ejemplos perfectos que demuestran que el multijugador se creó para los juegos deportivos

FIFAPES

La competencia lo es todo en el mundo del videojuego. De intentar superar a un Tomb Raider nació Uncharted, y ahora la primera es una de las pocas sagas con la oportunidad de hacerle frente. Lo que saldrá de la experiencia que FIFA 16 y PES 2016 proponen sólo puede ser bueno.

En Konami están seguros de que este año tendrán la oportunidad de recuperar a los jugadores que tenían en la época de PS2 volviendo a esa misma fórmula, pero PES 2016 también es importante por intentar plantar cara al reinado de un FIFA 16 que se ha hecho con el control de internet.

FUT Draft: el nuevo gancho de FIFA Ultimate Team

El multitap de PS2 era uno de esos accesorios que los fines de semana corrían de casa en casa. Si jugar a dobles en el sofá era divertido, hacerlo con más gente en torneos locales era mucho mejor. Es algo que se ha trasladado a internet y que ahora va muchos pasos más allá. El éxito de FIFA Ultimate Team es un buen ejemplo.

Lo de volver a los cromos siempre es algo que funciona, y si propuestas como Comunio o, cambiando de género, Hearthstone, han hecho del free-to-play algo a tener en cuenta es porque hay un ejército de usuarios detrás. Es un negocio muy rentable contra el que PES 2016 va a tener que luchar para atraer a los jugadores de FUT, pero parece que no será durante esta temporada.

EA ataca antes, por prevenir, y anuncia FIFA Ultimate Team: Draft, un nuevo modo de juego en el que podremos conseguir jugosos premios para FIFA Ultimate Team, sobres y monedas incluidas. Podría ser un añadido más de no ser porque, además, pinta bastante bien.

La idea es ir eligiendo una carta de las cinco que van apareciendo. Los elegidos serán los encargados de formar parte de nuestro equipo, dando vida a combinaciones que pueden ser bastante locas. Si ganamos cuatro partidos con esa alineación, nos llevamos el premio gordo.

PES 2016 apuesta por la nostalgia

Una saga no hace 20 años todos los días. Los creadores de PES no deben estar orgullosos de haber dejado que FIFA les adelantase y un aniversario así parece la ocasión ideal para ir a por todas. PES 2016 parece ser la respuesta a ese problema, que deja atrás los inventos y vuelve a sus raíces.

La demo da buena cuenta de ello, de los gráficos que vienen de la mano del FOX Engine de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain y de lo bien que le sienta recuperar esa agilidad perdida, la de las animaciones cortas que mueven el juego más rápido y los robos de balón que dejan al contrario sentado.

Si FIFA es calma y jugadas de posesión, PES siempre debería ser puro espíritu arcade, uno lo suficientemente realista para que no se nos vaya de las manos, pero rápido y eficaz cuando lo único que quieres hacer es lucirte en un torneo multitap.

La clásica Liga Master está ahí para asegurar el tiro, para crear nuestros equipos y subir en la tabla como siempre hemos podido hacer. La mejora en los menús y un nuevo sistema de transferencias son el pequeño adelanto a lo que en el futuro podría ser un digno rival de FUT, pero lamentablemente aún habrá que esperar un poco más para que la competencia traiga frutos.

FIFA 16 vs PES 2016

Hace ya mucho que empezamos a jugar en compañía, de hecho es algo tan antiguo como la historia del videojuego, pero no olvidemos que el tiempo no se ha llevado ninguna opción por delante. Con la llegada de internet y la posibilidad de jugar contra gente de todo el mundo ya en consolas como PS2 o Dremcast, la idea del sofá parecía quedar en un segundo plano.

Hoy en día lo que tenemos son opciones para todos y de todos los colores, permitiendo así que jugar con un amigo a centímetros o kilómetros de distancia sea algo que tú decidas. Ahí esta FUT para demostrar que aún hay nuevos modos por explorar.

Al final, todo se reduce a una cuestión de gustos, a un “me gusta jugar así“, así que lo importante de todo esto es que cada compañía intentará mantenerse en la cima, ofreciendo mejores juegos en vez de dormirse en los laureles con tímidas actualizaciones anuales.

Lo mejor que le puede pasar a este género es que ambas compañías luchen a la par, así que ver algo aunque sea mínimamente similar a eso es bastante apetecible. Si FIFA 16 y PES 2016 cosechan sus particulares éxitos este año, 2016 va a ser muy divertido.