Cómo encontrar piso de alquiler a través de Internet

Guía práctica para ayudar a los estudiantes a encontrar un piso de alquiler

piso-alquiler-firma

Llega el momento de iniciar el curso 2015/2016 y para muchos estudiantes universitarios supone cambiar de ciudad y comenzar a buscar vivienda. Este trámite puede llegar a ser muy estresante, ya que no tenemos mucho tiempo, apenas un mes, antes de que comience el curso. Vamos a intentar ver qué debemos tener en cuenta a través de esta guía práctica para encontrar piso de alquiler para estudiantes.

Quizás la primera decisión que tenemos que tomar es si buscamos un piso para compartir o sólo una habitación. Esta cuestión suele estar condicionada por si estamos buscando solos o ya tenemos algún amigo o compañero del curso anterior con el que queremos compartir el piso. Por lo general, siempre sale más rentable alquilar el piso completo que sólo una habitación.

¿Dónde encuentro un piso de alquiler para estudiantes?

piso-alquiler

Lo cierto es que aquí Internet ha supuesto un gran salto adelante. Hasta hace unos cuantos años había que llegar a una nueva ciudad y empezar a buscar. Hoy en día, con la ayuda de la Red, tenemos la posibilidad no sólo de contactar y ver cómo está el mercado de alquiler en la ciudad en la que tenemos que estudiar, sino de ver fotos o vídeos del piso o habitación que queremos arrendar.

Eso sí, muchas veces la descripción no se ajusta a la realidad y es mejor tratar de contrastarlo. De todas formas, si nos corre prisa o tenemos que cerrar ya el contrato, siempre podemos pedir a un amigo que ya esté en la ciudad que pase a ver el piso por nosotros, asegurándonos de que cumple con lo prometido. Existen una gran cantidad de páginas especializadas en el alquiler para estudiantes y otras de carácter más general. Lo ideal es buscar y buscar, ya que en esta época del año salen nuevos alquileres al mercado según van abandonando otros inquilinos, sobre todo en zonas de costa.

  • EasyPiso está especializado en el alquiler para estudiantes. La página está a medio camino entre la red social y la agencia de alquiler. Está disponible tanto para propietarios que quieran alquilar como para estudiantes que buscan piso o habitación. Tiene amplia cobertura en las principales ciudades del país.
  • Idealista es uno de los portales inmobiliarios más populares. Para el alquiler para estudiantes, tiene la ventaja de que lo utilizan muchos particulares para anunciar directamente sus inmuebles, pisos o habitaciones, por lo que nos ahorramos los gastos de la agencia intermediaria. Destacan sus visitas virtuales, que permiten hacernos una idea completa de cómo es el piso.
  • Alumni está especializada en el alojamiento para estudiantes más para encontrar habitaciones que pisos completos. Por ejemplo, permite buscar habitación según el tiempo de estancia, pudiendo ser compartida con estudiantes o con una familia. Su implantación es un poco escasa, ya que, aunque cubre Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, otras muchas ciudades quedan fuera.
  • Erasmusu es la opción más enfocada a los estudiantes de Erasmus. En este caso, la peculiaridad del alquiler es que vamos a compartir piso con gente de otras nacionalidades. También que sus estancias suelen ser más breves, ya que muchos sólo están un cuatrimestre en lugar del curso completo.
  • Habitatge Jove está especializado en el alquiler para jóvenes en Barcelona. Es un servicio que funciona muy bien y que también incluye residencias universitarias.

Además de estas agencias que podemos encontrar en Internet, siempre se puede tirar de contactos. Aquí las redes sociales son de gran ayuda para encontrar pisos de alquiler que no saldrían al mercado de otra manera. Mucha gente no alquila pisos a no ser que se tenga una referencia directa, y menos a estudiantes, que no tienen fama de cuidar los inmuebles demasiado. Por eso, mover nuestros contactos y referencias por las redes sociales puede ser de gran ayuda.

¿Qué contrato de alquiler firmamos?

piso-alquiler-cocina

Una vez que hemos encontrado el piso, tenemos que firmar un contrato de alquiler. Aquí se pueden dar dos situaciones, que firme el contrato sólo una persona o que lo haga el grupo de estudiantes que va a compartir el piso. Si firmamos nosotros, debemos tener en cuenta que tenemos que hacer frente al alquiler por nuestra cuenta y luego buscar otros estudiantes para que ocupen el resto de habitaciones.

Si una habitación se queda vacía, tenemos que correr con los gastos igualmente. La parte positiva es que estamos protegidos por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). También nos puede salir más rentable, ya que somos nosotros los que fijamos el precio de las habitaciones a compartir. De esta forma, nuestro alquiler mensual puede ser un poco más económico, aunque corremos el riesgo de que se nos quede una habitación vacía y tener que hacer frente a los pagos igualmente.

En el caso del alquiler de una habitación, también deberíamos tener un contrato, aunque este se rige por el código civil y está fuera de la LAU. Es importante que la duración del contrato quede estipulada entre las partes, al mismo tiempo que la cuantía de la renta de alquiler o los gastos inherentes a la ocupación de la misma, como agua, luz y calefacción.

Otra opción es realizar un alquiler entre varias personas, que en este caso suele ser un alquiler de carácter solidario, en el que cada inquilino responde de la totalidad del alquiler en caso de impago. Esto nos puede ayudar a conseguir un mejor precio, ya que incluye más garantías para el arrendatario. De todas formas, no suele haber demasiados problemas con los estudiantes, ya que son insolventes por su propia naturaleza y suelen depender de los padres. En estos casos, si es interesante buscar un aval para no tener problemas en caso de impagos.

Por último, hay que tener en cuenta la letra pequeña para ver cómo se distribuyen los gastos entre todos los miembros de la casa, a nombre de quién están los contratos de consumo, como luz, agua, etcétera, y quién paga los gastos inherentes a la vivienda, como comunidad, impuestos municipales, etc. En muchos casos, los arrendatarios trasladan todos estos gastos a los inquilinos, por lo que es importante revisar todas las cláusulas adicionales del contrato de alquiler.

Ventajas fiscales del alquiler para estudiantes

pìso-alquiler-estudiante

En el caso de que el contrato de alquiler esté a nuestro nombre, podemos deducirnos esta cantidad en la declaración de la Renta. Esto es algo muy importante si además de estudiar tenemos un trabajo que nos permita hacer frente a los gastos de vivir en otra ciudad.

En el caso de los alquileres de habitaciones, no ocurre exactamente lo mismo, ya que la Agencia Tributaria no suele considerarlo como vivienda habitual. Aquí tocaría entrar a pleitear con la administración si queremos demostrar que es así. Además, en muchos casos, no suele constar la referencia catastral en el alquiler, que, como hemos comentado antes, no está sujeto a la LAU.

Lo que sí son deducibles son los gastos inherentes al alquiler de la vivienda que se paguen al arrendador, como pueden ser impuestos municipales o similares. También aquellas fianzas que no se recuperen y cualquier otra cuestión que tenga que ver con el pago del alquiler de nuestra vivienda habitual.

¿A nombre de quién ponemos la conexión a Internet?

piso-alquiler-internet

Uno de las últimas cuestiones que tenemos que tener en cuenta dentro de los gastos de la casa es la conexión a Internet. Aquí lo ideal es comparar para ahorrar. Muchas veces es conveniente hacer frente a una permanencia de un año si tenemos una buena oferta de nuestro proveedor sobre la mesa. Y es que lo cierto es que la banda ancha es un servicio básico en un piso de estudiantes hoy en día.

Lo ideal es que el contrato esté a nombre de la misma persona que tiene el de alquiler, que se supone será el que más tiempo estará en el piso. De todas formas, también podemos buscar ofertas que no tengan permanencia, para que llegado el día de abandonar el piso podamos dar de baja la línea sin ninguna penalización.

En Anexo M | Guía del comprador de viajes online: las mejores webs de alojamientos

Imágenes | blickpixel | geralt | Paco | StartupStockPhotos | robtowne0