Un 60% de personas con discapacidad utiliza apps que mejoran su calidad de vida

Las aplicaciones móviles revolucionaron nuestras vidas, nos acompañan en nuestro día a día y nos ayudan a organizarnos. Pero, además, en los últimos años, ha tomado fuerza el desarrollo de apps específicas, permitiendo que las personas con discapacidad puedan normalizar algunas cuestiones cotidianas y, en muchos casos, incluso mejoran su calidad de vida.

En concreto, un 60% de las personas con discapacidad en España usa apps específicas, según los últimos datos publicados en el Informe Tecnología y Discapacidad, realizado por la Fundación Adecco y Keysight Technologies, que ha recogido la Agencia Sinc. Dicho estudio también indica que las personas con discapacidad visual y auditiva son las que más recurren a estas herramientas digitales.

Estas aplicaciones móviles les permiten comunicarse y manejar los dispositivos móviles en igualdad de condiciones, así como denunciar la violación de un derecho, siendo más recurrentes las que mejoran la calidad de vida de los que tienen discapacidad visual (77%), seguidos de los que tienen discapacidad auditiva (73%), física (65%) e intelectual (50%).

Asimismo, el 84% de las personas que han participado en este informe afirma que las nuevas tecnologías hacen su vida más fácil a nivel global y la mitad de los encuestados con empleo declara que los smartphones les ayudan a realizar su trabajo.

No obstante, un 80% de la muestra considera que el desarrollo de tecnologías específicas no ha ido acompañado de otras medidas de accesibilidad, provocando situaciones de dependencia injustificadas. En general, siguen encontrando barreras económicas o formativas para acceder a los dispositivos inteligentes.

apps para personas con discapacidad

Algunas de las apps específicas más utilizadas por personas con discapacidad visual son Siri, Google Talk Back o VoiceOver, que les ayudan a interactuar con su dispositivo móvil; así como SVisual, que facilita la comunicación telefónica entre personas sordas; o Disabled Park, que ofrece la localización de espacios accesibles para personas con movilidad reducida.

En este sentido, la Fundación Orange contribuye al desarrollo de aplicaciones que normalizan algunos aspectos de la vida de personas con discapacidad intelectual y, sobre todo, dirigidas a personas con autismo. Entre las más destacadas, encontramos EmoPLAY y DictaPicto.

dictapicto

Esta app permite pasar un mensaje de voz o escrito a imágenes de forma inmediata, y está pensada para ayudar a las personas con autismo o a aquellas que usan sistemas pictográficos para mejorar su comunicación.

Disponible gratuitamente para dispositivos con sistema operativo Android, DictaPicto permite trabajar de forma educativa o terapéutica con una traducción simultánea de voz o texto a imagen, y está pensada para anticipar y secuenciar actividades de la vida diaria de forma flexible y en diferentes escenarios; facilitando la participación y la interacción del usuario.

Emoplay

Por su parte, EmoPLAY ayuda a las personas con autismo a reconocer por nuestros gestos si estamos alegres o triste, que no siempre es fácil para muchos de ellos. Este es el punto de partida de esta app, una solución digital que permite entrenar el reconocimiento de varias expresiones faciales, favoreciendo así la compresión y expresión de las emociones.

Mediante una webcam o cámara integrada, EmoPLAY trabaja con distintas emociones como alegría, tristeza o enfado de una manera sencilla. El programa o la aplicación se pueden descargar en distintos sistemas operativos (Windows, iOS, Android) y ofrece configuraciones personalizadas. El proyecto, impulsado por Fundación Orange, está desarrollado por CTIC Centro Tecnológico en colaboración, como Comité Científico, del Grupo de Investigación sobre Discapacidad (GID) de la Universidad de Oviedo.

En nobbot | El ‘boom’ de las apps para personas con autismo: entre la utilidad y la fascinación