Quantum Break: juego, serie, documental y la moda de lo transmedia - Nobbot

Quantum Break: juego, serie, documental y la moda de lo transmedia

quantumbreak

Si hablamos de tener a nuestra disposición un cómic de Batman y una película del mismo superhéroe, estaríamos ante lo que comúnmente conocemos como franquicia, lo que vendría a ser una idea que se aprovecha desde dos medios distintos para ampliar la potencia con la que nos llega.

Pero si hablamos de Quantum Break, la última estrella del mundo del videojuego en la que serie y juego se dan la mano, entonces pasamos a la estrategia comercial de moda a la hora de contar historias: la de la narrativa transmedia. Si aún no conoces ese concepto, atento, porque vas a oír hablar mucho de él los próximos años.

¿Qué es la narrativa transmedia?

Hablamos de narrativa transmedia cuando el mensaje, la historia, nos llega desde medios distintos pero precisa de una relación entre ellos para entenderse. En el caso de Batman que comentábamos, no importará si lees el cómic y no ves la película, o viceversa, pero en una propuesta como Quantum Break, una parte no se entiende sin la otra.

No es que el juego de Xbox One y PC llegue al mercado para enseñarnos nada, la moda de lo transmedia ya lleva un tiempo pululando por aquí y, de hecho, habría que remontarse hasta 1991 para empezar a escuchar el término. Sin embargo, es en el 99 cuando empieza a hacerse realmente famoso gracias a una película que te sonará: El Proyecto de la Bruja de Blair.

Ya has disfrutado de lo transmedia (pero tal vez no lo sabes)

La película, que simulaba un documental en el que un grupo de jóvenes se perdía en el bosque buscando la leyenda de una bruja local, fue el primer gran fenómeno transmedia de nuestros tiempos, ofreciendo la película pero ampliando su impacto gracias a distintas noticias y entrevistas falsas publicadas en internet. Una estrategia comercial sin precedentes que convirtió a esta curiosa cinta en el primer fenómeno viral de la red de redes.

Otro gran ejemplo del mundo del cine que nos facilitará entender el término es la saga Matrix, que, además de la trilogía de películas, cuenta con fragmentos de historia narrados a través de cómics, cortos de animación y videojuegos. Al haber referencias durante las películas, probablemente nos encontremos con tramas inconexas o personajes que desconocemos si no nos acercamos al resto de medios.

Pero no solo de publicidad y estrategias de marketing vive la narrativa transmedia, proyectos como Never Alone o That Dragon Cancer se valen de la unión de videojuego y documental para apoyar causas como la de los indígenas alasqueños o el tratamiento del cáncer en menores, demostrando que lo transmedia también sirve para concienciar.

En el mundo del videojuego, hay dos casos destacables en los que lo transmedia es parte de la estrategia, por un lado el MMORPG Wakfu, que también tuvo su propia serie de animación y un juego de cartas, y por el otro la reciente Defiance, que entrelazaba sus historias y el desarrollo de los personajes gracias a la unión de serie y videojuego.

Así nos contará su historia Quantum Break

Sin embargo, ha sido Quantum Break el que, por el potencial de su propuesta y la inversión que tiene a sus espaldas, ha sentado un gran precedente en este tipo de narrativas. El juego de Remedy Entertainment (Max Payne, Alan Wake) llegará el próximo 5 de abril acompañado de, ojo al dato, 75 GB de metraje con actores reales.

Lógicamente, estos fragmentos de serie de 20 minutos que podremos disfrutar entre capítulos también podrán verse en streaming, pero vamos a necesitar una conexión más que notable para no perder ni un ápice de calidad.

Y creedme cuando os digo que merecerá la pena, ya que los valores de producción son altísimos y tendremos actores de la talla de Lance Reddick, Shawn Ashmore, Aidan Gillen o Dominic Monaghan, narrando los acontecimientos que ocurren entre nuestros tiroteos a los mandos.

Aunque su final es cerrado y tiene una única posibilidad, desde Remedy aseguran que nuestras decisiones abrirán hasta 40 variaciones en las que, tanto la jugabilidad como lo que ocurre en los capítulos de la serie, irán dando forma a la trama. No se puede negar que, como mínimo, Quantum Break es un proyecto ambicioso.

En Anexo M | Los mejores juegos online de 2015