Realidad aumentada, realidad virtual, mandos Scuff: los accesorios que marcarán el futuro del videojuego - Nobbot

Realidad aumentada, realidad virtual, mandos Scuff: los accesorios que marcarán el futuro del videojuego

xboxelite

Lo del mando con una cruceta y dos botones es cosa del pasado. Tras una época en la que los accesorios para consola y PC se conocían más por lo estrafalario de su propuesta que por su utilidad, ahora este mundillo se prepara para algunas de las entradas triunfales más locas que se recuerdan.

La realidad aumentada, la realidad virtual y una nueva forma de entender los mandos de videojuegos son las principales bazas de una nueva generación (ya no tan nueva) que promete afincarse aún más tanto en los hogares como en la escena competitiva del videojuego como deporte. Eso sí, preparad el bolsillo, porque la broma no saldrá barata.

Hololens

Mientras el resto de la industria parece estar enfocada en darle vida a ese sueño de los 90 llamado realidad virtual, Microsoft parece más centrada en una tecnología que a algunos ya les parece del pasado: la realidad aumentada.

Esa sensación no durará mucho. Y es que, si todas las presentaciones que se han ido realizando sobre estas gafas autónomas acaban pareciéndose mínimamente a lo que finalmente nos encontraremos en el mercado con la comercialización de las Hololens, la posibilidad de convertir nuestra casa en una mansión del futuro o una sala de juegos pasará de premisa interesante a propuesta más que atractiva para muchos usuarios.

Oculus

Pese a lo apetecible que pueda parecer en vídeo la propuesta de Hololens, lo que realmente tiene en vilo a la comunidad de jugadores es la llegada de la realidad virtual. No es para menos, porque para aquellos que ya hemos podido probar esta tecnología y sabemos que el margen de mejora está más que controlado para la versión final, la espera se está haciendo eterna.

La lástima es que, por ahora, aún hay muchas incógnitas en el aire sobre Oculus, siendo las principales las correspondientes a su precio y a su fecha de lanzamiento. Todo apunta a que se comercializarán a finales de 2015 y con un precio que se movería muy cerca del de coste: alrededor de 300 euros si nos centramos en lo que costaba la versión para desarrolladores en Kickstarter.

HTC Vive

Otra de las empresas que no quiere dejar escapar el tren de la realidad virtual es Valve, que, además de estar en boca de todos con su nuevo mando y las Steam Machines, ha llegado recientemente a un acuerdo con HTC para darle forma a lo que hace unos meses sólo conocíamos como Steam VR. HTC Vive es, a día de hoy, la opción más completa de este tipo de sistemas.

La clave parece estar en que cuentan con unas especificaciones muy similares a Oculus, pero con la particularidad de poder delimitar el espacio en el que jugamos en casa creando una malla virtual que nos permita tener controlado en todo momento dónde hay una pared con la que podríamos chocar. Habrá que ver cómo intenta ganarle la partida Sony a estas dos opciones con su Project Morpheus para PS4.

Xbox Elite

Dejando de lado las gafas, otra de las grandes novedades que está apretando con fuerza en la industria son los nuevos pads. Con la moda de los Scuf a la cabeza, mandos con modificaciones para poder acceder a distintos mapeos de controles, joysticks regulables y gatillos adicionales, Microsoft presentó recientemente el modelo Xbox Elite, que persigue esa misma meta desde una óptica premium.

Lo malo es que esa anunciada calidad nos va a salir cara, alrededor de 150 euros, pero, al estar enfocado a un panorama competitivo y no al público habitual, es preferible una mayor calidad y número de opciones que quedarnos cortos a medio camino. De todas formas, si os interesa la idea, este tipo de mandos Scuf pueden encontrarse por unos 50 euros.

Steam Controller

Por un precio mucho más asequible podemos dar el salto a otra forma de jugar de la mano, otra vez, de Valve. Gracias a su nuevo Steam Controller, prometen dar un giro a la forma en la que jugamos a títulos de PC desde el salón.

La principal premisa está en dos superficies táctiles con vibración háptica que prometen convertirse en la mezcla perfecta entre joystick y ratón, permitiendo así que jugar a algo como un Civilization desde el sofá sea una opción más con la que quemar horas frente a nuestros juegos favoritos. Si te interesa la idea, llegará en noviembre por 55 euros.