Esto es lo que necesitan y a esto se pueden dedicar los profesionales del Big Data

“Se busca un consultor Big Data, con experiencia en desarrollo con algoritmos MapReduce sobre Hadoop, aplicaciones usando HBase, Sqoop, Hive, Oozie y Pig, conocimientos de Spark, GraphX, Java y Scala y desarrollo sobre Cloudera”.

¿Te suena de algo? Probablemente no, pero empleos como este (una oferta real de LinkedIn) quizá cautiven tu atención con sus posibilidades salariales, unos 40.000 euros anuales de media. Hace 10 años, nadie había oído hablar de ingenieros o analistas de Big Data. Hoy, las vacantes acaparan los portales de empleo. Estas son las salidas laborales de los profesionales del Big Data.

El dato es poder

Una búsqueda rápida en Infojobs o LinkedIn arroja multitud de posibilidades en el campo del Big Data solo en España. Las ofertas se multiplican en el extranjero. Tal es la demanda que, en portales de empleo especializado en tecnología, como Ticjob.es, representan casi la mitad de las ofertas de trabajo.

El perfil de ingeniero o analista de grandes conjuntos de datos está muy ligado a la revolución digital. Usuarios y empresas dejan tras de sí rastros de ingentes cantidades de datos que hay que ordenar.

datos de transacciones

Las redes sociales, las señales móviles, los GPS, las transacciones bancarias… Según IBM, cada día se generan en el mundo 2.5 quintillones de bytes. Eso son cifras de 30 ceros, inimaginables para un cerebro humano. En los últimos dos años se han creado el 90% de los datos almacenados en el mundo desde el origen de la Historia. Y los números no harán sino crecer en el futuro inmediato.

En 2020 habrá 10,4 millones de trabajadores dedicados al mundo del Big Data, casi el doble de los que había el año pasado

Pero el objetivo no es almacenar datos, sino encontrar “la aguja en el pajar”, como señaló Mike Beattie, CEO de Mediamano, en su intervención en la jornada Big Data to Action 2017, organizada por Madrid School of Marketing. Es aquí donde la analítica y el desarrollo de aplicaciones y soluciones juegan un papel fundamental.

Las empresas y las instituciones son cada vez más conscientes del poder de la información útil que esconde esta avalancha de datos. Por eso, según estimaciones de la Unión Europea, en 2020 habrá 10,4 millones de trabajadores dedicados al mundo del Big Data, casi el doble de los que había el año pasado. Muchos serán puesto reconvertidos, pero casi un millón serán empleos de nueva creación.

El dato quizá más destacado es que, el año pasado, un total de 420.000 puestos de trabajo en el sector Big Data europeo no se cubrieron por falta de profesionales preparados.

datos del mercado de datos de la ue

Y es salarios más altos

Si la oferta de empleos especializados sube, pero los expertos en Big Data escasean, las empresas se pelearán por los mejores profesionales. Esta ecuación está influyendo directamente en los salarios.

Según un análisis publicado por el diario financiero Expansión, los científicos de datos y los ingenieros de datos (dos de los perfiles más especializados del sector Big Data) acceden ahora mismo a salarios de entre 50.000 y 70.000 euros brutos anuales.

Las ofertas de empleo para analistas de datos, en sus perfiles júnior y con poca experiencia requerida, ofrecen salarios medios de alrededor de 30.000 euros anuales, de acuerdo con los datos publicados en el Informe sobre el Estado del Mercado Laboral Español, elaborado por Infojobs y Esade.

inteligencia artificial y Aplicaciones en la Nube son las dos tecnologías que concentrarán Más oportunidades en Big Data

A modo de comparación, los trabajadores de departamentos de atención al cliente y del sector de la formación cobraron, con 16.000 euros anuales de media, los salarios más bajos de 2016, según el mismo informe.

¿Y cómo se llega a analista de Big Data?

Existen multitud de caminos, tanto a través de educación formal como de autoformación (el Big Data es un tema ampliamente abordado por los llamados MOOC, del inglés, Massive Open Online Courses), para formarse en este sector.

analista de big data

“Conviene no menospreciar la base tecnológica, así como la estadística-matemática. En este sentido, la formación en torno al Big Data deberá contar con un contenido suficiente de capacitación en herramientas tecnológicas específicas; aquí estaríamos hablando de frameworks como el famoso Hadoop, sistemas NoSQL y otros componentes”, señala Jorge Ubero, fundador de SoyData.net, una plataforma española que apuesta por la formación online, flexible e impartida por expertos de la industria.

Así, una vez que se manejan conceptos matemáticos y tecnológicos y una serie de herramientas, se ha dado un paso importante para convertirse en un experto en Big Data. “También tenemos que saber cómo analizar estos datos con el rigor suficiente mediante modelos matemáticos. Aquí entra desde la estadística descriptiva básica hasta las redes neuronales y el deep learning”, añade Jorge Ubero. Las matemáticas vuelven a ser imprescindibles.

La buena noticia: cada vez hay más programas que ofrecen un enfoque amplio sobre el tema, desde prestigiosos máster hasta programas gratuitos de formación online.

El perfil más demandado

Conocimientos de estadística y programación, experiencia en extraer información de conjuntos de datos, capacidad analítica… muchas son las habilidades que necesita un trabajador en el campo del Big Data. Para poner un poco de orden, Ticjob.es y la Madrid School of Marketing elaboraron una lista con los perfiles y herramientas Big Data más demandados en 2017.

  • Herramientas. Manejar alguno de los lenguajes de programación y el software estadístico y analítico es fundamental. Herramientas como Hadoop, Java, Cassandra, MongoDB, Kafka, Python, Spark, R, SAS y Hive siguen siendo muy demandadas por las empresas.
  • Habilidades. “El Big Data requiere una serie de habilidades analíticas alrededor del modelo predictivo, minería de datos, procesamiento del lenguaje natural, análisis del contenido en redes sociales o análisis de los sentimientos”, señala el informe de Ticjob.es.
  • Experiencia. La mitad de las ofertas publicadas en el primer trimestre del año requería más de dos años de experiencia. Según el informe, un 26% solicitaba menos.
  • Quién lo demanda. Aunque el perfil de analista de datos encuentra ofertas cada vez en más sectores, es cierto que la mayor parte de las vacantes se concentran en el sector TIC y en consultoras.

Un futuro en la nube y con robots

Como en toda industria que se precie, análisis y predicciones también ocupan el futuro del sector de los grandes conjuntos de datos. En muchas de ellas, se destacan dos tecnologías que concentrarán la mayor parte de desafíos y oportunidades para los profesionales del Big Data.

  • Aplicaciones en la nube. Los protagonistas de la primera revolución del Big Data, como Hadoop, están de capa caída. Los complejos entornos de software que necesitan de potentes (y costosos) ordenadores para manejar los datos están siendo reemplazados por aplicaciones en la nube, más fáciles de manejar y más ligeras.
    Así, según la web especializada en datos KDnuggets, servicios como Amazon Web Services, Rackspace y Azure están tomando la delantera. Cualquier usuario puede acceder a ellos y pagar solo por lo que usa, necesite un minuto o 24 horas de cálculo.
  • Inteligencia artificial. La capacidad de cálculo de una máquina es abrumadora. Si, además, le añades una capa de inteligencia, podría parecer que el análisis de datos por mentes humanas tiene los días contados. Para la consultora Gartner, el 40% de las tareas de Big Data se habrán automatizado dentro de tres años.
    Sin embargo, mientras las tareas más farragosas las harán las máquinas, la interpretación humana de los datos ganará en efectividad. Y si los robots se encargan de limpiar miles de millones de bytes y eliminar la información inservible, también será más fácil acceder a los datos importantes para profesionales sin un alto perfil técnico.

big data en la nube

“Hay una inteligencia humana a la que a los sistemas artificiales les cuesta mucho acercarse. La capacidad de entender un chiste o el doble sentido en una frase, por ejemplo. Si poner en contexto una frase es un reto para los sistemas de inteligencia artificial hoy en día, no creo que debamos preocuparnos de ellos como amenaza”, añade Jorge Ubero, fundador de SoyData.net.

Quizá todavía no nos hayamos enterado bien de qué va el Big Data, pero la próxima revolución ya está en marcha. Y todo apunta a que la demanda de profesionales preparados para el futuro seguirá creciendo en los próximos años, casi al mismo ritmo que crece la producción global de datos.

En Nobbot | Big Data frente a Small Data: ¿quién lleva razón?

Imágenes: iStock, European Data Market