Todas las novedades de Lotus Symphony 3.0

Una de las suites ofimáticas que más me gustan es la que nos facilita de forma gratuita IBM. Sin embargo no tiene ni la fama y uso de Microsoft Office ni el fervor de los discípulos del Open Source de OpenOffice. En este sentido, se ve afectado por el síndrome del navegador Opera. Un gran producto, pero con una pequeña cuota de mercado, donde no tiene la popularidad ni el proselitismo de la comunidad Open Source al no pertenecer a ella, y se ve afectada por las incompatibilidades en los formatos de las suites ofimáticas distintas a las de Microsoft. En este caso vamos a revisar todas las novedades de Lotus Symphony 3.0, la versión beta que está disponible para su descarga gratuita.

De la versión anterior mantiene el diseño básico, con las opciones de navegación por pestañas entre las diversas opciones que nos ofrece, como son el procesador de textos, la hoja de cálculo o el gestor de presentaciones, unidas todas ellas al navegador web que nos incorpora. De modo que podemos estar trabajando con Lotus Symphony 3.0 con varios documentos a la vez, texto, cálculo o presentaciones mientras estamos consultando navegación en internet o buscando datos para incorporar a nuestros documentos, todo con un sólo programa.

Además sigue incorporando opciones que le hacen ganar funcionalidad con respecto a la descarga original con la posibilidad de instalación de plugins o complementos que se ejecutarán, la mayoría de ellos, en la barra de Widgets, otra de las grandes novedades de esta suite respecto a sus competidoras de Microsoft y Sun. Por lo tanto es una solución ofimática que trabaja muy bien y aprovecha las oportunidades que nos brinda las conexiones a internet, con su navegador web incorporado o la facilidad para la instalación de complementos.

Las principales novedades que nos aporta el programa se encuentran en la forma de editar los documentos. Ahora incluye una opción que nos permite tener en un golpe de vista todos los detalles de un documento en un solo click del ratón. Se desplaza la visión de las opciones de edición a la parte derecha del documento, todo un acierto teniendo en cuenta que el formato de las pantallas de los equipos cada vez apuesta más por el panorámico, dejando mucho espacio en los laterales y menos de altura. Personalmente me hubiera gustado más en la zona izquierda, pero supongo que va en gustos.

Otra de las cuestiones que mejora esta suite ofimática es su compatibilidad con los formatos de Microsoft, que consiguen mantener con más respeto. Como en todos los programas ofimáticos que conozco, esta compatibilidad y el tan cacareado respeto de los formatos nunca es completo, pero la verdad es que se le acerca bastante y sólo nos dará algún problema que otro si utilizamos alternativas de edición más avanzadas, con macros, por ejemplo. Además no es igual dependiendo de cada programa está más o menos conseguido. En este caso el apartado que más cojea a la hora de asegurar la compatibilidad es la hoja de cálculo.

Entre las novedades que incorpora esta nueva versión destacan el soporte para scripts VBA, el estándar ODF 1.2 o para OLE en Office 2007, así como la capacidad para insertar archivos OLE de audio y vídeo. También incorpora mejoras para la representación de objetos gráficos o en la apertura de archivos arrastrando y soltando en un espacio de trabajo libre. También han mejorado su capacidad de exportación de archivos a formato PDF.

Respecto a las novedades en la hoja de cálculo, se amplía el número máximo de columnas de 256 a 1024, se añade soporte para escala específica de hoja, para conversión de valores de columna y para la función de detective. A la vez las presentaciones también mejoran añadiendo soporte de visualización de varios monitores, más animaciones y más formatos de página.

En definitiva, un buen puñado de novedades que le hacen ganar puntos, sobre todo para los usuarios que sólo quieren la ofimática para las tareas básicas. Lo que no se es si todas estas novedades justifican un salto tan grande de versión o si deberían haber seguido con las numeración que llevaban. Lo que todos estaremos de acuerdo es que es mucho más elegante que OpenOffice, y para mi, se convierte en la mejor alternativa a MS Office. Una buena opción para ahorrar dinero gracias a las posibilidades del acceso a banda ancha.

Más Información | Lotus Symphony
En AnexoM | Lotus Symphony, software ofimático gratuito de IBM

  • Hay que ver lo que puede llegar a dar de sí esta suite para ser gratuita. ¡Ya podían tomar nota otras que son de pago!

  • Pingback: El futuro de OpenOffice en la pyme no está nada claro | Cartel Digital()

  • Abraham

    En lo personal yo utilizo más oxygen office (una evolución de open office), pero igualmente tengo la anterior versión de lotus symphony. Estoy totalmente de acuerdo con el autor de este artículo: si openoffice tuviera la elegancia de lotus y este último tuviera la potencia de open office, definitivamente serían la alternativa perfecta a MS office… Lo que le hace falta a open office (y no se si a lotus también), es poder tener en un mismo libro bastantes hojas electrónicas, algunas con orientación horizontal y otras con orientación vertical simultáneamente…

  • C. Roberto

    Efectivamente es así. De todas formas creo que IBM colabora con desarrolladores al proyecto de OpenOffice, al fin y al cabo, Lotus Symphony está basado en esta distribución

  • fornelasa (federico)

    Yo he bajado gratis la version de prueba 3.0 Beta de este programa Symphony, y la verdad con respecto a la hoja de calculo que es la que yo uso, me parece simple y sencillamente una ¡maravillosa! opcion al MSExcel, esta version 3.0 Beta de Lotus Symphony la calificaría de super interesante, sobre todo que tiene soporte para formulas matriciales y soporta el VBA de programacion Excel, guauuuuuuuuu insisto, excelente propuesta de software libre, la verdad me quedo con el.

    Saludos.